Gas: más aprietos

Buscando países más algunas islas para abrir puntos que pudieran servir como puertos y establecer líneas comerciales con sus rutas más conflictos marítimos, donde Estados Unidos apunta a construir una de sus interconexiones desde México.[1]

Entre los estados de Sonora y Baja California se desarrollará el proyecto Yuma II. En este participarán la Empresa Productora de Gas Natural —EPGN de EE.UU., y por la nación Azteca estará en operaciones gasíferas el Grupo Clisa. El objetivo trazado es lograr una nueva conexión de reforzamiento entre las regiones del Norte y San Luis de Colorado. A su vez conectar al gasoducto Baja Norte propiedad de TP Energy con Rosarito de Sempa.

Para tener un ejemplo será una línea menor como la construida para el Gasoducto Antonio Ricaurte entre Venezuela y Colombia de 288 km. La conexión al sistema South Mainline de EPGN será de 225 km. Pero estará entre un conflictivo cruce de fronteras, y desde allí dirigirán producto hacia el Oeste de Texas y las Montañas Rocosas.

México está en problemas pues gran parte de su energía eléctrica proviene desde EE.UU. y ahora se le presenta la oportunidad de recibir gas con un beneficio en costos de 60% menos. Mientras, esta nueva área gasífera facilitará a Norteamérica su control del mercado europeo.

Todos saben que el mercado del gas debe estabilizarse para no caer en la trampa de sus precios, control, demanda y escasez. El mayor enemigo del gas está en sus costos operacionales. Por eso, algunos hablan del mismo como una energía de transición, y no hay nada que discutir porque está frente al petróleo apenas logra competir.

Pero sus demandantes saben que la recién cumbre del 2024 Argel reunió a los grandes del gas: Rusia, Qatar, Irán y Venezuela. Solo ellos tienen el 70% de las reservas globales y la principal señal es estabilizar sus precios y desde allí controlar las vísperas de nuevos conflictos geopolíticos.

Lo sucedido entre los meses de enero del 2023 y 2024 donde el megavatio hora estuvo entre 30 y 50 dólares ha sido evaluado y en la agenda permanece como el primer freno frente a los imperios de occidente y más allá.

En el 2022, los precios se exageraron, llegaron a 200 dólares, justo en el inicio del conflicto entre Rusia y Ucrania, por eso, uno de los nuevos objetivos ha confluido en el Foro de países Exportadores de Gas (FPEG). En este sus miembros aparte de controlar la mayor parte de las reservas globales igual manejan la mitad de sus exportaciones mundiales.[2]

Hasta más pronto…

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1144 veces.



Miguel Jaimes Niño

Politólogo, Magister Scientiae en Ciencias Políticas y Doctor en Ciencias Gerenciales. Cursando Doctorado en Letras. Cursando postdoctorado, mención: Geopolítica del Petróleo, Gas, Petroquímica y Energías. Fundador y Director del Diplomado Internacional en Geopolítica del Petróleo y Energías-Venezuela. Creador de la web geopoliticapetrolera.com. Autor de los libros: Petrocaribe la Geogerencia Petrolera. El Oculto poder petrolero. poder de PDVSA Vs. Poder del Estado.

 venezuela01@gmail.com      @migueljaimes2

Visite el perfil de Miguel Jaimes Niño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Jaimes Niño

Miguel Jaimes Niño

Más artículos de este autor