El Cáncer ideológico que nos asecha

El tema de la enfermedad del Presidente Chávez nos ha tocado a muchos en el país, después de vencer a tantos peligrosos adversarios desde que Chávez por primera vez fue candidato a la primera magistratura hasta el día de hoy, pero lo sorprendió un cáncer. Estar enfermo es parte de la naturaleza humana, la diferencia en Chávez que es el máximo, por no decir, único líder del proceso revolucionario que lleva 12 años y sigue captando más ciudadanos dentro y fuera del país.

El gran dilema es sí el presidente no supera esta enfermedad sin duda alguna lo imposibilitará no solo ser candidato a la reelección presidencial en el 2012 sino continuar ejerciendo su cargo en la actualidad, tanto la oposición como sectores chavistas comenzaron a sacar sus cuentas; por un lado se inició una lucha descarnada por el candidato único de la oposición, antes del presidente anunciar su enfermedad la supuesta Mesa de la Unidad se presentaba como tal, pero la realidad hoy es otra y ya es bien conocido todas las precandidaturas salidas al ruedo, a cuchillo limpio bajo el auspicio de la Casa Blanca a ver en qué momento designarán definitivamente el candidato que ellos apoyarán.

En otro sentido se dice que hay “revolucionarios” entre comillas, que ya andan a la caza de ser el reemplazante, sino de Chávez, sí de algún puesto ministerial o cartera de cargos que tantos ambicionan. Uno no sabe hasta dónde es cierto esto, pero conociendo por naturaleza la malformada conducta política del venezolano que no hay que dudar de las ambiciones de líderes políticos y funcionarios en ejercicio, un problema que solo con conciencia y auto revisión puede cambiar.

Otros de los dilemas en el proceso revolucionario es sí en hipotético caso Chávez no pueda seguir ejerciendo el poder o relanzarse como candidato presidencial quién está a la altura de este compromiso, presidente puede ser cualquiera, pero un presidente como Chávez no ha sido fácil de ver debido a la capacidad moral, pasión, desprendimiento, conocimiento y conciencia profunda social que hay en él. Chávez no ha sido, por lo menos hasta ahora, superado, su empeño y dedicación es inigualable, tanto así que prefirió sacrificar su salud y vida privada por el servicio a un Pueblo que ama, lidera y forma.

Un líder que rompió con todos los formalismos y paradigmas, que escapa en altura política e ideológica a cualquiera que se haga llamar revolucionario, guerrillero, líder, político, lo cual crea un sentimiento de dependencia tanto de los que le siguen como de los que se le oponen. Es mucho de lo que de Chávez se pudiera hablar, analizar, cuestionar y tratar de imitar. Error de él en cierta medida porque se evitó preparar no cuadros medios sino hombres y mujeres con igual o próxima capacidad para la presidencia.

El Pueblo ha crecido con Chávez como él ha crecido con el Pueblo, hemos visto a lo largo de estos años como el Presidente ha evolucionado profundamente en su conciencia ideológica y la autocrítica con un mérito único de ser sincero, de reconocer no solo las fallas de otros sino las de él mismo, cosa que jamás se ve en los que representan los sectores contrarrevolucionarios y mucho menos de los que les han sido traidores. Otro tema que es muy importante analizar y reflexionar para corregir es el debate ideológico que poco a poco va pasando del sentimiento chavista en su amor y lealtad al líder como es lo ideológico. Todos sin excepción sabemos que no ha sido fácil elevar sistemáticamente el conocimiento ideológico en los que siguen a Chávez y el proceso de cambios. Desde el primer momento que Chávez le dio carácter antiimperialista y socialista a la revolución se inició una nueva y determinante etapa histórica y política en el país.

Allí se demarcó el camino a seguir, al principio nos pareció un discurso exagerado y que no entendíamos, pero al paso de los años fuimos entendiendo que sí no enmarcamos el proceso político, que va más allá del chavismo y de un gobierno de turno , sino en la lucha internacional de los pueblos contra los auténticos protagonistas de los sistemas económicos, políticos e ideólogos como son los gobiernos de derecha y la ultraderecha mundial que poseen y gozan de las enormes riquezas de los pueblos, impulsadores de la dominación cultural, los propulsores de las guerras por factores económicos.

Se paso de la política doméstica a que nos han acostumbrado los partidos Acción democrática y COPEI y ahora Primero Justicia y todos sus filiales, donde hacer política llevaba como fin único un cargo público, engordar las cuentas bancarias o cuestionar las políticas de ambiente, administración pública, pero nunca enmarcarse en los temas internacionales, de comprender que el mal estructural en el estado estaba determinado por políticas burguesas desde afuera que garantizarán de esa manera el dominio del poder, las riquezas producidas por los recursos naturales y la producción explotadora a la mayoría del pueblo.

Por esa razón cuando uno lee y escucha a ciudadanos que se quedan con el hueco de la calle, o la alcantarilla rota, o porque este o aquel funcionario es corrupto y se piensa que eso es todo y para remediar tal problema hay que cambiar de funcionario público hemos logrado una gran labor social, no es así, va más allá y la situación debe de ahondarse que es lo que siempre oriento a las personas, sin dejar de señalar la mala administración de un funcionario x, no debemos de obviar el análisis político, económico y social en el mundo, en especial de las naciones que buscan dominar a los pueblos.

Para llegar a este nivel de conciencia se necesita un sentido crítico serio y coherente con las realidades ideológicas que dominan el mundo entero, llámese capitalismo, comunismo y socialismo. Ciertamente a los revolucionario de la década de los años sesenta fueron asertivos en eso pero había un gran problema, no los acompañaba el pueblo explotado porque la labor ideológica era muy inalcanzable, no es como ahora que el Estado y el gobierno se ha preocupado llevar a todos los niveles la batalla ideológica, que ser Chavista y revolucionario conlleva no solo un rol gestionario en cualquier nivel de gobierno sino una profundización ideológica para entender las fallas y {éxitos del Gobierno junto al pueblo.

Así como el Presidente y todo su equipo de médicos y asistentes profesionales batallan contra su cáncer igual debemos empeñarnos a destruir a fondo el cáncer ideológico que es el capitalismo debe ser erradicado de nuestro sistema de pensamiento, recordemos que su base estructural de pensamiento es antisocial, individualista, el valor del dinero sobre las personas, la explotación del las personas, y Tololo que ha llevado al proceso acelerado de miseria, pobreza en nuestro planeta así como la destrucción del medio ambiente que ha puesto en peligro nuestra existencia así también las interminables guerras por el dominio y la destrucción.



Juliocesar1221@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1915 veces.



Julio César Colmenares G.

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a128194.htmlCd0NV CAC = Y co = US