Si, vamos a ganar el 26/S, pero…!

Sin que signifique triunfalismo, es importante que veamos la composición opositora, dentro de sus filas “escorpiónicas”, la de adentro y la de afuera, que solo les sirven sacar cuentas del veneno que han invertido y cuanto les toca recuperar (ganar), además que esos platúos candidatos de solo prensa, radio y pantalla de TV, que se presentan como contendores de los nuestros nos permiten concluir que obtendremos una resultado bastante favorable; por otro lado, de resultar favorable las necesarias alianzas de pañuelo en la nariz, si no nos echan una vaina, no cabe duda que el triunfo irrefutablemente será nuestro.

Ahora, tenemos que seguir sumando esfuerzos y más paciencia, sobre todo los militantes que en todo los procesos electorales anteriores hemos escuchados que cada elección es más importante que la anterior, cuando se nos pide disciplina para tener que calarnos los injustificados sacrificios de una espera casi eterna, porque las tácticas electorales han venido siendo convertidas en alianzas pagadas con puestos en gobierno y otras instituciones, contratos bien lucrativos y otras prebendas a cambio de “supuestos apoyos”, sin importar a quién o quienes de verdad se benefician, pero, siendo lo mas grave, sin importar el daño político e ideológico que en verdad se le ha causado al proceso, a la militancia y al propio Comandante

Sin embargo, tratando de romper con la espera eterna, me atrevo a hacer una reflexión de consuelo de manera pública, procurando que la misma sea considerada con el optimismo que se necesita; las elecciones siguientes a las del 26 de septiembre próximo, serán las presidenciales en el 2012, en las cuales el Comandante Chávez, como candidato ya definido, seguro resultará ganador sin ninguna dificultad, pero, convencidos de que su triunfo será arrollador, al disponer nuestra Constitución Bolivariana, la mayoría simple para declarar un ganador, bastará un solo voto de diferencia ante cualquier frijolito que surja para que nuestro Camarada Chávez, sea de nuevo proclamado Presidente, además, ya habiendo obtenido el triunfo en la Asamblea Nacional, no necesitaríamos para nada esas mal llamadas y peor aun, alianzas tácticas, que después en la práctica, se han convertido en diabólicas, para sumar votos malignos, por lo tanto, no se puede, ni se debe aceptar, porque no requeriremos para nada de los oportunistas, los derechistas, los disfrazados, los light, ni mucho menos, de esos vividores u ocupadores de espacios en provecho particular, estén estos en cargos de partidos o puestos de gobiernos, reyes del silencio ante la corrupción, en burocratismo y la ineficiencia, para que el Comandante siga al frente del Gobierno Bolivariano desde el 2012.

En este sentido, igualmente me atrevo a plantear a todo riesgo, que todos esos bichitos que se benefician de la “política revolucionaria” buscando, justificando o inventando alianzas, tienen los días contados hasta el 26/S., porque desde el mismo día después, debe comenzar la lucha desde adentro del propio proceso revolucionario, para desenmascararlos y quitarlos del camino hacia el necesario Socialismo, si, el que vehemente, de corazón y obra, ellos tanto se oponen.

gusclaret@hotmail.com
UBB-200 U.E. Carabobo Valencia Carabobo


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2557 veces.



Gustavo Claret Vásquez


Visite el perfil de Gustavo C Vásquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a103706.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO