Libro visión petrolera de Hugo Chávez Frías

A continuación se presenta extracto del libro "Visión petrolera de Hugo Chávez Frías", escrito por el Dr. Andrés R. Giussepe A., bautizado y presentado en el marco de la FILVEN 2015, celebrado en el Teatro Teresa Carreño, Caracas, donde participaron Fernando Soto Rojas actual Presidente de la Comisión Permanente de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional y el Carlos Mendoza Potellá, Director de la Revista del Banco Central de Venezuela.

Es un libro prologado por el Diputado revolucionario Fernando Soto Rojas, actual Presidente de la Comisión Permanente de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional, donde relata presenta una breve descripción del "Pasado y Presente de la Política petrolera venezolana", donde insiste sobre la necesidad de hacer un esfuerzo por estudiar la historia para comprender el presente de nuestra realidad petrolera.

El libro presenta una sistematización del pensamiento de Hugo Chávez, de cómo concibió el manejo de la renta petrolera durante los catorce años de su gobierno en Venezuela, con el propósito de generar una Teoría socialista sobre la política petrolera venezolana. El autor insiste en que era necesario describir la manera como este Presidente afrontó el tema de la administración de las riquezas naturales, considerándola una de las tareas pendientes de la configuración teórica del chavismo como pensamiento político y filosófico, presentando a este libro como un humilde aporte en esa magna tarea.

Es un libro inédito, que está lejos de ser una mera compilación hemerográfica y cronológica de los momentos en que Hugo Chávez se refirió al hecho petrolero, porque se estudia su "Cosmovisión petrolera", a partir de la recopilación y análisis conciso de sus discursos, acciones concretas, anécdotas, noticias, estrategias, políticas gubernamentales, críticas, propuestas, experiencias narradas y altamente difundidas.

Esto conllevó a realizar un estudio minucioso de muchas de sus alocuciones en los catorce años que duró su mandato, donde se revisaron los 367 programas televisados de Aló Presidente y un conjunto de discursos en eventos nacionales e internacionales relacionados con la política petrolera venezolana, con la finalidad de seleccionar la información necesaria, a partir de sus ideas y acciones relevantes sobre el tema energético, y se procedió a describirlas, categorizarlas e identificar los elementos emergentes más evidentes que, se puede decir, le dieron sentido a su pensamiento en esta materia: la Visión socialista de la renta petrolera.

En la parte introductoria del libro, que se puede adquirir en las Librerías del Sur, el Dr. Andrés Giussepe describe el proceso evolutivo de la política petrolera de Hugo Chávez desde que asumió la presidencia en el año 1999 hasta su partida física:

Hugo Chávez asumió la presidencia con un amplio apoyo popular, a pesar de haber impulsado una rebelión militar en febrero de 1992, lo cual representó una alternativa al abandono popular y saqueo que en los últimos gobiernos de la llamada época de la Cuarta República, le estaba propinando al país.

Con su llegada al poder presidencial en el año 1999, se produce un cambio histórico en la visión del manejo de la política y la administración de los hidrocarburos. Cambios que, posteriormente van a garantizarle a su Gobierno, específicamente a partir de enero del año 2005, el soporte estratégico-financiero del modelo de desarrollo económico, político y social alternativo y en transición que intentó impulsar, denominado "Socialismo del siglo XXI".

Su modelo de Gobierno pregonaba la salida de la pobreza a través de lo que definió como la "Socialización de la economía"(Chávez, 2009: Mayo 24), donde se destinó una buena parte del presupuesto nacional para atacar la deuda social acumulada en la población.

Su visión del negocio petrolero es inédita, si se compara con las de los gobiernos que lo antecedieron a lo largo de la historia petrolera venezolana, porque entre sus objetivos defendía los precios del petróleo en el sistema internacional y una mayor recaudación impositiva, y en la regalía, por parte del Estado con respecto a las empresas petroleras nacionales y extranjeras. Con unos precios del petróleo en aumento, pasando de 10 US$ en 1998 a 101 US$ en el año 2012, se puede decir que su Gobierno siempre fue ostentoso, desde el punto de vista financiero.

Sin embargo, esa nueva racionalidad no se fue gestando en la dinámica gubernamental. Por el contrario, fueron cambios que el propio Chávez anunció desde que fue candidato presidencial, en plena campaña electoral de 1998. En ese contexto, ofrecía revisar los contratos de la llamada Apertura Petrolera porque supuestamente violaban el "espíritu de soberanía" plasmado en la propia Constitución de 1961. En ese sentido, representaba la ruptura del modelo petrolero puntofijista que pregonaba la maximización de la producción y entrega de concesiones a las compañías transnacionales por medio de convenios operativos, asociaciones estratégicas y asociaciones a riegos compartido que demostraron ser negociaciones que lejos de beneficiar a la nación, beneficiaron a las transnacionales.

Es por ello que, propuso "venezolanizar" la producción petrolera y reducir los niveles de costos de Pdvsa en por lo menos 15% sobre el valor de producción por barril. Propuso el incremento en 10% de los aportes de Pdvsa al Tesoro Nacional por medio de la restitución parcial del valor fiscal de exportación. Planteaba como conveniente redimensionar el plan de inversiones reduciendo en 20% el monto de las inversiones previstas hasta el año 2006 y alargando el lapso estimado en el programa de inversiones de 10 a 15 años. (Giussepe, 2013:56)

Sin embargo, fue a partir del año 2001, con la aprobación de la Ley Orgánica de Hidrocarburos del año 2001, que comienza a gestarse el cambio paradigmático en el manejo de la industria petrolera en Venezuela. Con esta Ley, se rescata el control del Estado en las actividades primarias (aguas arriba) del sector por medio del Ministerio de Energía y Petróleo. En este caso, Pdvsa pierde la función de coordinador de la actividad petrolera establecida en Ley Orgánica que Reserva al Estado la Industria y Comercio de los Hidrocarburos del año 1975. Ahora es el Ministerio quien dirige y define todas las políticas del sector.

Para el año 2008, leyendo un documento escrito por Fidel Castro, Presidente de la República Socialista de Cuba para ese entonces, Hugo Chávez le recordaba al país que:

El petróleo venezolano, no es la caña de azúcar, se trata de una materia que, aunque se pagaba por ella muy poco, era tal su volumen y calidad que generaba grandes ingresos en una moneda que tuvo durante decenas de años gran poder adquisitivo: el dólar. -Fuente: CHÁVEZ, HUGO (2008, Sept. 14). ALÓ, PRESIDENTE, programa Nº 321, El Viñedo, municipio Simón Bolívar, estado Anzoátegui. p. 5-

Radical en sus planteamientos, pero claro en los objetivos trazados y estrategias, su racionalidad para asumir la política petrolera venezolana estuvo marcada por una perspectiva integral del manejo de lo político, lo económico y lo social en sus actuaciones. Como un buen "Gerente Social-político" dirigió los asuntos del Estado utilizando abiertamente el petróleo como la base central para impulsar el Socialismo bolivariano. Emergiendo así, una nueva manera de pensar el manejo de lo económico y su vinculación directa con la política y la sociedad.

Hugo Chávez siempre mostró un comportamiento apegado a una serie de principios para administrar los recursos estratégicos de la nación, la política exterior, la económica, la social, la militar, la educativa, entre otras, que contrastan con la de los gobiernos anteriores. Se destaca su apego a la Constitución y las leyes, la defensa de la democracia y de los intereses nacionales, la solidaridad, la cooperación, el amor al desvalido, el desprendimiento, la unidad nacional de todas las fuerzas aliadas al proceso revolucionario, el antiimperialismo, entre otros. Fueron principios que no abandonó a lo largo de sus actuaciones públicas y le permitieron afrontar la dinámica del cambio en el contexto de la Venezuela de inicios del siglo XXI.

Asumió la "política social" como el mejor camino para conducir al Estado y abandonó conceptos económicos tradicionales, sobre todo los enmarcados en el neoliberalismo, para darle un nuevo sentido a lo económico desde una perspectiva socialista. Es el rescate del sentido social dado a la política económica, una racionalidad vinculada a la crítica ética de la Economía Política.

Consciente que el petróleo a lo largo de la historia le aportó niveles de desarrollo industrial al país, pero que en sus avatares fueron cada vez más los beneficios que les iban reportando a algunos empresarios nacionales, a las compañías transnacionales y a sus países de origen, que los que recibían la mayoría de los venezolanos y venezolanas, surge su propuesta de cambiar radicalmente a su país para enrumbarlo hacia las sendas del crecimiento y desarrollo económico. Sus obras y hechos así lo demostraron: defendiendo y aprovechando cada dólar que reportaba los barriles de petróleo producido por Pdvsa y exigiéndoles cada vez más a las compañías petroleras privadas que reporten mayores impuestos y regalías al fisco nacional.

De esa forma dirigió al Estado; y lo puso al servicio de ese pueblo, que estaba cansado de una historia de tanta destrucción, miseria, desempleo, inflación excesiva, devaluaciones continuas, corrupción y burocratismo, con una salida continuada y masiva de capitales al exterior provenientes del ahorro nacional y de los excedentes petroleros que empujaron al país a un continuo endeudamiento. Pero, era un pueblo transculturizado, signado por el consumismo de los ricos y un estilo de vida no originario, basado en las visitas y compras en tiendas y servicios parecidos al de la sociedad estadounidense.

Como bandera de lucha inicial, tomó los contratos dolosos de la Apertura petrolera de los gobiernos anteriores, y le develó a los venezolanos los elementos que vinculaban esa política petrolera con la del gobierno de los Estados Unidos: fue una estrategia diseñada por los norteamericanos pero aprobada y ejecutada por los propios venezolanos. De hecho, todas esas negociaciones fueron discutidas y aprobadas por el Congreso Nacional desde su inicio en el año 1996, una vez que fuese presentada directamente por la gerencia de la petrolera estatal de ese entonces con la venia del Ministerio de Energías y Minas y el propio presidente Rafael Caldera. "Era un país colonial, era un país esclavo" enfatizaba Hugo Chávez al referirse al tema en varias oportunidades.

También denunció la existencia del Estado paralelo en la industria petrolera:

Venezuela ha tenido un Estado dentro del Estado, que no obedece ni Contraloría. (…) La Contraloría aquí revisa hasta los cuarteles militares, hasta áreas que son vulnerables por seguridad y defensa, pero a Pdvsa no, esa es una caja negra, era una caja negra, la estamos abriendo y están saliendo las víboras, no les tememos, con la verdad ni ofendo ni temo. Pdvsa ahora comenzará a ser de los venezolanos, gracias a Dios y gracias a la revolución bolivariana, a nuestro pueblo y a nuestros trabajadores petroleros. (Ibídem)

He aquí, una descripción pormenorizada de cómo este hombre llegó al poder gubernamental para transformar la sociedad venezolana para siempre, quedar postrado en la historia contemporánea de Venezuela como el único Presidente que realmente enfrentó y derrotó en varias batallas política y económicas a las corporaciones transnacionales petroleras y a sus promotores y defensores dentro de ese país. Realmente, fue un venezolano único en su estilo, inédito, porque defendió lo nuestro, lo que la madre naturaleza nos propinó, para que algún día, cuando decidamos ponernos de acuerdo, logremos empujar a este país hacia la senda del desarrollo económico sostenido, estable e independiente, cómo él también lo soñó.

En todos los escenarios académicos y políticos donde me he desenvuelto en los últimos años, he insistido, defendido y demostrado con argumentos que la política petrolera de ese Presidente ha sido la que más beneficios le ha aportado al país.

Por ello, es que en nombre de mi hija, de mis padres, y de mis amigos, le agradezco a este Presidente por dejar un bagaje de ideas, experiencias, discursos, enseñanzas, hechos concretos e ilustraciones sobre el sector industrial más importante de Venezuela: el petrolero.

Algún día podremos ser la potencia que, al igual que él, soñaron, creyeron e insistieron nuestros libertadores y otros presidentes y académicos nacionalistas de la historia contemporánea de Venezuela. Amén al legado de esfuerzos que quedaron asentados en escritos y sirven de referencia para continuar con esa lucha histórica de dejar la retórica desarrollista basada únicamente en "la siembra" de los excedentes petroleros, y construir un verdadero camino hacia un modelo económico productivo, próspero, sostenido, diversificado, independiente y centrado en el bienestar humano.

El petróleo ya no da para seguir satisfaciendo al tradicional "Estado rentista", "Capitalismo rentístico", "Economía rentística", "Economía parasitaria" venezolana, o como quiera llamarla cualquier estudioso del tema.

Finalmente, el Dr. Andrés Giussepe señala, que lo ideal sería, producir cada vez más petróleo en el marco del respeto de los acuerdos de la OPEP, exportar cada vez menos y procesar cada vez más petróleo crudo y derivado a lo interno; que complementado con una planificación económica basada en la inversión en sectores productivos estratégicos como la agroindustria, pecuaria y el turismo, disminuyendo los niveles de importación de bienes y servicios, generarían más empleos productivos y estables, base fundamental de un economía más humana. Ese es el camino que conduciría a la soberanía y a la economía productiva que este Presidente también soñó.

HUGO CHÁVEZ Y SU VISIÓN SOCIALISTA DE LA RENTA PETROLERA (pág. 96)

Hugo Chávez comprendía que la renta petrolera, en el fondo, generaba y seguía generando un problema de dependencia para satisfacer necesidades de los distintos sectores sociales –burguesía y pobres–, que en los términos de Marx siempre ha representado una lucha de clase por "gastar" esa renta y no multiplicarla –en los términos de la teoría capitalista clásica– para el provecho de todos.

A partir de ese año 2002, comienza a hacer énfasis en sacarle mayor provecho a los aspectos positivos de esa renta, de la cual visualizaba su captación y distribución sustantiva dirigida hacia los que menos tienen, específicamente, para el pago de la "deuda social acumulada". Le daba importancia a la relación entre esos ingresos captados y la distribución a lo interno de la sociedad venezolana, denominada por el autor de este libro como la "dualidad ingreso-distribución", que en este caso, persigue un fin estrictamente social.

Se enfrenta e intenta manejar eficientemente, dos momentos estratégicos: "el ingreso" y "la distribución de la renta". (…) Por el lado del "ingreso de la renta", (…) se afronta varios procesos relacionados: a) la gerencia política en el sistema petrolero internacional, específicamente, el manejo de las relaciones diplomáticas con los países socios de la OPEP y con aquellos países con los cuales mantiene relaciones comerciales en materia petrolera; b) la defensa de los precios del petróleo, y; c) el manejo eficiente de las negociaciones petroleras. (p. 189)

Por el lado de la "distribución de la renta", (…) se enfrenta a todo lo relacionado con: a) los niveles de ingresos captados por concepto de ventas de petróleo crudo y de productos derivados a nivel nacional e internacional; b) los aportes de la organización (Pdvsa) al fisco nacional establecidos en el régimen fiscal petrolero venezolano; c) los aportes de ingresos excedentarios a fondos nacionales especiales de carácter social y financieros; d) la elaboración del presupuesto de gasto de la organización (Pdvsa) con fines productivos y no productivos; e) la ejecución de planes y proyectos sociales que surgen de las necesidades de la sociedad venezolana, entre otros. (ibíd., p.190)

Bajo esta racionalidad, Chávez le dio un uso integral a la producción petrolera, al posibilitar que la renta que se capta en los mercados internacionales sea invertida socialmente. Es por ello, que siempre realzaba más el interés social que el económico. Insistía sobre una "justa distribución" de los recursos y riquezas del país entre su población, haciendo énfasis en los sectores más pobres.

Chávez quedará en la historia como el "presidente de los pobres". De hechos concretos que fueron reconocidos a nivel nacional e internacional. Y que, como buen comunicador, no los dejaba escapar, por el contrario, aprovechaba las buenas noticias y óptimos resultados de su gestión gubernamental para insistir que el camino para superar la pobreza en Venezuela, incluso en el mundo, era el que venía impulsando.

Vemos como para él, el rentismo petrolero era necesario para garantizar la irreversibilidad del socialismo. Algo que, insistentemente consideraba, debía hacerse como lo planteaba Jorge Giordani en uno de sus libros, y que el mismo Presidente leyó en uno de sus programas "Aló Presidente" realizado en la Faja Petrolífera del Orinoco para argumentar sobre el tema:

…. Basado en ese comportamiento, se podría caracterizar como un proceso de "Socialización del Capital", que se presenta como el uso de todos los recursos financieros y económicos disponibles para la promoción y desarrollo de inversiones sociales.

Lo explicado a lo largo de este libro, es la base del pensamiento petrolero de Hugo Chávez, que desde una perspectiva hermenéutica, leyendo entre líneas sus ideas e interpretando sus acciones, podía evidenciarse una "Visión socialista" sobre el uso de la renta petrolera venezolana, una comprensión, que como soporte teórico, puede ser un elemento más de la cosmovisión del pensamiento político-ideológico de Hugo Chávez, valga decir, del "chavismo" como filosofía y forma de actuar ante la realidad concreta de la Venezuela del siglo XXI.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5728 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Andrés Giussepe

Andrés Giussepe

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /energia/a205183.htmlCd0NV CAC = Y co = US