Astrolabio

El regreso del viejo Marx

“El 14 de marzo, a las tres menos cuarto de la tarde, el más grande pensador vivo dejo de pensar. Se había quedado solo por apenas dos minutos y, cuando regresamos, le encontramos en su sillón, pacíficamente se había quedado dormido –para siempre”. Con estas palabras Engels, despidió a su gran amigo Karl Marx.

Eric Hobsbawn, confiesa asombrado como George Soros, le preguntó sin ningún rubor, por el Capital, cuyas ventas han aumentado de tal manera que en Alemania, fue escogido como el libro más vendido. En la última feria Internacional de Madrid, El manifiesto Comunista tuvo igual suerte.

Estos pequeños sucesos pudieran pasar desapercibidos, sin embargo son demostraciones palpables de que un nuevo fenómeno se está incubando dentro de la intelectualidad tradicional.

Federico Engels, en su homenaje póstumo expresó la que es considerada por algunos, la definición más precisa del materialismo histórico: “Marx descubrió la ley especial del movimiento que gobierna el día presente del modo capitalista de producción y la sociedad burguesa que ese modo de producción ha creado. El descubrimiento del valor superfluo repentinamente arroja al problema, al tratar de resolverlo con todas las investigaciones previas que, tanto los economistas burgueses y los críticos socialistas, han estado tanteando en la oscuridad.”

El haber ignorado por tanto tiempo una parte importante del pensamiento económico, imposibilita que la intellicence unit pueda ofrecer un diagnóstico acertado de la ley que rige el movimiento del capitalismo y, le impide entender la complejidad de la actual crisis económica, que se ha pronosticado puede ser peor que la gran depresión.

La dificultad para resolver la crisis global reside en la diversidad de elementos regionales que la componen en cada zona o país. En España, y Reino Unido, el problema básico es la burbuja inmobiliaria. En China es la relación exportaciones consumo, en los EEUU el déficit de la deuda pública.

La inestabilidad financiera de la zona Euro, el problema del capitalismo en los EEUU, los aprietos en Alemania, Italia, Francia, Reino Unido, la bancarrota de Grecia, y España, son la expresión de un fenómeno mucho más profundo y complejo que requiere una respuesta al modo de producción.

El PIB total del mundo se calcula en 48.1 trillones, el dinero circulando en todo el planeta es 151.8 trillones, es decir tres veces más , se estima que la economía real funcione con 50 trillones de Dólares, el 66, 2 % lo constituyen títulos, bonos , papeles y dinero inorgánico.

El GlobalEurope Anticipatión Bulletin, número 66, del 20 de junio, destaca entre los factores de riesgo: La fragilidad de los activos financieros como deudas soberanas.

Sin embargo en Grecia los principales bancos reciben rescates al 1% de interés, los cuales son revendidos para comprar la deuda soberana de otros países que ganan intereses superiores. Generándose una especie de juego circular que pone en peligro toda la estructura financiera de Europa.

La ley general que rige el mundo económico profetizado por Marx, es correcta, sin embargo sus análisis sobre el desastre mundial pudieron haberse quedado cortos, la crisis que estamos presenciando es apenas una brisa fría ante la tormenta de hielo que pronostican los entendidos.

figuera-prensa@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1623 veces.



Luis Figuera


Visite el perfil de Luis Figuera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: