Aristóbulo, por Anzoátegui, Pida la Paralización de Explotación en la Faja (I)

A través de la red social twitter, me enteré que en la gobernación se realizaría un evento para discutir el plan de la Faja Petrolífera del Orinoco. El tema era de mi interés porque resido en El Tigre y ya había tenido la oportunidad de leer en Aporrea un artículo que hacía un comentario sobre la explotación de la faja.  

Como socióloga y académica, me interesó el tema y me vine a oír las ponencias en el piso 4 de la sede de la Gobernación. Pude acceder muy fácilmente. Más que ponencia, supe al ver las exposiciones que  eran presentaciones que contienen los lineamientos e ideas que PDVSA está desarrollando en la FPO. Salí de ese encuentro, convencida que este tema debía ser  objeto de un profundo análisis por las consecuencias que una intervención como esta puede generar y de está generando.

Soy de las que pienso, que esta PDVSA, es  hoy el soporte más importante del proceso. Sin PDVSA y sin la decisión de Chávez de revertir la llamada apertura petrolera, que Rafael Ramírez ha conducido; la revolución no hubiese avanzado en algunos -pero fundamentales- objetivos sociales. Esta PDVSA tal vez no sea perfecta, pero ha sido una palanca importante en esta fase. 

A pesar de ser PDVSA un factor de primer orden para este proceso, es muy importante que  Aristóbulo y los alcaldes de la zona sur del estado Anzoátegui y TODO el estado Anzoátegui no permanezca indiferente a este plan. Los alcaldes, puede estar entusiasmado por los ingresos y los aportes que PDVSA pueda hacerle, pero lo que pude leer de la presentaciones, me dejan mucha dudas y logro ver un Plan Faja Petrolífera del Orinoco produciendo un inmenso pasivo social, que ya está en marcha.

Profesor Aristóbulo, aunque somos un país afortunado por la riqueza que se encuentra enterrada en la faja, usted tiene la obligación de leer estas presentaciones y seguro estoy, que si ha sentido un cariño y amor por el estado Anzoátegui y por la parte sur del estado, debe pronunciarse y solicitar paralizar ese “desarrollo”, cuyo fundamento es incrementar la extracción de petróleo, construyendo ya todas las instalaciones que ese proceso exige, pero se entiende al ver el plan,  que la gente  no está incluida.

Si la gente estuviera presente en el Plan de la Faja Petrolífera del Orinoco, antes de pensar en tanques de almacenamientos, plantas de biodiesel, mejoradores, macollas y termoeléctricas para esos complejo, como se ve en los documentos, ha debido pensarse en la gente para que el impacto social  no sea tan negativo y ya está siendo negativo. No me convence, como ciudadana y residente de la zona sur del estado, que el petróleo que se desenterrara en esa área va derramarse en la zona. No se  hizo antes, ni el plan lo prevé ahora aunque en los documentos se expliquen de unos desarrollos urbanísticos de los cuales no hay nada concreto, pero la explotación ya está en marcha y tiene como objetivo, extraer 400 mil barriles diarios de esa zona. El proyecto FPO es sencillamente un enclave al estilo de lo que vimos con los planes desarrollistas de la Venezuela del siglo XX.

El problema no es que la explotación ahora sea mejor negocio que como eran antes en la IV. Eso es bueno pero no suficiente. Importa, pero no se está seguro que las comunidades incluidas recibirán un beneficio y serán mejores comunidades. El problema no es que antes las operadoras pagan el 34% y el 1% de regalía y ahora pagaran  un 50% de Impuesto y un 30% de regalía. El problema no es que en la faja existan más o menos 297 MMMBls y que el bloque Junín, que gran parte de su territorio corresponde al estado Anzoátegui, sea el de mayor potencial. El Problema, es que ese esta explotación no vaya a convertirse en un plan desarrollistas que pretende sacar el petróleo que se encuentra enterrado en la faja. No me explico como una situación tan de extrema importancia y que PDVSA presentó en un taller o conferencia, no haya generado un auténtico revuelo.

Vamos primero con lo que oí en una sala grande en la cual estaban sentadas más de 50 personas, y en donde todos parecían profesionales. Luego en  una segunda parte, presentaré  situaciones que permiten comprender su impacto.

Oí a los técnicos de PDVSA exponiendo sus ideas, pero también oí el silencio absoluto de funcionarios y funcionarias de entes públicos nacionales y estadales, que no sé si escucharon las intervenciones que ofrecieron los amigos de PDVSA. En el salón había como 70 personas representantes de entes públicos nacionales, municipales y de la gobernación. Oí hablar a una funcionaria de apellido López advirtiéndonos sobre aspectos que debían debatirse, oí a un funcionario de Corpolec diciéndonos que no tenía un centavo para esa zona. Hubo otras pocas intervenciones descuadradas con el punto de discusión. Un señor que resultó ser un funcionario del gobierno regional expresó unas ideas críticas sobre el plan y finalmente a un funcionario de la alcaldía de Monagas, también dejó en el ambiente su preocupación. .

Convencido de la importancia del tema, me propuse llegar a los documentos y una vez leídos, ínsito que es un asunto de extrema importancia para el estado Anzoátegui. El país recibirá muchos dólares, esto no determina que estas comunidades del sur del estado no continuaran con su papel de llevar riqueza y desarrollo al norte del estado.

Sentí por la poca intervención sobre las exposiciones, que la gente estuvo sobrando. Estaba ahí para cumplir con una invitación. Suelo preguntar y logré determinar que a todas las instituciones que participaron se le había enviado toda la documentación que PDVSA había elaborado, lo cual quiere decir, que PDVSA esperaba un debate y un reforzamiento que no llegó porque la gente estaba ahí, pero no le interesaba un asunto tan importante. Fuera de la intervención de la Sra. López, de un funcionario de la Alcaldía de Monagas -Mapire- y la de un Sr de apellido Marcano que lo presentaron como funcionario de un ente del gobierno regional; el asunto, siendo tan importante, no se debatió. El tema de la Faja es definitivamente un punto importante para el país, pero no puede ser a costa de reproducir ahí una Lagunilla o una Cabimas. El punto debió haber comenzado por ahí y no por el desenterrar el petróleo que se encuentra en la faja.

El plan de la faja como trataré de demostrar en un segunda entrega (parte II) es como una conquista de esas, en las cuales poco importa la gente.

 

Amarantarojas065@gmail.com

@La_DagaRoja



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2013 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /energia/a189757.htmlCd0NV CAC = Y co = US