44ª y lega [1]

LEGA es una analista internacional. Vamos a analizar sus opiniones en cuanto a la flexibilización de sanciones por parte de Estados Unidos de Norteamérica para con Venezuela.

La licencia para los sectores del gas y petróleo en Venezuela dificultan las aceleradas decisiones tomadas por la Office of Foreign Assets Control —OFAC— con sede en Norteamérica.

Sus medidas han tenido que retroceder. "A partir de 2017, la política de sanciones se amplía para incluir la prohibición de operaciones económicas con el Gobierno de Venezuela. Entre 2017 y 2019 fueron dictadas 5 Órdenes Ejecutivas: (i) OE Nº 13.808, de 24 de agosto de 2017; (ii) OE Nº 13.827, de 19 de marzo de 2018; (iii) OE Nº 13.835, de 21 de mayo de 2018; (iv) OE Nº 13.850, de 01 de noviembre de 2018, y (v) OE Nº 13.857, de 25 de enero de 2019. Las distintas reglas contenidas en esas Órdenes Ejecutivas quedaron luego resumidas en la OE Nº 13.884, de 5 de agosto de 2019. En particular, la OE Nº13.857 restringió la posibilidad de operaciones económicas con PDVSA".[2]

Las llamadas sanciones primarias no han sido más que un velo corporativo de burocracia el cual se devuelve en contra de la misma Norteamérica, pues el déficit de tres millones de barriles diarios requeridos por su economía los va llevando a meterse en la derrota de un nuevo conflicto: Ucrania—Rusia, este en vez de tranquilizar los suministros los ha empeorado, y el precio del crudo no baja como lo esperaban en occidente.

Los precios del petróleo se han ido a tres dígitos de la moneda norteamericana, para posteriormente estabilizarse entre ochenta y noventa dólares por tonel en sus principales marcadores.

Pero, anuncios tras análisis en cuanto a proyecciones en nada resultan halagadoras. Empresas evaluadoras de riesgos, finanzas y de inseguridad país han calculado que el precio del barril de petróleo puede ascender entre doscientos y trescientos dólares.

Ahora, hay dos nuevas amenazas tangibles sobre el terreno. La primera de ellas son los constantes ataques militares de Ucrania contra la infraestructura de hidrocarburos de la Federación Rusa, los cuales tratan desde EE. UU. de detener, pero sin resultados visibles hasta ahora.

Como si esto fuera poco la segunda amenaza es un incontrolado, más bien enloquecido Israel el cual tras cada una de sus acciones van colocando a toda la región del Golfo Pérsico en medio de un verdadero polvorín.

Pero si a esto le incorporamos una tercera amenaza, está la centrada en contra del gobierno de la República Islámica de Irán. Apenas se disparan algunos cohetes o drones y el crudo aumenta, y esto aterroriza a unos malgastados dirigentes en Washington.

Hasta más pronto…

Miguel A. Jaimes N.

venezuela01@gmail.com

https://www.geopoliticapetrolera.com

27 mayo 2024



Esta nota ha sido leída aproximadamente 705 veces.



Miguel Jaimes Niño

Politólogo, Magister Scientiae en Ciencias Políticas y Doctor en Ciencias Gerenciales. Cursando Doctorado en Letras. Cursando postdoctorado, mención: Geopolítica del Petróleo, Gas, Petroquímica y Energías. Fundador y Director del Diplomado Internacional en Geopolítica del Petróleo y Energías-Venezuela. Creador de la web geopoliticapetrolera.com. Autor de los libros: Petrocaribe la Geogerencia Petrolera. El Oculto poder petrolero. poder de PDVSA Vs. Poder del Estado.

 venezuela01@gmail.com      @migueljaimes2

Visite el perfil de Miguel Jaimes Niño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Jaimes Niño

Miguel Jaimes Niño

Más artículos de este autor