Energia nuclear en el socialismo Bolivariano

     El Gran poeta Víctor Hugo dijo que; No hay fuerza mayor en la historia, que una idea a la que le ha llegado su hora. Es sabido hoy día que nuestro enemigo no es España sino el imperialismo, y como nuestros AMADOS libertadores para negociar de igual a igual con Gran Bretaña se proponían, entre sus varios objetivos la conformación de una sola Nación, la realidad demuestra que sólo unificando nuestros intereses y propósitos haremos frente con dignidad, no sólo a Gran Bretaña, sino a la actual potencia imperial: los Estados Unidos. En este sentido, testimonian lo acertado de la estrategia BOLIVARIANA SOCIALISTA contemporánea, en primer lugar, las preocupaciones que en el Norte y en el Viejo Mundo produjo la conformación de la Comunidad Sudamericana de Naciones, en contraste con las repercusiones positivas que despertó en los pueblos Latinoamericanos y Caribeños.

     Actualmente, es de vital importancia acertar en el tratamiento y resolución de la cuestión nacional en América Latina, de donde el proceso de fragmentación fue y es la clave de nuestra dependencia semicolonial y del sojuzgamiento padecido por cada una de sus partes. En pleno siglo XXI la cuestión nacional aún irresuelta pasa por la reunificación política, económica y militar de toda esta gran PATRIA LATINOAMERICANA y CARIBEÑA. En los actuales momentos Venezuela es independiente para establecer relaciones bilaterales con cualquier país que desee. Como revolucionarios debemos medir nuestra huella, nuestro impacto social, ya que el revolucionario es el encargado de impulsar los cambios radicales desde su ámbito local, que se traducirán en cambios en lo global, es así que debemos apoyar la construcción de plantas nucleares en nuestra AMADA PATRIA con fines PACIFICOS.

     Llegado a este punto debemos saber que América Latina es una potencia en materia petrolera y en un futuro lo será en energía NUCLEAR. Cuenta con el 11,5% de las reservas mundiales de petróleo convencional, el 7,2% de gas y más del 90% en reservas de crudo pesado y bitúmenes naturales. No hace falta destacar la importancia geopolítica que esto implica, de donde un país caribeño, a 5 días de transporte marítimo del mayor consumidor petrolífero del mundo, detenta prácticamente la totalidad de la mayor acumulación de combustibles líquidos del planeta. ¿Se justifica Petroamérica? ¿Se justifica la unidad petrolera? ¿Se justifica la construcción de plantas Nucleares? ¿Se justifica la arremetida imperialista contra la REVOLUCION BOLIVARIANA? Por supuesto que sí.

     Debemos y tenemos que decirle al MUNDO que ya no somos el pueblo de HOJAS, con las copas cargadas de flores, zumbando según las acaricie el capricho del aire, es hora que los ÁRBOLES se han de poner en fila para que no pase el GIGANTE de las siete cabezas. Es la hora del recuento y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado como el ORO en las raíces del DORADO. No es sólo para vencer al imperialismo que la REVOLUCION BOLIVARIANA debe su existencia y su destino, sino, y del mismo modo que Nuestro PADRE BOLIVAR y nuestros libertadores se lo planteaban para arrancar de la pobreza y la humillación extrema a decenas de millones de Latinoamericanos y Caribeños.

 (*) Prof: 

filiberto19gil@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2099 veces.



Yrne Gil Mata (*)

Físico. Dr. en Educación. Miembro de la Milicia Bolivariana.

 yrnegil@gmail.com

Visite el perfil de Yrne Gil Mata para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yrne Gil Mata

Yrne Gil Mata

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a110502.htmlCd0NV CAC = Y co = US