Necesitamos que gane Chávez

Chávez tuvo que distinguir entre el mito revolucionario y una idea de revolución, esta la importancia del fenómeno chavista en la transición histórica en la que vivimos en toda función normativa de las ideas, actitudes y acciones del proceso actual, observa también el ocaso del romanticismo revolucionario armado por una revolución reformista, suceso que depende de la radicalización del mismo. En ese sentido necesitamos que Chávez gane el 7 de octubre.

La opción por parte de Chávez de determinados contenidos esenciales para la revolución, sugiere con las reformas que el bolivarianismo o chavismo son la única revolución posible 12 años después para sostener la nueva izquierda política que se está formando en la región.

Los cambios sociales logrados por el chavismo deben ser vistos como el lado progresista de la izquierda, es la idea alternativa para este siglo; es una mutación si, en el espíritu socialista que conocemos, con rasgos dramáticos que de ninguna manera afecta a profundidad a la izquierda tradicional, al contrario, rejuvenece lo realizado por Lenin.

La característica de Chávez desde el punto de partida del proceso es el predominio de lo contradictorio con lo armónico sobre lo que se construye para la sociedad más necesitada de igualdad; juntas forman una realidad chavista- bolivariana que crece, acontecimiento que provoca la caducidad de la vieja tesis de la izquierda marxista en muchos de sus rasgos por otros rasgos nuevos respaldada por la respuesta del pueblo.

Es una salida socialista. Constituye de hecho una solución a la problemática sin salida en la que se encontraba el marxismo desde mucho antes de 1989. La solución para el socialismo del siglo XXI no podía ser la misma, es indudable que, de la situación de impase a la que se llego ideológicamente era necesario intentar con otro estado que va en muchas direcciones incluso en sentido contrapuesto a la tesis tradicional de la izquierda política, otro de los motivos por el que Chávez es necesario para darle continuidad al proceso… para que concrete mas su idea.

Chávez redujo el discurso histórico del marxismo a un tema simple porque el estado de cosas cambio en la base social capaz de construir una sociedad alternativa y moderna. El presidente sometió al marxismo a muchas pruebas para ver que respuestas ofrece en esta época; la tesis entro en una inocultable crisis que cuestiona la triada izquierda-comunista-marxista, esta se volvió insostenible y el paso a otro estado de gestión resulto inevitable.

La dinámica de esta época se explica a partir de que, continuar con esta idea encierra conflictos por la falta de concordancia entre la teoría y las formas económicas para concretar un socialismo. Hoy, no se puede vivir con una aproximación a la realidad porque el terreno de aplicación en el MERCOSUR, UNASUR, ALBA, integración a partir de allí hacia lo global es lo más importante, es un esbozo de una nueva gestión en la que se disputa su lugar la nueva izquierda.

El destronamiento del marxismo en los socialismos del siglo XXI es un episodio de primera importancia por los mitos grandes y pequeños que ha acompañado a la modernidad capitalista. Situación que impone varias preguntas, una de ellas ¿la idea de revolución debe correr la misma suerte que el mito moderno de revolución? Esto es controversial sin lugar a dudas pero es lo que se está cristalizando, sin embargo, diversas tendencias opinan a favor o en contra pero siempre unidos por el fin que se persigue aun cuando haya que buscarla debajo de las significaciones que lo determinan en sentido mítico y político.

Chávez debe ganar por la revolución es, así, todavía el proceso no puede ejecutarse sin él, su presencia resulta necesaria y fundamental por lo que está representando el chavismo, por la explicación de los cambios sociales, políticos, económicos y culturales. El es la idea del socialismo del siglo XXI y de las nuevas izquierdas en Sudamérica.

Chávez es el núcleo duro de estos procesos, no solo multiplico los socialismos en la región sino que además influyo en la guerrilla más antigua del mundo a buscar alternativas políticas para integrarse a los procesos pacíficos por la dinámica histórica efectiva que representan; llevando un estado de cosas dado a otro que lo sucede.

La política se modifica en un Estado, y lo hace en tal medida que la permanencia  de Chávez dentro del proceso revolucionario es fundamental. Chávez, representa una variación particular de la izquierda tradicional y del esquema marxista-leninista.


rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2343 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas