Crítica Ácida

Gas, gasolina, comida y luz, más que vencer necesario convencer

La victoria revolucionaria obliga a no bajar la guardia, darle la bienvenida a la vida es no relajar la cuarentena prolongada hasta el 13 de Junio. Triunfan las razones del movimiento bolivariano, socialista, chavista y antiimperialista conducido por el primer hijo de Chávez en la Presidencia. Logramos contener la peligrosidad exponencial del coronavirus en comparación con las cifras peligrosas de los vecinos Brasil y Colombia.

El encarnizamiento de la guerra contra Venezuela, es ya estudio mundial en la historia de grandes potencias dedicadas a domeñar un pequeño país. Figuraremos en los muy pocos casos similares, esencialmente por el disfraz que utiliza el salvajismo comercial siglo XXI, mintiendo cada vez, a fin de justificar cada engaño anterior.

En 1814 en La Victoria tiempos de la guerra de independencia, José Félix Ribas atesoró la frase inmortal "no debemos optar entre vencer o morir, necesario es vencer", así parezca exageración con aquel episodio de la gesta independentista, se me ocurre advertir al gobierno nacional actual, al rrrrrégimen que intenta la oposición desprestigiar, que "no debemos optar entre vencer nada más en el socialismo, necesario es cumplir".

En busca de recuperarse de las diarias derrotas la oposición mantiene con falsedades la esperanza a sus seguidores, manipulando las fallas en alimentos, gasolina, gas y electricidad. A cada falta de luz, encarecimiento de la comida, ausencia de gasolina suficiente, especulación y pésimo manejo de bombonas y gas directo, a los periodistas nos dicen "a tí que si te paran pelota diles que…" y se desatan a contarnos penurias en su urbanización o barrio.

¿Están infiltrados los chavistas? Ejemplo, en donde vive un jefe o jefa de quien depende la distribución de las CLAP, llevan a la casa del funcionario centenares de cajas y bolsas a cada rato, y mientras el Presidente afirma se reparten a millones de habitantes, una señora manifestó que donde su vecino del CLAP militares y civiles bajan o retiran cajas y bolsas, aunque en el sector que no es clase alta no reparten CLAP hace cerca de un año, la dama considera que "Maduro queda en ridículo".

Denuncias por apagones, aunque justo es decir ha mejorado este aspecto con relación a otros años de confrontación, en colas para gasolina hay cobra peaje, que aceptan dólares por adelantar turnos, pasarte por debajo de cuerda, o "vamos a tirarle algo al que manda esta vaina, déjame el carro ahí", lo que ensoberbece a quienes ven el descarado chantaje cívico militar policial.

Urge un alto a tal circunstancia, aminorada por el mortal coronavirus, al que combatimos exitosamente. Hay peligro a la credibilidad oficial y el pueblo sabio y paciente entiende a los bien intencionados, pero la corrupción es el enemigo por encima del triunfo ideológico de la revolución socialista, antiimperialista y bolivariana, orgullosamente venezolana. Al estilo Chávez, vaya la crítica ácida y constructiva.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 941 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Economía