"…nosotros, si sabíamos manejar la industria petrolera"

Después que uno se pasea por los diferentes diarios españoles y observa la cantidad de contenidos referidos a la corrupción de PDVSA, las diferentes tramas, los protagonistas, las relaciones entre ellos, uno se asombra y lo malo de todo esto es que la mayor parte del pueblo no se entera, porque no lee ni oye las versiones que se obtienen de esas noticias. Por ejemplo, se sorprende uno al entrar al portal de "El País" y percatarse de la cantidad de venezolanos que alguna vez o trabajaron en PDVSA o hicieron negocio con la misma empresa, que confrontan problemas legales con la justicia de otros países cuando se les investiga su fortuna. Pero más sorprendente es, cuando señalan que, por ejemplo según Diario 16, "se enriquecieron bajo el paraguas de la corrupción de Rafael Ramírez en la petrolera nacional PDVSA"

Nadie duda de la capacidad que pueda tener cualquier profesional respecto al desempeño de sus funciones. Pero todo es relativo, y las épocas influyen demasiado. Hay quienes hablan en estos momentos en Venezuela de la PDVSA vieja o de la nueva roja rojita. Ambas han vivido sus propios problemas, cada una tiene sus particularidades, sin embargo, tienen en común, de acuerdo a lo que reseñan los medios de comunicación, que ninguna ha escapado al fenómeno de la corrupción., la cual ha adoptado diferentes caras y matices de acuerdo a sus protagonistas y de seguro que quienes se han visto implicados en esas tramas de corrupción se las han ingeniado para tratar de salir de ellas.

A propósito de este comentario, la industria petrolera de Venezuela se ha visto rodeada de escándalos y en base a ellos, se comenta que la corrupción, le está pasando factura; mientras que otros como Rafael Ramírez, aducen que la culpa de todo la tiene Nicolás Maduro. A esto se le suma las sanciones que los Estados unidos lleva a cabo en contra de la empresa, lo que motivó al presidente Maduro a crear una comisión para reestructurar, transformar y recuperar, PDVSA. Sin embargo, tal directiva no parece ser del gusto de Rafael Ramírez, porque entre otras cosas, según él, carece de lo que a él le sobra.(¿Capacidad o pedantería?) Llega al extremo de evaluar a cada uno de los miembros de la directiva, pero siempre minimizando logros y capacidades. Es decir, queda descalificada. Creo que Ramírez padece una ceguera de la cual parece estar orgulloso, aun cuando siempre encuentra quien de forma razonada y documentada le señala que no está en lo correcto, sin embargo siempre adopta una actitud tan vehemente, defensiva y ofensiva, que se cierra a escuchar o a leer lo que se le dice y eso es fácil comprobarlo cuando al leer sus siguientes artículos, siempre está vanagloriándose, destacando que los demás no sirven, lo que funciona es porque él hace que así sea.

Para los que vieron la cadena del presidente Maduro con trabajadores de PDVSA, deben recordar que Maduro se refirió a Ramírez sin mencionar su nombre, pero dejando sobreentendida la corrupción de tal personaje. Imagino a Rafael Ramírez caminando de un lado a otro, botando piedra respecto a los comentarios sobre su persona. Es de suponer que la cara de Ramírez debió ponerse "roja rojita" y echando pestes, dejaba caer sobre el escritorio en el cual estaba, un manotazo con toda su fuerza mostrando su furia y posiblemente su impotencia por no poder defenderse cara a cara, cuestión que no hace por los temores que le embargan, de acuerdo al nivel de corrupción en el cual pueda estar inmerso. A lo mejor ese día habló fuertemente, no como se le conoce su voz atiplada, y dejó caer ofensas para contrarrestar la rabia que sentía en ese momento.

De inmediato acudió al tuiter para ratificar su punto de vista respecto a la situación de PDVSA; de hecho envió 4 tuiters en los que se descarga al presidente, dejando sobreentendido su protagonismo y el papel que hubiese jugado en estos momentos si hubiese sido él, el líder de la empresa petrolera. De esos 4 tuiters, en el numero 1, destaca que; Maduro acabó con PDVSA, está desesperado, no tiene respuesta al caos económico, echa culpas a otros. En el tuit 2, Maduro endilga sus fracasos a terceros y es leal a sus intereses. En el tuit 3: Maduro es considerado un modificador o cambiador de historia y no reconoce que "nosotros si sabíamos manejar la industria petrolera". En el tuit 4: señala que. Maduro utiliza a Alí Rodríguez, echa culpas a Chávez, a nosotros y a los trabajadores. Además, invita a Maduro a debatir sobre petróleo, PDVSA y corruptela.

De esos 4 tuiters se puede resumir que, según Ramírez, Maduro es el culpable de todo y "nosotros si sabíamos manejar la industria petrolera" Esta afirmación se presta para muchas interpretaciones. ¿En qué sentido se habla de saber manejar la industria petrolera, por los millones de barriles que producía la empresa o por los millones de dólares que se llevaban los conocidos "Bolichicos"? ¿Será que los millones de dólares que se robaron son proporcionales a los millones de barriles que han dejado de producirse? ¿Qué se entiende por saber manejar a la industria petrolera, hacer negocios turbios fuera de la administración de la empresa; maquillar las cuentas o engañar a Chávez?

Todo este tuitaje forma parte de la respuesta que dio Ramírez a Maduro, por haberlo mencionado en una cadena de televisión a propósito del nombramiento de directiva para reestructurar, transformar y recuperar, PDVSA. Luego para remate, publica un artículo en Aporrea, el día 23, ¿Por qué no reestructuramos Miraflores? Una especie de continuación en la cual termina de desahogar sus rabias, y hasta muestra su capacidad para dar casquillos a los trabajadores de PDVSA. Es decir, en este artículo Ramírez dicta una cátedra de odio.

En el mismo, en un intento por manejar a la masa de trabajadores de PDVSA, lo que pretende es buscar un enemigo que se enfurezca y arremeta en contra de Maduro, después que él, ha hecho el trabajo de exponerlo como la persona que hay que linchar. Como muestra bastaría señalar las siguientes expresiones: "Maduro no tiene trabajadores" "Maduro no puede controlar la aversión y el rechazo que siente contra PDVSA Y SUS TRABAJADORES. (Y lo subraya) "Nadie, ni siquiera los más acérrimos enemigos del chavismo, ni los más rabiosos exponentes de la extrema derecha, se han atrevido a decir lo que maduro dice y hace maduro en contra de la "PDVSA ROJA ROJITA". ¡Es absurdo!" "El odio personal de maduro en mi contra y en contra de los gerentes y trabajadores petroleros es MUY PELIGROSO" "…el madurismo… sabía que no permitiríamos tal entrega y tal adefesio, tamaña traición al pueblo venezolano… tenía que perseguir, secuestrar y hasta matar, a más de 100 gerentes y trabajadores claves de la industria petrolera,…" (Mala redacción. Grave acusación)

En términos generales, Ramírez lo que trata de hacer es etiquetar a Maduro como el causante de toda la debacle petrolera, y para eso descarga todo su odio, tratando de poner al pueblo, a los trabajadores de PDVSA en contra de la política del gobierno. Habrá quienes se dejen confundir, así como también podría haber quienes agradecerán los favores recibidos de Ramírez y callarán; como también habrá una gran mayoría que tienen su forma particular y objetiva de ver lo que está pasando en PDVSA y serán conscientes de su decisión.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1418 veces.



Jesús Rafael Barreto


Visite el perfil de Jesús Rafael Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Rafael Barreto

Jesús Rafael Barreto

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /energia/a287455.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO