Caminar y mascar chicle…

Al mismo tiempo. El PSUV pareciera considerar que no es posible “caminar y mascar chicle al mismo tiempo”. Es decir, realizar varias actividades políticas simultáneamente. Se convoca a toda la Dirección Política y a toda la militancia, de uno o varios municipios, cuando se realiza una simple jornada de Parlamentarismo de Calle para difundir, por ejemplo, el proyecto de Ley para la Regularización y Control de los Arrendamientos Inmobiliarios. Igualmente cuando se hace una simple megajornada social de atención médica, de cedulación y de alimentación. En algunos casos, la convocatoria tiene carácter de “asistencia obligatoria”. Si el militante no participa, se da por sentado, que no cumplió con su obligación, cuando bien pudiera ser que esté ocupado en una actividad comunitaria. Suele suceder, también, que se “desmoviliza” a la militancia de un día para otro, para llevarla a otra actividad calificada de “prioritaria”.

Todo esto llama mucho la atención, y no se entiende, porque el PSUV debería estar en capacidad de realizar muchas actividades simultáneamente, en un mismo municipio o parroquia. Se trata de realizar el gran DESPLIEGUE POLÍTICO, al cual hace referencia el Presidente Chávez, en las esferas de “lo material de lo político”, “lo institucional” y en “la nueva cultura”. Y, todo ello, fundamentado, en lo que Chávez califica, como el “principio supremo” de la política: el PODER OBEDENCIAL.

El despliegue político, en lo local, debe ser permanente, día a día, casi hora a hora. Una gran vaguada de discusiones con el pueblo, donde “escuchar” debe ser el elemento base, para luego enmarcar y orientar las dudas, y lograr darle “respuesta”, con el apoyo de las altas directivas del partido, a las “necesidades reales” de las comunidades. ¡No estamos yendo al encuentro con las comunidades! Privilegiamos las actividades, donde “esperamos”, en carpas, a unas comunidades, que muchas veces nunca llegan, o nos reunimos, en círculos cerrados, “los mismos de siempre”. ¡No seguimos las orientaciones del Presidente Chávez! Las Líneas Estratégicas de Acción Política no dejan lugar a dudas: “El escalón fundamental de la Revolución Bolivariana se sitúa hoy EN LO LOCAL (en lo municipal, en lo parroquial y, especialmente EN CADA COMUNIDAD)… ES ALLÍ, donde se construye el Poder Popular, la toparquía planteada como tesis por el Maestro Simón Rodríguez. ES ALLÍ, donde se gana o se pierde la base social de apoyo a la Revolución”. ¡Más claro no canta un gallo! Sin descuidar la puesta a punto de la maquinaria electoral, hay que convertir, adicionalmente, dicha maquinaria “en un Partido Movimiento al servicio de las luchas del pueblo”. Ir realmente al contacto con las bases, al encuentro real con las comunidades y trascender al insuficiente parlamentarismo de calle…

Otra expresión  popular advierte, sin embargo, que no se deben “asar varios conejos al mismo tiempo, porque alguno se puede quemar”. Este sabio consejo se refiere a una persona individual, y no a un sujeto múltiple y colectivo, como lo es un partido. El PSUV tiene que asar muchos conejos, morder al águila imperial (no comérsela, por peligro de intoxicación y muerte súbita), caminar y mascar chicle, al mismo tiempo…

Clase Media Revolucionaria

inprocoin@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3030 veces.



Reinaldo Quijada


Visite el perfil de Reinaldo Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a125114.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO