Antes de Chávez

Maestro saca tu cuenta

En los gobiernos anteriores la protección en cuanto a la salud se refiere, sólo podías contar, y eso de una manera muy deficiente, con el :

Seguro social, en trance de liquidación, y con el Ipasme. No tenías nada más, a no ser los hospitales públicos, donde además de los malos tratos, tenías que comprar las medicinas y otros insumos que se necesitaran para tu curación, como placas, jeringas, gasa, yeso, etc.

   Un sueldo; remuneración que generalmente estaba por debajo de la inflación y unos aguinaldos simples

Prestaciones Sociales: gozaste de esta reivindicación hasta el gobierno neo-liberal de Caldera, quien junto con los partidos AD y Copey, Fedecámaras y la CTV, las eliminaron. Por otra parte, hay que puntualizar que mientras esta reivindicación permaneció vigente, casi nunca se pagaba y, cuando se quería hacer, ya la persona había fallecido. También hay que reseñar  el macabro proyecto de privatizar la educación. Lo que hubiera dejado sin trabajo al 70 u 80 por ciento de los maestros. ¿Y sabes por qué? Sencillamente, porque la inmensa mayoría de los niños hubieran carecido de recursos para costearse sus estudios.

   Esos eran todos los beneficios con los que podías contar durante los gobiernos anteriores, con el agravante de que debido a un aumento indetenible del Índice General de Precios, tu situación hacia un proceso  de empobrecimiento era cada vez mayor.    

AHORA. CON CHÁVEZ 

Seguro Social: completamente recuperado, lo que permitió evitar la eliminación de las jubilaciones y pensiones.

Aumentos de sueldos: todos los años y por encima de la inflación. Esto permite que los aumentos sean realmente efectivos y no nominales, como sucedía antes. Antes, después de llevar muchos rolazos y tragar el gas lacrimógeno parejo, se aumentaban los salarios, pero con el inconveniente de que simultáneamente con ese aumento de los sueldos y salarios aumentaban también los precios.

Seguro Médico: Hospitalización, Cirugía y Maternidad. HCM

Asistencia médica domiciliaria.

Servicio de ambulancia,

Cesta Ticket

Homologación de las pensiones con el salario mínimo, en contraste  con las miserables limosnas que antes se les reconocían.

Pago de dos meses de aguinaldos a los pensionados, beneficio que jamás se les reconocía a esta personas, que de una manera ingrata, hoy les regatean el apoyo a su benefactor. 

Otros beneficios:

Centros de Diagnósticos Integrales (CDI).

Misión Barrio Adentro.

Aguinaldos triples, y pare usted de contar. 

   Después de haber analizado lo anteriormente dicho, dime:

¿cuándo habías estado mejor, antes, en la cuarta República, o ahora? Una persona sensata, que no tenga un falso concepto de la lealtad, no tendría problemas en reconocer que ahora vive mucho mejor, gracias a los beneficios alcanzados durante el actual gobierno. Pero, además, otra pregunta: ¿qué sucedería si este gobierno fuera sustituido por uno de la oposición, que ya ha reconocido que aplicaría desde el gobierno una política neo-liberal? ¿Conservarías estos mismos beneficios? Lo más seguro es que no sólo los perderías sino, además, que hasta podrías quedarte sin trabajo. Recuerda que Carmona, apoyado por la oposición, en su corto reinado lo primero que eliminó fue el aumento de sueldos y salarios decretado por Chávez pocos días antes del golpe.  ¿Estás seguro o segura de querer arriesgar estos  beneficios apoyando a quienes ya habían descuartizado a este país? ¿Es sensata tu posición contraria a un proceso político que, como el actual, te ha dado tanto?  

Ahora permíteme que te cuente una anécdota: un día una maestra jubilada descubrió que padecía una enfermedad muy seria  para cuya curación  requería ser intervenida quirúrgicamente. La operación, debido a lo compleja de la misma, demandaba una alta inversión de dinero -40 millones de bolívares que ella, por supuesto, no tenía-. Por esa razón no hubo puerta que no tocara en solicitud de auxilio. Fue a la gobernación de Rosales, fue a un Nuevo Tiempo, Acudió al Consejo Legislativo, controlado por sus compañeros, acudió a otros partidos de la oposición, y en todas partes le tiraron las puertas en las narices. 

Hasta que un día alguien le sugirió que fuera a PDVSA. Al principio se resistió, pero como la cuestión era de vida o muerte, finalmente acudió a la empresa en solicitud de ayuda. Allí no le tiraron las puertas en las narices como lo habían hecho sus compañeros. Por el contrario, fue atendida con la amabilidad  con la que requiere ser atendido un enfermo, y de inmediato fue remitida al Hospital Coromoto. Allí fue operada exitosamente y hoy goza de perfecta salud.

alfredoschmilinsky@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2807 veces.



Alfredo Schmilinsky Ochoa


Visite el perfil de Alfredo Schmilinsky Ochoa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Schmilinsky Ochoa

Alfredo Schmilinsky Ochoa

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a107908.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO