En búsqueda de la verdad se logra el camino hacia la ciencia e ideología

Según la Sagrada Escritura Dios creó el mundo y mediante representaciones absolutas integrales (Ideología)  “Lo que aparece” es un esplendoroso universo y el mas significante de los milagros; la vida. Donde el ser humano fue creado a imagen de Dios, como un ser integrado por el cuerpo y el espíritu, que trasciende a la realidad inteligible; verdad sujeta a un acto de fe.

El trajinar del hombre a través de los siglos y la insistencia de saber sobre el ser y el universo. Ha motivado al autor al reiterar el integrar los pensamientos de los épicos griegos: Sócrates, Los Sofistas, Platón, Aristóteles y Pitágoras; complementando como un acto de justicia a Joseph Dietgen (Filosofo del Proletariado) identificando lo común y las diferencias, en un sentido especifico. Para así crear la estructura jerárquica del concepto (EJC). Y las relaciones con las corrientes de pensamiento mas significantes: cognitiva o cognoscitivo y constructivo.

La EJC está estructurado en tres (3) niveles: 1.- Concepto absoluto, verdades, definiciones. 2.- Conceptos generales o verdaderos.  3.- Conceptos específicos, concretos, particulares.  Entre el nivel 1 y 2 se refiere al mundo real inteligible (Metafísico) Entre el nivel 2 y 3 el mundo real sensible. La profundidad conceptual se logra, en una posición relativa entre 2 y 3, con tendencia en sentido general (Nivel 2)

El pensamiento cognoscitivo es la relación que existe entre el sujeto que conoce y el objeto que será conocido y que generalmente se inicia cuando este logra realizar una representación interna del fenómeno convertido en objeto del conocimiento. Mientras que el pensamiento constructivo es intuitivo y racional. Aparece en forma automática antes cualquier acontecimiento afectivo o emocional relacionado con la experiencia.  Adaptativa en la mayoría de las situaciones y permite tomar decisiones con facilidad y rapidez, sin tener que pensar. Mientras que la racional es inferencial; lento,  laborioso, consciente y analítico.

En la EJC el concepto en sentido específico es pragmático, mientras que en sentido general es teórico. Esto indica, que el hombre en sus inicios fue construyendo los conceptos impregnados de verdades en la corriente cognoscitiva y de verdaderos «errores y verdades» y falsos en la corriente constructivista, aunque algunos escépticos lo consideran verdades reales sensibles; experiencias almacenadas en la memoria y posteriormente mediante las profundidades ontológicas y epistemológicas integradas en niveles y en sentido general se constituyen en  conceptos teóricos.

Los conceptos son objetos conceptuales y mediante la imaginación el ser humano crea formas representativas (con carácter ideológico) que permite el reconocimiento de los objetos conceptuales;  se puede inferir como la imagen del objeto conceptual y forma parte de la conciencia.  Si la contradicción es la naturaleza de la conciencia;  el concepto en sentido absoluto y la ideología son contradictorios. Por lo tanto, si existen muchos filósofos que afirman que la ciencia  y la ideología son contradictorias, se puede inferir que la ciencia es un concepto absoluto.

En el pensamiento cognoscitivo, los conceptos absolutos  e ideología forman una unidad. Y en sentido general (la realidad sensible) impera una racionalidad y el Don de lo Divino. En la EJC, en sentido específico, los individuos son sujetos, adquieren conocimientos mediante la experiencia y en su imaginación las formas representativas socio-religiosas permiten el reconocimiento de objetos conceptuales como un acto de fe. Posteriormente, al reconocer la existencias de cosas comunes y diferencias entre sujetos, se motiva a la formación de grupos alienados creando formas representativas religioso-colectiva, mediante un acto de fe siguen a líderes religiosos en busca de una pretendida salvación de la destrucción del mundo, mediante la profundización ontológica y epistemóloga de los principios y preceptos religiosos. Los no alienados, son grupos que abrazan posiciones contradictorias y se conforman en organizaciones con falsas ideologías, anarquizantes. Además, existen grupos que son NI-NI que se mueven hacia donde identifican parcial o totalmente sus intereses;  anteponiendo la política  sobre la legalidad, siendo minoritariamente presa de grupos con experiencias oscuras.

En el pensamiento constructivo, no se considera los conceptos absolutos. En la EJC, en sentido específico, los individuos también adquieren conocimientos mediante la experiencia y en su imaginación las formas representativas de sus relaciones sociales, permiten el reconocimiento de objetos conceptuales confrontándolo con la realidad sensible. En ella, si los objetos conceptuales coinciden con la realidad sensible propia de los conocimientos adquiridos por intuición, se identifica como una ideología esencial.  Si por medio de la imaginación existe una claridad   entre el objeto conceptual de la realidad sensible y el objeto conceptual que se reconoce, la racionalidad pretende en sentido general  darle un carácter ideológico.

En la EJC el concepto en sentido específico también es pragmático y en sentido general teórico, impregnados de cosas verdaderas y falsas; experiencias almacenados en la memoria mediante la observación y posteriormente mediante la profundidad ontológica y epistemológica, para que en sentido general se constituyan en   conceptos teóricos.  Las individualidades al identificar lo común, se transforman en sujeto. Se agrupan en masas con lineamientos de carácter ideológico muy nucleados y permeables.  Lo que existen son grupos comprometidos y grupos no comprometidos e irreconciliables al menos que el uno reconozca al otro y entre ambos se crea la unidad que tanto se ansia.

  (*) Ing. Esp.

basilioalezama@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1757 veces.



Basilio A Lezama (*)


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: