Cartas sobre el control obrero

La sociedad socialista es una sociedad en constante cambio y transformación. Se diferencia de la sociedad burguesa en que la producción está organizada en base a la propiedad social de los principales medios de producción. Esta transformación se puede realizar de manera inmediata o en forma gradual. Una demostración palpable que nuestra clase trabajadora venezolana es capaz de esta tarea son los numerosos intentos de asociación y control obrero en las empresas básicas de Guayana, Inveval, Invepal, Industrias Diana, Lácteos los Andes, entre otros casos.

Estos intentos de organización socialista han sido los pioneros en la revolución bolivariana, inspirados por el apoyo del Comandante Supremo Chávez, que cuando no son saboteados desde adentro y afuera, se administran con mayor eficacia y más honradamente que las sociedades anónimas de la burguesía. Y cuando algunos traidores, que pueden encontrarse en estas asociaciones proletarias, sean castigados de manera ejemplar, comprenderán que la corrupción no será tolerada. Estas asociaciones deberán establecer alianzas con los campesinos y cuando no cuenten con tierras, los latifundios pueden emplearse en asociaciones asegurando una necesaria asistencia técnica para la producción de la materia prima para la industria socializada. Los mayores obstáculos provendrán de algunos pequeños productores y sectores burocráticos que deseen imponer criterios poco fundamentados técnicamente.

Esta tarea de socializar la producción industrial y la gran agricultura es posible gracias a que el poder político está en manos de la revolución bolivariana y debido al fuerte apoyo entre el pueblo.

Nosotros estamos construyendo nuestra historia con arreglo a ciertas premisas y condiciones propias. Las condiciones económicas son las que serán decisivas en última instancia si queremos consolidar el socialismo bolivariano. Aunque también desempeñan un papel importante las condiciones políticas y nuestra propia tradición proletaria y sindical que se encuentra en nuestras cabezas. De tal modo que el legado de Chávez, como síntesis de la lucha revolucionaria de los años 60, 70 y 80, y las luchas populares de los años 90, ciertamente está impulsando la construcción de la patria socialista.

Independencia y Patria Socialista…Viviremos y Venceremos
Militante del PSUV. Delegado Sindical. Trabajador


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2028 veces.



Lucidio García


Visite el perfil de Lucidio García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: