Viva Chávez, abajo el gobierno

Esta consigna ha aparecido en algunos movimientos populares últimamente, en rechazo tajante contra los funcionarios corruptos, burócratas, ineficientes; contra la mentira y el atropello que sufren nuestros luchadores sociales cuando se acercan a las esferas gubernamentales. Estos funcionarios con camisas rojas marca Abercrombie & Fitch se presentan con un discurso de ultra izquierda invocando la doctrina Marxista, Bolivariana e inclusive la de revolucionarios muertos a tiros en los gobiernos puntofijistas, pero luego se desenmascaran con su práctica natural derechista.

Esta realidad no puede ocultarse con el falso fanatismo de pretender defender un proceso que a todas luces aun no existe. Debemos aceptar que existe una alta ineficiencia administrativa que se mezcla con las riesgosas concesiones a las multinacionales, esto en definitiva asoma el síncope, el derrumbe de la propuesta de una economía socialista y peor sería la realidad si se continúa con este acercamiento del gobierno a la burguesía en pactos que se hacen bajo la mesa. Y esto sucede en casi todos los gobiernos regionales y municipales “rojos rojitos”; las contratistas que estos personeros utilizan para la realización de las diferentes obras, son de la oposición que atacan a diario al Presidente Chávez y participan en toda macolla para lograr su derrocamiento o muerte; esto sucede bajo la mirada complaciente de estos revolucionarios de gobierno, mientras benefician a empresarios de la oposición en obras de gran magnitud presupuestaria, por aquello del porcentaje de “vacuna” que debe cancelar por otórgale la licitación; envían a los Juan Bimbas que se levantaron el cuero y sudor en su campaña electoral, a barrer las calles con una franelita roja desteñida.

Igual sucede en el sistema de repartición de alimentos, cuando el pobre se levanta a las cuatro de la mañana apara hacer una interminable cola y tratar de comprar un paquete de Harina Pan, si es que lograr comprarlo al llegar al mostrador, pues sucede que el producto se termina de una tonelada destinada a los pobres; pero que el grueso de este, como otros rubros, van a los grandes restaurantes o mercados Chinos porque estos pagan muy bien. Mientras, insistiendo con los funcionarios de gobierno, llevan a sus hijos a las instituciones educacionales privadas y hacen sus compras en Central Madeirense, Sambil, Excélsior Gamma y Lago Moll. Son estos mismos funcionarios de Gobierno, Ministros, Presidentes de Instituciones socialistas, Gobernadores y Alcaldes revolucionarios que se desplazan en Camionetas último modelo 4 x 4, con escoltas que le abren las calles de la podredumbre, cuando van de “shopping” navideñas.

Esta enorme falla, no es la única causa del descontento en el Chavismo, reconocidos interventores intelectuales, ex funcionarios gubernamentales que chocaron con este bloque corrupto y burocrático que mantiene secuestrado al Comandante Chávez en una burbuja socialista; como también opiniones de las más diversas voces populares de los movimientos revolucionarios, que aún se mantienen solidarios con el pueblo venezolano en su conquista por el poder, han coincidido en que existen otras fallas estructurales en la construcción de este socialismo como lo son: A) falta de una conducción colectiva, es decir de forma horizontal, que afiance la gestión del Presidente Comandante Hugo Chávez Frías, soldando estos vínculos entre él y el pueblo soberano. B) Falta de una ideología o programa político definido. C) Ausencia de un partido verdaderamente revolucionario.

El Socialismo jamás podrá germinar de un gobierno burocrático, no surgirá de un escritorio con papel y pluma de un encorbatado para luego presentárselo al pueblo como proyecto de gobierno. El Socialismo llegara mediante un proceso revolucionario protagonizado por la voluntad popular de forma violenta de la mano de de la creatividad, experiencia y conciencia de los movimientos revolucionarios populares organizados; de no ser así, será un cuento del realismo mágico impuesto por burgueses que juegan a seguir ocultando la verdad al proletario, desde instituciones y un Estado Burócrata en nombre del Socialismo Utópico.

Pronto Venezuela estará en el juicio más importante para la consolidación de una posible apertura al proceso revolucionario, en Octubre del próximo año se elige al Presidente, en Diciembre a los Gobernadores y luego a los Alcaldes. Sin lugar a dudas, estamos convencido que el triunfo del Comandante Presidente será avasallante, a si lo demuestran las diferentes encuestas que sin haber iniciado una campaña, posee más del 58% de aceptación, No así el panorama resulta claro para el resto de los pretendientes a cargos de poder que utilizan como carta de presentación a Chávez, por todo lo antes expuesto. Pero resulta interesante acotar como un alerta al Presidente, este tipo de decepción que es efervescente en el Chavismo y que pudiera inclusive incrementarse ante una política exterior de acercamiento peligroso con el Presidente Santos, aceptar, dándole un vuelco al discurso primario la legitimación de Lobos en Honduras, la captura de camaradas guerrilleros Colombianos como Juan Conrrado preso en celdas venezolanas, así como otros entregados al gobierno asesino de Santos, la indiferencia y el despido de más de cien trabajadores del Banco Bicentenario en el Estado Táchira, la masacre por parte de sectores de las FANB en San Camilo en el alto Apure, el silencio ante el asesinato del camarada Alfonso Cano e inclusive la posición indiferente de la cancillería venezolana ante el estado de indefensión del camarada e histórico revolucionario Ilich Ramírez Sánchez y el oído sordo del gobierno a las propuestas que se convierten en exigencias populares, hechas por los partidos y movimientos como el PCV y el MR Tupamaro entre otros, comprometidos con que el pueblo, la clase obrera, la clase proletaria entre en posesión de lo que le corresponde, el poder a través de medidas radicales transformadoras que aun no se han aplicado en profundidad, como la abolición completa de la propiedad privada, la conquista de la clase obrera de todos los medios de producción y la administración de todo el sistema económico sin condicionantes inherentes al estado venezolano; muestra de esta indiferencia es no aceptar la discusión del proyecto de ley de los consejos socialistas de los trabajadores y trabajadoras, anteponiendo la discusión de una ley del trabajo cuya única propuesta por parte del gobierno son meros paliativos para el obrero. Ante esta situación real, inocultable, se seguirán alejando más de dos millones de votos Chavistas, gélidos desde el año 2007.

Chávez reconoce esta situación, tal vez no públicamente, en política quienes ejercen el poder se cuidan de usar la diplomacia interna por aquello que ocurrió hace varios años en la época del imperio romano y donde fuese asesinado Cesar por la mano traidora de un parlamentario unido a su familia. Pero existen otros medios de pedir ayuda y de alertar, Chávez los conoce y está utilizando. El llamado a un Gran Polo Patriótico tiene su origen, a mi modo de ver, en el descontento del Chavismo en las entrañas del PSUV y pareciera que este último fuese desplazado por esta participación de movimientos sociales de base.

Ahora la preguntaría es: ¿Qué pasara con el GPP luego de las elecciones? ¿Permitirán que sigan manejándolos como instrumentos electorales, como cuando se encontraban dentro de las filas del PSUV? Me atrevería decir que Chávez no necesita de un PSUV tal cual como se encuentra en estos momentos, secuestrado por burócratas oportunistas. El PSUV como se encuentra, ha minimizado las posibilidades de avance del proceso revolucionario, ciertamente ha servido como partido para elecciones, pero los fracasos han sido de mayor peso en comparación, puesto que los cuadros de dirección se han corrompido, negándose toda posibilidad a las bases de tomar la conducción del mismo. Las bases, esa gente de los barrios desde hace doce años está cansada de ser llamada, utilizada únicamente para los procesos electorales; esta base, esta gente de los barrios creyó en el PSUV como la plataforma de hacer revolución y que los llevara a la conquista del poder, no un poder representativo pues eso es lo que hay hasta ahora y es lo que la gente ve, un partido más como AD. ¿Acaso podemos olvidarnos de las acusaciones que lanzara el general Muller a la dirección del partido de ser un nido de alacranes? El GPP pudiera ser la respuesta a esta dificultad, si las bases de los movimientos populares que la integran, de una vez, hacen valer su voz, su posición y compromiso con la revolución y el resto del pueblo.

El país no es socialista, simplemente porque su sociedad se entere a través de los medios de comunicación, que un dirigente de gobierno se le ocurrió decir, que el gobierno que representa es Socialista. El estado no es inherente al sistema socialista, por el contrario son antagónicos, no se puede hacer revolución desde el gobierno, pues iría en contra de sus intereses de dominación económica, mucho menos puede existir un estado socialista, pues carecería del poder natural que es el pueblo, la clase obrera, la clase proletaria. Manteniendo una economía dependiente con unas mismas estructuras de clase social, no es la forma de hacer socialismo; las políticas revisionistas, las estrategias reformistas, el parlamentarismo que distribuye migajas, son parte de un desarrollo perverso que abulta la inopia interna del país, cuando merma el sueldo personal para dar mayores ingresos a todos pero siempre bajo el control del Estado. Sin embargo ante estas lacras y desacuerdos, de apariciones de nuevos burgueses; salen a la palestra nuevas organizaciones de bases, nuevos movimientos populares organizados, revolucionarios, oprimidos, indignados y explotados que se están organizando en distintas regiones, renovando fuerzas ideológicas, fuerzas de voluntad para combatir de cualquier manera posible según sean las dificultades que presente la dinámica de la realidad actual, acentuando sus valores en el realismo histórico y en la ciencia económica descubierta por Marx, en el avance mesurado de Lenin y en la grandeza dejada por nuestro libertador. Ninguna revolución pacífica alcanzara los objetivos inmediatos para iniciar un proceso al socialismo, es necesario y urgente prepararnos para una alternativa más activa que requiere el valor de la gesta dejada por el camarada Ernesto Che Guevara, el hombre de las armas, el Guerrillero Libertario Latinoamericano; de esta forma podemos salvar el proyecto revolucionario que se comenzó a comienzo de 1963. Proyecto que ahora esta excéntrico y en peligro de extinguirse. Hay oportunidades aun, próximamente debemos estar alertas en las posiciones que tome el gobierno venezolano ante las cumbres del CELAC y UNASUR, la cual debería cambiar de la posición “moderada” que hasta ahora ha pretendido para llegar a esos espacios importantes, por una con mayor ímpetu, que en todo caso es la misma que le reclama la historia.

“Tiemblen, si quieren, las clases gobernantes, ante la perspectiva de una revolución comunista. Los proletarios, con ella, no tienen nada que perder, como no sea sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo entero que ganar.” Karl Marx


cmdtecarlos@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3030 veces.



Erwin José Sánchez.


Visite el perfil de Erwin Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social