Lecturas sobre la reducción de la jornada de trabajo (II)

En la anterior entrega ( Parte I ) de estas lecturas sobre la reducción de la jornada de trabajo, se hizo una reseña de algunos autores que caracterizan el significado y los diversos aspectos a considerar en la lucha por esta demanda del movimiento obrero.

En este contexto teórico hay que reiterar algunos tópicos de la perspectiva global que estamos promoviendo de la reducción de la jornada de trabajo:

1.- La pelea por reducir el tiempo de trabajo, forma parte de la lucha contra la explotación del trabajo, la opresión política y la dominación cultural. Por lo tanto, supera el enfoque economicista que la reduce a sus implicaciones estrictamente salariales, siguiendo la lógica del capital que persigue la máxima ganancia a través de la intensificación del ritmo y tiempos de trabajo. En este sentido, es indispensable que los trabajadores ubiquen el corazón del asunto: la producción de plusvalia (trabajo no pagado conocido también como plusvalor) o dicho de otra manera trabajo excedente, que es la génesis de la riqueza del capitalista, que se apropia individualmente el trabajo colectivo ( este capital puede ser privado o público, siendo bueno recordar que CVG Alcasa es una empresa que forma parte del capitalismo de Estado). La cuota de plusvalía (monto de trabajo gratis que los obreros entregan a la patronal ) es el soporte de la acumulación capitalista. Ningún salario paga lo que el obrero produce en una jornada diaria. Esto es lo que sostiene la Ley del Valor-trabajo que Marx descubrió estudiando la anatomía del capitalismo. Es por ello, que desde la primera asamblea de trabajadores que realizamos en el portón de CVG ALCASA en Marzo del 2005, hemos venido enarbolando este planteamiento, que sirve de referencia para explicar nuestro compromiso de honrar deudas y pasivos laborales, tal como ha sido hasta ahora, aún en el marco de las limitaciones financieras de la empresa. Es también esta concepción la que inspira los lineamientos para discutir la contratación colectiva. Sería un acto de deshonestidad intelectual y de capitulación ideológica (como revolucionario de inspiración marxista ), no combatir la explotación del trabajo o dejar de impulsar el cambio en las relaciones de producción capitalista , que entre otras cosas implica cualificar la jornada de trabajo, es decir, plantearse la productividad de otra manera donde el móvil no puede ser extraer plusvalía sacándole la chicha al obrero, ya sea extendiendo la jornada o intensificándola. Como el capital ya no puede alargar la jornada laboral (plusvalía absoluta) so pena de desatar una rebelión colectiva, acude a las innovaciones y cambios en los procesos de trabajo, tal como lo hizo Taylor, Ford y los neo-fordistas, donde lo que se busca es elevar la productividad del trabajo (plusvalía relativa) Por cierto, este es un aspecto donde fracasaron las experiencias vinculadas al “socialismo soviético”, ya que ensayaron un modelo de acumulación y que “socialista”, aplicando la referida Ley del Valor-trabajo . Esto hace obligante que en el proceso de cambio hacia el socialismo revisemos la organización de la jornada y el puesto de trabajo, apuntando hacia su calidad y hacia el desarrollo humano del obrero y su familia. Se entiende entonces que no estamos simplificando el asunto a un problema de turno, horas extras o pagos adicionales.

2.- La reducción de la jornada, en nuestra óptica, tampoco implica rebajar salarios o desconocer conquistas contractuales, sino mejorar la calidad de vida y de trabajo de los alcasianos, extendiendo el “tiempo libre”.

Lecturas sobre la reducción de la Jornada de Trabajo (Parte II) / Pág.03 / 19 de junio de 2006

Aquí vale la pena citar las TESIS DEL SOCIALISMO REVOLUCIONARIO, que hemos venido elaborando y discutiendo desde mediado del año 2005. En la tesis 33 sobre la ENAJENACIÓN DEL TRABAJO Y TIEMPO LIBRE, se señala:

“ Desde el punto de vista del proceso productivo, que busca obtener la mayor plusvalía o plustrabajo (tiempo de la jornada laboral no pagado al obrero), la actividad diaria en los puestos de trabajo está organizada bajo el esquema tecnocrático de cronometrar el tiempo de tareas parceladas y repetitivas, ya sea desde la perspectiva taylorista, fordista o neofordista.

Este esquema del proceso productivo en la fábrica, se reproduce en la sociedad en su conjunto, donde hay poco tiempo para otras actividades y cuando hay alguna posibilidad se trata de las rutinas empobrecedoras de la industria cultural.

En la transición socialista, al superar la Ley del Valor, como lo hemos planteado también en otras tesis ( la Ley del Valor explica la explotación del obrero donde se busca la mayor cuota de trabajo no pagado) no sólo se supera la fragmentación y la repetición simplificada de la tarea en los puestos de trabajo, sino también la duración de la misma.

Por ello la reducción de la jornada de trabajo, es una demanda clave de la emancipación del trabajo en la perspectiva socialista, ampliando la franja de tiempo libre para los trabajadores. Pero aquí hay que plantearse el uso alternativo del tiempo libre, el cual no se puede entender como “no hacer nada”, flojera o irresponsabilidad con el trabajo. La conquista de mayor tiempo libre hay que relacionarlo con el ocio creador, donde se pueden realizar múltiples actividades, entre otras:

+ Emplear el tiempo que se deriva de la reducción de la jornada en cualquier ámbito de actividad, para utilizarlo en la formación permanente y en la superación personal.

+ Dedicarse al cuido y protección de los niños y de la familia en general.

+ Realizar actividades deportivas no enajenadas.

+ Involucrarse en actividades culturales y recreativas.

+ Realizar visitas a monumentos históricos y naturales.

+ Participar en actividades artísticas como la música, la danza, la pintura,etc.

+ Contemplar la naturaleza, playas, ríos, montañas, explorar y conocer la flora y la fauna de nuestra localidad o región.

3.- La reducción de la jornada de trabajo y su impacto en la calidad de vida de los trabajadores no afecta negativamente la “productividad”. Por supuesto, hay que definir de qué productividad estamos hablando:

-- En el propio marco capitalista, hay tendencias que reconocen que un trabajador que descansa adecuadamente, que estudia y se profesionaliza, que está integrado social y familiarmente, posee una mayor motivación para el trabajo, sino que lo diga la Toyota o la teoría Z.

-- Algunos tecnócratas descalifican la reducción de la jornada de trabajo porque conduce a la quiebra y supuestamente no es sostenible en el tiempo. Ubicamos esta corriente dentro del paradigma que cree que al emplear más mano de obra por la creación de nuevos empleos y la incorporación de turnos es “ improductivo “, igualmente concibe que la producción y la productividad descansa en la tecnología, en las maquinarias y equipos.

Aquí es necesario de nuevo invocar a Marx cuando señalaba que el capital fijo (maquinarias y equipos) no generan nuevo valor a la mercancía, sino que transfieren en valor que portan como trabajo cristalizado, trabajo pretérito ( en la crítica de la economía política para diferenciarlo del trabajo vivo también de se denomina “ trabajo muerto” ).

Lo único que produce un nuevo valor agregado a la mercancía es el capital variable ( la fuerza o trabajo vivo del obrero). Cuando en la reducción de la jornada de trabajo se emplean nuevos puestos de trabajo ( a parte de ser una política de inclusión y de justicia social ) se amplía la franja de valorización, es decir, se incorpora una masa mayor de trabajo vivo y en consecuencia, existe la base para una mayor productividad, combinado con otros factores productivo donde se incluye la tecnología, materia prima, organización y planificación. Es a partir de este enfoque que me he opuesto a la tecnocracia que sostiene que ALCASA es inviable si no se reduce personal. En esa misma dirección, hemos estado realizando una cruzada contra algunas ideas fuerzas asociadas a la vieja cultura de la “Gran Venezuela de CAP” que colocó como visión-misión de nuestra empresa PRODUCIR Y VENDER ALUMINIO, siendo el color azul el indicador de éxito.

En el Plan estratégico 2006-2012 de nuestra empresa, nos planteamos superar tal paradigma:

· No sólo se trata de producir y vender aluminio, sino de promover nuevas relaciones de producción, impulsar un nuevo modelo productivo que involucra lo endógeno, la economía popular ( Cooperativas y EPS)la integración del territorio y la inclusión social.

· El color que corresponde a este enfoque no es el azul ( producir más sin horizonte humano y social ) sino el color violeta ( como punto de equilibrio entre el déficits y el excedente, una nueva manera de combinar el color rojo de la quiebra con el azul productivista, teniendo como norte el desarrollo humano y no la producción en sí misma). Este color es además simbólicamente el color de la aurora, la señal de un nuevo amanecer.

· Con la reducción de la jornada de trabajo se alumbra un nuevo día para los trabajadores alcasianos, dejando atrás la noche con sus penurias en el trabajo.

4.- En términos institucionales, el planteamiento de la reducción de la jornada de trabajo, está inscrita en una de las políticas plasmada en el Plan Estratégico 2006-2012 aprobado por le Junta Directiva de la empresa y por la Directiva de CVG.

Al respecto, en el documento entregado, discutido y aprobado por dichas instancias gerenciales, se señalan las 7 políticas que orientan nuestras acciones cotidianas:

“ 1.- Incremento de las actividades formativas, tanto técnicas como socio-políticas.

2.- Reorganización de la empresa y consolidación de la renovación gerencial y sindical.

3.- Financiamiento oportuno, asegurando inversiones indispensables por parte del gobierno nacional.

4.- Política de comercialización que pueda cumplir con el fomento del mercado interno, asegurar nuevos clientes, romper monopolios y garantizar precios justos.

5.- Mejoramiento continuo de la productividad del trabajo.

6.- Mantenimiento adecuado, suministro de repuestos y materia prima “justo a tiempo”.

7.- Mejorar las condiciones de trabajo y de vida de los alcasianos: reducción de la jornada, tiempo libre y ocio creador, salario social integral, salubridad y condiciones ambientales .”

A la burocracia que le gusta enarbolar el chapeo, hay que decirle que este Plan fue aprobado por

todos, todas y cada uno de los miembros de la Junta Directiva que asistieron a las sesiones de su discusión, y al mismo tiempo hubo palabras de reconocimiento sobre su contenido por parte del Ministro Víctor Alvarez y el Vice-presidente Ejecutivo Gilberto Buenaño, al momento de ser presentado en CVG.

Más allá de cualquier formalidad, lo que queremos reseñar es que la propuesta de la reducción de la jornada se inscribe en una visión alternativa de desarrollo que supera el régimen de producción capitalista, y en consecuencia, la reinvención de CVG de cara al Socialismo del Siglo XXI debe tenerla como un estandarte obligante para cualquier empresa tutelada, no necesariamente vinculada a presiones sindicales o gremiales, en la onda tradicional

Finalmente, en esta nota introductoria de la segunda parte de las lectura sobre la reducción de la jornada de trabajo, queremos también reseñar que no sólo nos vamos a quedar en las consideraciones globales, sino que tal como ya lo anunciamos en la parte I de estas lecturas, ahora en esta nueva compilación vamos a presentar las experiencias de luchas en Argentina, terminando con lecturas sobre lo jurídico-legal que afectan normativamente el proceso.

En una nueva entrega (que sería la parte III de estas lecturas) reseñaremos las experiencias venezolanas en la lucha por la reducción de la jornada de trabajo, y como ella se ha expresado en la contratación, especificando en detalles sus implicaciones sobre el salario, horas extras, tabulador, evaluaciones, etc..

Click aqui para leer todos los materiales sobre la Reducción de la Jornada de Trabajo



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8089 veces.



Carlos Lanz Rodríguez


Visite el perfil de Carlos Lanz Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /endogeno/a22870.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO