A Evo: sugerencias sobre santillana y carrera magisterial


1. De entrada hay que decir que el ideal colectivista y socializante de Evo Morales, presidente de Bolivia está fuera de duda; al contrario de los gobiernos individualistas y empresariales que han sufrido los mexicanos. Evo es un indio al servicio de los indios, de los pobres y los miserables; distinto a lo que fueron los indios Toledo en Perú (2001/06) o Juárez en México (mediados siglo XIX) que, por sus protectores materiales e ideológicos, asumieron ideales y gobiernos de corte capitalista. Aunque tampoco este es un problema de indios y de “ilustrados”, sino un problema de principios ideológicos y filosóficos, de actitud ante los problemas de las mayorías y los trabajadores. Así de sencillo: gobernar a favor de los pobres y explotados o a favor de los ricos explotadores. En función de esa posición se hacen los programas de gobierno.


2. Evo Morales, anticipó ayer durante la celebración del Día del Maestro en Bolivia, la pronta salida de la editorial española Santillana, que se dedica a la impresión de textos escolares en Bolivia, así como de otros países de América Latina, porque considera Evo que impone una formación colonialista. En Palacio Quemado, Morales homenajeó a los docentes y promulgó tres decretos, uno de los cuales incentiva a los profesores a que escriban textos escolares, otro crea la Universidad Pedagógica Mariscal Sucre y el último promueve la carrera magisterial. Dijo: “Ustedes saben cómo estaban siendo impuestas normas bajo un Estado colonial, normas que venían desde afuera. Nuestro ministro de Educación me informaba esta mañana sobre editorial Santillana, una forma de imposición colonial para la formación de nuestros estudiantes”

.

3. ¿Qué podría pensarse de un poderoso grupo económico imperialista español como PRISA que busca dominar a países desde el punto de vista económico e ideológico? Según su informe anual de 2002, “el negocio editorial del Grupo Prisa durante el ejercicio 2001 ha sido excelente, con unos ingresos totales de 389 millones de euros y un incremento del 35% del EBIT con respecto a 2000. Esto es por la marcha de las ventas de textos de educación y formación tanto en España como en Latinoamérica. Un 63% de los ingresos de Santillana proviene de los negocios en el continente americano, donde el Grupo Prisa mantiene un liderazgo logrado a lo largo de varias décadas. Destacan los excelentes resultados cosechados en México. Santillana también ha realizado buenas campañas de venta de libros de texto en República Dominicana, Puerto Rico, Ecuador y Colombia.


4. En tanto Evo Morales busca desde la Presidencia de Bolivia conservar los valores de los indios americanos ante la brutal invasión de la cultura anglosajona y occidental, en México y demás países con gobiernos derechistas se busca desaparecer las culturas indias originales para integrarse con más “éxito” al sistema capitalista mundial. Mientras en Bolivia, con el mayor índice de población indígena de América Latina, los indios luchan porque sus costumbres, tradiciones e historias se profundicen, en México se combate esa cultura y se busca integrarla, usando todos los medios –en particular la escuela- a las formas de vida occidental. Por eso el rechazo total a Santillana (proyecto mundial del grupo Prisa de España) Ha sido rechazada en Bolivia para dar paso a la producción literaria y de investigación, así como a la filosofía con valores de ese país.


5. La llamada “carrera magisterial” surgió en México en 1992 por presiones del sindicalismo espurio o charro al llamado programa de “modernización educativa” en el gobierno de Carlos Salinas estando Ernesto Zedillo en la secretaría de Educación. De origen se habló de que sería para “mejorar la educación profesionalizando a los maestros”, pero desde un inicio denunciamos en la CNTE que se trataba de la imposición del proyecto privatizador individualista en la educación que al mismo tiempo buscaba que algunos profesores se sumen al proyecto para dividir las luchas sindicales colectivas. La educación escolar en vez de mejorar se estancó; solamente el 10 por ciento de los profesores obtuvieron altos salarios y privilegios; el sindicalismo independiente fue debilitado. Ganó la clase política y el Estado; perdió la educación.

 

6. Paralelo a la “carrera magisterial”, en las universidades se impulsó el individualismo en docencia y en la investigación que consistió en una competencia por adquirir puntos curriculares para ascender económicamente en la escala universitaria; para ello se inventaron cursos, diplomados, se intensificaron maestrías, doctorados y publicaciones académicas. En investigación comenzó a dominar la contratación con instituciones privadas nacionales y extranjeras, así como la organización de seminarios pagados con fondos de esas instituciones. El sindicalismo universitario y las luchas colectivas por salarios y prestaciones –ni hablar de las huelgas-se vinieron abajo porque una parte de los académicos prefirieron entrarle a la competencia individual por sus privilegios.

 

7. En tanto líderes y gobierno sostuvieron que la carrera magisterial es un logro de sus gestiones, además que es perfectible; desde otra perspectiva la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) ha reiteró siempre su rechazo a este programa porque es parte del proyecto neoliberal –atribuido al actual régimen-, además de buscar la calidad de la educación mediante la exaltación de la eficiencia y la competitividad. “La CNTE sostuvo que la carrera magisterial es selectiva y discriminatoria: su valoración es que no se han logrado los propósitos para los que fue creada, y que ha generado problemas como la simulación y credencialismo”. La “carrera magisterial” que Evo propone para Bolivia no puede crear privilegiados de ninguna clase sino que al contrario, debe servir al 100 por ciento de los profesores y niños bolivianos.

 

8. La educación en México, durante el tiempo de la “carrera magisterial”, comenzó a ocupar los últimos lugares en calidad en el mundo. Se formó una élite de profesores con altísimos ingresos que nada tienen que ver con la docencia. Si en Bolivia se busca una buena educación escolar tiene que partirse del igualitarismo: cursos obligatorios permanentes para todos, mejorar un poco los ingresos y prestaciones de todos los trabajadores de la educación; desayuno obligatorio y nutritivo a todos los niños; escuelas cómodas y completas; sindicalismo combativo e inteligente. Lo más funesto en la educación son las jerarquías y los privilegios para unos cuantos; pero también que la población no tenga conciencia que su vigilancia y participación crítica es esencial. Quizá por eso Evo dijo: “El magisterio que está al lado del niño, del joven, debe convertirse en el verdadero instrumento de liberación nacional, para educar y orientar ideológica y culturalmente como la única forma de cómo combatir al colonialismo interno”.

 

pedroe@cablered.net.mx

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2339 veces.



Pedro Echeverría V


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Echeverría

Pedro Echeverría

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N Y ab = '0' /educacion/a79532.htmlCd0NV CAC = Y co = US