Los vicios del pasado

En artículos anteriores nos hemos referido a la urgente necesidad de efectuar cambios radicales e inaplazables dentro del Proceso. Para fundamentar esta opinión nos podríamos valer de muchas situaciones que se han venido presentando dentro del mismo y que, por atentar contra la noción más elemental de la democracia, han provocado el estrepitoso desplome de este movimiento aquí en el Zulia Sin embargo, pese a que son múltiples los hechos que han atentado contra el chavismo en esta región, sólo mencionaremos la siguiente anécdota. Ella nos permitirá medir la magnitud de la debacle sufrida en esta región.

En efecto, para designar los diputados que formarían parte de la Constituyente se convocó a unas elecciones que se celebrarían, si no recuerdo mal, en diciembre del 99. Ya la fecha en la que se celebrarían esos comicios estaban muy próxima a cumplirse y nadie sabía decir cuáles eran los candidatos del chavismo. Eso se debió a que los directivos del MVR, es decir, Durán Centeno, adeco de uña en el rabo y María de Queipo, también miembro de esa tolda política, inexplicablemente no mostraban el menor interés en decir cuáles eran esos candidatos. En vista de esto y de que la gente nos acosaba prácticamente a preguntas acerca de quienes eran los aspirantes del MVR que participarían en esas elecciones, un amigo, Alirio, un vecino nuestro y yo, decidimos por nuestra cuenta averiguar cuáles eran esos nombres y darlos a conocer a los habitantes de la urbanización donde vivimos.

Desde ese mismo momento iniciamos una afanosa persecución de quienes estaban más autorizados para suministramos esa información. En tal sentido, desplegamos todas muestras habilidades y conocimientos en materia de inteligencia, aprendidos en mis tiempos de boy scout.. Me refiero a Durán Centeno y María de Queipo, dirigentes máximos del Partido MVR en el Zulia. Para empezar, les preguntamos por ellos a unos militantes del Partido cercanos a nuestras viviendas. No nos pudieron darnos ninguna información. Sólo nos dijeron que encontrar a esos elusivos personajes era más difícil que adiestrar gatos autistas. Por tal motivo, realizamos otras consultas más, pero nadie supo darnos la información que estábamos solicitando. Finalmente, en vista de que ya no hallábamos a quien más preguntar, decidimos dirigirnos, sin muchas esperanzas de encontrarlos, a la propia sede del MVR, situada en la zona note de la ciudad, bastante lejos, por cierto. Eran como las siete de la noche y tal como lo pensamos el local estaba cerrado, como casi siempre ocurría. Ante esta situación, y mientras mi acompañante y yo nos pusimos hablar acerca de cuál sería el próximo paso que debíamos dar, se nos acercó una persona y nos dijo que les había oído decir que iban a un acto cerca de la cárcel. –otra boquilla más-. Pero no desistimos, y nos dirigimos al sitio que el amigo nos había indicado. Y efectivamente, allí estaba María de Queipo, participando en un acto de muy escasa asistencia, por cierto.

Me le acerqué a la interfecta, y le pregunté que si sabía cuáles eran los candidatos del MVR que aspiraban a integrar la Constituyente. Nos dijo que no sabía. En eso, un compatriota que se encontraba cerca y que había oído la “conversa”, nos extendió un papelito todo arrugado con los nombre de los candidatos y entre los cuales figuraba la dirigente emeverrista. Después de casi hacer jurar al compañero de que efectivamente aquellos eran los candidatos, me dirigí a María de Queipo y le dije: “¿pero mire, cómo es eso que siendo usted una de las mandamases del Partido y que está siendo postulada por éste para integrar la Constituyente, no sepa quienes son los restantes compañeros que están aspirando a ser elegidos a ese cuerpo? ¿qué es lo que puede explicar que un militante de base sepa cuales son los candidatos mientras que usted, alta dirigente de Partido, lo ignora? No me respondió.

La sorpresa provocada por aquella actitud más parecida a sabotaje que a otra cosa, fue mayúscula. Sin embargo, para no entrar en discusiones que podrían echar por tierra nuestras intenciones, le hice saber lo que nos proponíamos hacer Alirio y yo.

-Pero para hacer eso, es decir, para realizar ese trabajo –agregué- necesitamos su ayuda en especies, como papel, tinta y el costo de la impresión de los volantes.

Entonces, abrió la cartera y nos dio exactamente la cantidad para adquirir una resma. “Pero esto no nos alcanza” -le dije-. Bueno, eso es lo único que tengo, no tengo más –me respondió con su característico aire de pequeñoburguesa, y se retiró.

Salimos del sitio mi acompañante y yo sumamente defraudados, porque no entendíamos que una persona que formaba parte de la dirección del MVR y que además estaba postulada para integrar la Constituyente, se comportara de una manera tan displicente ante las elecciones que dentro de poco se iban a realizar y en la cual se escogerían los integrantes por el Zulia a esa magna Asamblea.

Sin embargo, no nos desanimamos y decidimos buscar la ayuda de otros candidatos, como Roberto Jiménez Magiolo y otros dos más. No la conseguimos. Pese a eso, y a que nosotros no estábamos candidateados para nada, sacamos dinero de nuestros bolsillos y compramos las otras dos resmas que se necesitaban, pues la urbanización está compuesta por 1.500 viviendas. Adquirido el papel, todavía faltaba encontrar quien nos imprimiera los volantes –una pelusa-. Como es de suponer, no fue nada fácil conseguirlo. Sin embargo, después de muchos contactos y diligencias pudimos encontrar quien nos hiciera el trabajo gratuitamente. De manera, pues, que “imprimidas” las hojas y dividiéndonos las urbanización en dos sectores, empezamos a distribuirlas casa por casa. Créanme, como suele decirse, la tarea del indio. Pero el recibimiento afectuoso y cordial que se nos dispensó en todas las viviendas, menos en tres, compensaba el agotamiento de tan agotadora tarea. “Cónchale, por fin, gracias a dios, ya creíamos que iba a llegar el día de las elecciones y no íbamos a saber por quienes votar. Pasen, pasen adelante, quieren un cafecito, un refresco, qué desean”, se nos decía con mucha afabilidad. Hoy, dolorosamente, la situación ha cambiado tanto que si volviéramos a esas casas en lugar de un cafecito o un refresco lo que nos brindarían sería arsénico.

Pues bien, llegó el día de las elecciones y el resultado de las mismas no podían ser más satisfactorio, pues de 23 diputado que este estado tenía que enviar a la Constituyente, el MVR los sacó todos. ¿Lo leyeron bien? El MVR sacó los 23 diputados, mientras que la oposición no sacó ninguno. Convirtiéndose así el Zulia como un verdadero bastión del chavismo en Venezuela.

Pero lamentablemente esta situación de preeminencia del chavismo zuliano no duró mucho, porque al poco tiempo después se desinfló. Al punto de que después de una serie de continuas y sucesivas derrotas, en las elecciones del 26 S. de 15 diputaciones que estaban en juego en esos comicios, el PSUV apenas pudo sacar 3 diputados. Una verdadera catástrofe, un auténtico cataclismo político, como no se había producido antes en nuestro país.

¿Las causas? Una dirigencia integrada por verdaderos aventureros y oportunistas y que, para mayor INRI, o sea, para mayor bochorno, provenían de las canteras adecas ricas en bandidos y delincuentes de toda laya; de gente inescrupulosa que por fin habían logrado el sueño largamente acariciado de estar donde “haiga”. Y bien que lo han aprovechado, porque además de de gestionar contratos para amigos y familiares, de poner a éstos en las listas de candidatos, han obtenido abultados créditos de los organismo financieros del estado.

Esta es la gente que, con el apoyo de Caracas, ha estado al frente del Proceso aquí en el Zulia. Y es lo que explica, junto con la crisis del agua provocada artificialmente por el sobrino de Rodríguez Araque, Freddy Rodríguez, otro sujeto no muy abundante en escrúpulos que se diga, la desaparición del chavismo aquí en el Zulia y el consiguiente predominio de los rufianes de Manuel Rosales.

Permítanme aquí el lector una digresión: se trata de que aquí al momento de presentarse la crisis del Gurí, el racionamiento de agua que imperaba desde hace mucho tiempo se basaba en un día con agua y otro sin ella. Pero a partir de la mencionada crisis, y apelando al supuesto verano –aquí no ha habido verano, puesto que desde marzo ha estado lloviendo a cántaros- el racionamiento se extendió a un día con agua y dos sin ella. Sin embargo, los muy…mejor me callo, el racionamiento se ha extendido a tres días sin agua, por uno con ella. Y ello, cuando todo el mundo ha visto al Presidente chapoteando agua en la zona donde precisamente están los dos únicos embalses que existen. Es decir, los municipios Mara y Páez. ¿Dónde pensará el sobrinito de Rodríguez Araque que la gente pueda almacenar agua para tres días, no joda. Nada, que así podrá venderle durantes tres días seguido las pipas de agua a los sectores más empobrecidos de la ciudad, a precios de escándalo.

En estos momentos, mientras estoy redactando estas línea recibo la noticia de que una tal Ninoska Queipo, una abogada sin más credenciales que la de ser hija de María de Queipo, ha sido designada magistrada al Tribunal Supremo de Justicia. Bueno, la parentela Queipo esta copando, poco a poco todos los cargo de la administración pública. Porque con esta Ninoska son ya cuatro los miembros del clan que están enchufado en distintos órganos del estado. Esta es la sanción que recibe María de Quipo por haber contribuido a la destrucción del Proceso en este estado. ¡¡¡Vicios del pasado!!!

Nota: ¿Por qué si Mario Silva no sabe responderle a los escuálidos se pone a reproducir sus declaraciones plagadas de mentiras y falsedades; y no sólo eso, sino durante tanto tiempo? ¿Por qué dejó que piernitas alegres se saliera con la suya, dejando la impresión de que el gobierno está llevando a la quiebra a las empresas venezolanas? ¿Por qué no dijo que las empresas nacionalizadas no sólo no están quebradas sino que están produciendo mucho más que antes, con lo cual se están creando muchos nuevos puestos de trabajo?

Pero eso no es todo, porque el viernes Mario Silva dio una buena demostración de cómo los medios deben cumplir su función pedagógica y educativa. Y esto se lo digo, porque por el hecho de que el Mataduras y Ramos Allup sean respectivamente: el primero un asesino de sacerdotes y el otro un insigne ladrón y también asesino, no por eso, repito, se tenga que prostituir y envilecer el lenguaje. Debe saber, que si a usted le parece normal ese lenguaje de burdel, señor Silva, a la mayoría de los venezolanos nos parece una insolencia inaceptable.

Y por último, ¡las cosas de estos escuálidos, hermano!. Ahora resulta que para la gente de las Terrazas de la Vega el verdadero culpable del drama que están viviendo es el propio presidente Chávez. Porque ¿qué otra cosa quieren decir con que ellos también son venezolanos y que por lo tanto merecen el mismo trato que se les dio a las víctimas de la estafa inmobiliaria? ¿Qué el gobierno se ha negado a atenderlo? Hay que decirles a estas personas que las víctimas de los constructores inescrupulosos acudieron a los órganos competentes del estado para plantear formalmente sus denuncias. ¿Por qué ustedes no hacen lo mismo? ¿Por qué en lugar de hacer pública sus denuncias por el único canal que se ha hecho eco de su difícil situación no acuden a las instancias gubernamentales competentes? Sencillamente, porque son escuálidos y quieren pedir ayuda a punta de pistola. Manos arriba, necesito su ayuda, la ayuda o la vida.

Vallan a reclamarle al Alcalde escuálido por el que ustedes votaron y que es el único culpable por haber concedido el permiso para construir esos edificios en sitios de alto riesgo. Vallan a ver que les dice. Y después, si quieren, formalicen la denuncia en Indpabis. Ahora, en cuanto a que son venezolanos, es por lo menos cuestionable. Porque ¡como pueden ser venezolanos quienes secundan y apoyan a los enemigos del país, a quienes reciben dinero de una potencia extranjera para atentar contra la independencia y soberanía de la Patria? Vayan a Globovisión a ver si los atienden.


alfredoschmilinsky@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3062 veces.



Alfredo Schmilinsky Ochoa


Visite el perfil de Alfredo Schmilinsky Ochoa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Schmilinsky Ochoa

Alfredo Schmilinsky Ochoa

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a114094.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO