Y si algún día el petróleo

Es un día de tantos que aprovechamos y no despreciamos conversamos con Susana, todos le dicen Susy, es una linda viejita de ochenta y un años —aunque ella me replica aclarándome que en agosto del 2021 cumplió ochenta y seis— y su ánimo es verdadero. Juntos vamos tratando de relacionar la sorpresa después de escuchar las últimas desastrosas palabras del atolondrado presidente uruguayo en contra de Venezuela.

Ya llegando al comienzo de una conclusión advertimos lo siguiente: si algún día no tan lejano y sin darnos cuenta volvemos al pasado y todo de una forma contraria a como la habíamos pensado y que tanto habíamos defendido finalice de pronto. ¿entonces, como funcionaríamos?

Los gobiernos dejarían la pelea por el petróleo y volveríamos al fuego junto al vapor, a la tracción a sangre, estaríamos presentando un vehículo moderno en forma de una destartalada carreta de ruedas cuadradas la cual va siendo tirada por lo último de unos hombres desaparecidos.

O tal vez todo vuelva a ser movido por otras señales que el mundo desesperado y sin oficio le anduvo buscando sus razones, seguro ahora si soñaríamos con pararle a esas fulanas fuerzas movidas por el viento o las solares junto a las eólicas.

Seríamos otros en otro mundo donde nadie estará planificando formas de aplastar al otro por sus recursos. El Grupo de Lima sería no más que unos cuantos de intenciones respetuosas hablando de como integrarnos pues las fronteras ya serían cosas de mentes atrasadas. Y eso de andar buscando quitarle los recursos a los demás pues también vendrían a ser cosas del pasado. Es más, aquellos recursos exagerados desaparecerían o muchos los ignorarían para no volver a repetir una suerte que ha sido una desgracia.

Los únicos robos serán abrazos, besos y amores y quienes los practiquen en demasía serán los más buscados delincuentes y no para juzgarlos sino para compartirlos. Y muchos caminarán al igual que nuestros antepasados y ninguno habrá de imaginarse ni preocuparse por si el petróleo volviera a aparecer de nuevo, y de llegar a descubrirse se legislaría para no volver a tocarlo.

Susy es recia como de costumbre y me aclara que una vez hace añares leyó que el petróleo era la grasa de los animales prehistóricos y yo que no se nada de eso le dejo a entrever que es así. Pues antes como ahora el mundo seguirá siendo un enigma y es mejor no discutir mucho sobre esto, pues como llegar a saber realmente las cosas para quienes somos ajenos en las artes de la adivinación.

No entendemos nada como podemos apoyarnos en el conocimiento de las leyes generales del movimiento de la naturaleza, y a estas alturas esta sociedad que forma parte de ella ni siquiera se ha enterado si podemos prever algunos elementos generales.

Y Susy como ha vivido más que nosotros nos lleva una ventaja en información para predecir ese futuro, mientras va remachándonos sus palabras: claro que desaparecerá la necesidad de robar algo al menos que no sea una expresión de afecto, el humano del futuro tendrá dominio sobre tantas y variadas fuentes de energía que podrá prescindir de las que le causen daño, —ahora aclara— pero el petróleo no es solo una fuente de energía, es también materia prima para múltiples objetos necesarios los cuales irán a satisfacer las necesidades de nuestra sociedad, algunos de estos objetos seguramente serán producidos por materiales que aún no han sido descubiertos, pero otros pudieran seguir siendo derivados del petróleo.

Sigue: la capacidad de producir bienes cambiará en arreglo a la ley del "desarrollo ascendente e indetenible de las fuerzas productivas" —hay si no sé qué quiso decir— la humanidad alcanzará niveles muy desarrollados de capacidad para satisfacer las necesidades de todos, nadie tendrá ni la necesidad ni la capacidad para apropiarse del trabajo ajeno.

No será necesario regresar a la carreta de tiro, además será imposible retornar a ella como ha sido imposible el triunfo del respeto en el mundo. Quieren regresarnos al capitalismo de libre competencia, esos neoliberales solo han logrado hacer que el monopolio se agudice y por lo mismo avance más rápido su propia desaparición.

Ahora si se metió Susy en cosas muy profundas…

Hasta más pronto…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 449 veces.



Miguel Jaimes

Politólogo, Magister Scientiae en Ciencias Políticas y Doctor en Ciencias Gerenciales. Director del Diplomado en Geopolítica del Petróleo. Sitios webs; https://www.geopoliticapetrolera.com y https://www.lamucuy.com.ve

 venezuela01@gmail.com      @migueljaimes2

Visite el perfil de Miguel Jaimes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Jaimes

Miguel Jaimes

Más artículos de este autor