Narrativa del petróleo

Mancha de aceite

"… y para colmo de la barbarie, un miembro de la

comisión mixta, un suizo, coleccionaba cráneos

de indios. Parece que los mastines antropófagos

que importaban les ha dado muy buenos resultados"

Piedrahita, "Mancha de aceite"

Si las narrativas venezolanas de la primera parte del siglo XX comenzaron a desnudar la nueva realidad venezolana, su evolución, con la aparición de la novela del petróleo, mostrará una radio-grafía del fenómeno de la modernidad en la cual entraba Venezuela. (1)

Las novelas "Mene", de Ramón Díaz Sánchez y "Mancha de aceite", del autor colombiano Cesar Uribe Piedrahita, serán las novelas y los autores que marcaran un punto de inflexión en la narrativa social venezolana, por cuya especificidad algunos críticos llamaron «petronovela». (2)

La realidad político-social del continente, cuya característica estará marcada por el tipo de recurso predominante en los países, se manifestará de manera generalizada en la novela social Sudamericana. Las Trasnacionales imprimirán su marca indeleble a los países con la explotación de recursos naturales y trabajadores. Emergerá la narrativa de pueblos mineros, bananeros, petroleros, caucheros, indígenas, etc.,… Novelas que evidencian la agresiva ofensiva imperialista por los recursos, bajo la impronta de la política Monroe, "América para los (norte) americanos". Fue el período por excelencia de conquista y rapiña de los recursos en todo el continente por parte del imperialismo estadounidense.

Para el caso venezolano estas dos novelas marcan el cierre de un período y el comienzo de otro. Cierre que se da con la muerte de J. V. Gómez. Nuevos elementos políticos-ideológicos se abren en el horizonte venezolano. Esta narrativa, después de tres décadas de gestación, va a ser caracterizada como novela de petróleo. "Mene" y "Mancha de aceite" serán las primeras narrativas del petróleo consideradas novelas. La reflexión sobre esta evolución narrativa implica abordar ambas novelas; en esta oportunidad nos dedicaremos a la "Mancha de Aceite" (3).

Cesar Uribe Piedrahita (1897-1951), estudió Medicina en la Universidad de Medellín. Gracias a una beca estudio parasitología en la Universidad de Harvard; más tarde hizo un doctorado en Medicina Tropical. Fue un viajero empedernido y estudioso de las enfermedades tropicales en diversos estados Colombianos, como de otros países. Trabajo en los comienzos de la exploración y explotación del petróleo en Venezuela; principalmente en los estados Zulia Falcón y Trujillo.

Como escritor de literatura tiene dos obras: "Tóa, narraciones de cauchería (1933) y "Mancha de aceite" (1935) A decir de algunos. Su obra contiene elementos de su propia experiencia vital como médico en tierras que explotaban las trasnacionales del caucho y el petróleo, tanto en Venezuela como en Colombia. Dada la experiencia y conocimiento adquirido en diversas geografías, algún comentarista literario le caracterizaba como autor omnisciente.

"Mancha de aceite" fue escrita poco después de la revolución rusa de 1917, con lo cual podemos encontrar cierto paralelismo como novela de corte histórica. La novela se despliega en 105 páginas, divididas en tres partes; cada una ordenada en pequeños capítulos que ocupan 2 o tres páginas aproximadamente. La primera parte consta de 7 capítulos; la segunda 13 y la tercera 8.

La línea general de la narración nos presenta la presencia de la trasnacional petrolera en Venezuela y su impacto en la vida de la gente, así como la explotación obrera. Acción que es ejercida bajo el apoyo y la complicidad de Estado. Las trasnacionales actuaban en la conquista de territorios y recursos naturales para alimentar la maquinaria de producción capitalista mundial.

Desde la perspectiva literaria el autor emplea varios recursos: Reproduce el lenguaje de la gente en una especie de mixtura expresiva, incorporando a la jerga criolla la presencia de otro idioma a partir de la imitación del ingles. Por otra parte, introduce textos diversos en las narraciones pertenecientes a otros géneros, tales como fragmentos de cartas, comunicaciones oficiales de comunicaciones del Estado. El autor introduce reflexiones a partir del personaje principal, recurso que le permite ampliar las dimensiones del pensamiento del personaje y su contexto.

Del itinerario de la narración. La novela se articula a partir de la vida del Dr Gustavo Echegorri, personaje principal. Trabaja para una de las Compañías petroleras instaladas en el país como médico. La familia McGnn, compuesta por una mujer joven, casada con un norteamericano representante de una de las trasnacionales. Tenemos pues, el contexto del negocio petrolero y la explotación obrera, que forman parte de la plataforma narrativa de la trama.

Dos mundos opuestos se contrastan. El Sr McGunn será el personero de la compañía cuya actividad exigida por su alto cargo, lo hará estar imbuido en actividades del negocio petrolero; cuestión que impacta su vida familiar, dado que su esposa se siente no atendida, abandonada por su marido; viviendo su soledad en el grupo de amigos gringos; donde realizan actividades propias para matar el tiempo. Alguna aventura pasajera mantiene la Sra. McGunn para calmar su fastidioso encierro…

Gustavo es un personaje autónomo e independiente frente a las petroleras, no vinculado a ninguna organización en particular. Un profesional muy competente, reconocido y disputado por las trasnacionales para su servicio. De personalidad fuerte, independiente y retadora, sobre la cual se tejen varias leyendas y mitos que le configuran una imagen de sabio extraño. Preocupado y eficiente en su labor dedica atención a la salud de los obreros. Manifiesta públicamente su rechazo a los extranjeros y condena el deterioro que provoca la actividad de las compañías frente a la naturaleza, en la explotación del petróleo.

El afán de descubrimiento de nuevos pozos petroleros lleva a las compañías a la conquista de tierras. La "Mun Oil Co" realiza trabajos de investigación en la guajira, en la frontera entre Venezuela y Colombia. Investigaciones que se hacen con absoluta discrecionalidad dado la confrontación de intereses entre las compañías inglesas y las norteamericanas. Dado este proyecto de conquista y los conocimientos de la zona del Dr Gustavo Echegorri, es subcontratado para participar en el proyecto, siendo bien pagado y ofreciéndole, además, cambiar de empresa.

Esta circunstancia de subcontratación es la que vincula al Dr Gustavo y a la familia McGnn. Dada las múltiples y urgentes ocupaciones, por lo general, imprevistas que ocupan al representante de la empresa; hacen que se retarde la entrevista pactada en su propia casa; y a mismo tiempo prolongar el encuentro entre Peggy y Gustavo. Este encuentro será el punto de partida del romance que surgirá más adelante entre estos personajes, principalmente por la iniciativa de Peggy.

La narración transcurre entre la vida del Hospital, las enfermedades de la población, los accidentes de los obreros; las actividades de las petroleras protegidas por el Estado y el romance entre nuestros personajes; que desde la perspectiva narrativa viene a dar a continuidad en el tiempo narrativo. Un cierto clima de tensión y ambiente de clandestinidad rodea las actividades del personaje, alimentado además de la información que obtiene de las actividades de las compañías, el clima político de la dictadura que impregna todo el contexto.

El tiempo y la las condiciones generales impactan cada vez más la vida del Dr Gustavo Echegorri cuya vida transcurre entre el drama diario de la población enferma en el hospital y las condiciones de deterioro que genera las compañías sobre la geografía y la población.

Las convicciones de Gustavo Echegorri frente a la vida y lo ético hacen que vaya radicalizando su postura frente a la realidad de explotación; situación ésta que le lleva ser considerado persona peligrosa para el status quod. Su posición la hace cada vez más pública tanto frente a los mismos norteamericanos, como en los sitios de encuentros de la población trabajadora tales como bares y reservados.

Gustavo saldrá del Hospital de las compañías; dedicándose por su cuenta a la atención de la población llegando a los lugares mas apartados. Una labor que le desborda y va llevándole a la impotencia. En carta a su amigo confiesa que su actividad actual tiene más de voluntariado que de eficacia organizativa, cuestión que no sabía realizar. Su vida se transforma con un nuevo sentido; conoce ahora el ángulo directo de la pobreza sin mediación institucional ninguna.

En este nuevo escenario aparece con mayor crudeza el impacto de las enfermedades sobre la población, a partir del contacto con sectores de la población condenados a muerte por no tener acceso a la salud. Se evidencia la crudeza de la explotación y en ellas las reacciones obreras. Aparecen los líderes sindicales, muchos de ellos al servicio de las empresas y el jefe civil.

En una situación de coyuntura económica, disminuyeron los salarios empeorando aún más las condiciones de los obreros. Una reacción espontánea llevo a la masa de obreros a reclamar. Interviene el jefe civil y la policía. Hay un ataque y se producen disparos que alcanzan a los obreros y al Dr Gustavo Echegorri que buscaba parlamentar con las compañías. Estalla un incendio que arrasa con todo, dada la "mancha de aceite" que inundaba toda la zona. La metáfora de la "mancha de aceite" anuncia el horizonte de un pueblo explotado que bajo la impronta del petróleo va a transformarse en un proletariado que configurara un país en su expresión de la modernidad.

"Mancha de aceite" pone sobre el tapete elementos del proceso histórico venezolano, en torno a los cuales se erigirán los futuros desarrollos sociales que forman parte de la construcción del país y de de un proletariado moderno venezolano. Desde la perspectiva literaria, se inscribe en la corriente de formación de una literatura del petróleo, de cuyo análisis emergerán elementos claves de nuestra literatura.

Notas:

-------------------------------

(1) Para aquellos lectores interesados en esta temática, pueden visitar el Blog "América en su Historia, su Literatura y su Filosofía", en la cual encontraran una reflexión en torno a esta temática. Puedes acceder al blog a través de la siguiente dirección: americaseryliteratura.blogspot.com

(2) Aquí encontramos una polémica en términos de definición en cuanto origen y narrativa. En la literatura venezolana los críticos han caracterizado a "Mene" como la primera novela venezolana del petróleo. A pesar que "Mancha de aceite" fue escrita en el mismo terreno, en el mismo contexto y casi al mismo tiempo que "Mene", es poco conocida en nuestro medio. Según algunos críticos esta novela de autor colombiano, es considera muy poco en Colombia por haber sido escrita en Venezuela y aquí poco conocida por ser de autor colombiano. Consideremos que las obras trascienden sus propios espacios y que algunas polémicas son poco trascendentes…

(3). Mancha de Aceite. Fundación Biblioteca Ayacucho.. Colección claves políticas de América. Serie Petróleo, N° 2. Prólogo de Cósimo Mandrillo. Caracas Venezuela



Esta nota ha sido leída aproximadamente 603 veces.



Luis E. Villegas N.


Visite el perfil de Luis E. Villegas N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: