Un rotundo fracaso

En Aporrea les descubrieron ese error de ortografía.
Credito: EFE
En las luchas gremiales en Venezuela,al menos a partir de 1958 que conozco, nunca un llamado de las dirigencias a paralización de actividades en algún sector laboral había sido tan desoído por sus bases y resultado un rotundo fracaso como este del miércoles pasado. En el supuesto de que el Ministerio de Educación hubiese disminuido el número de planteles que atendió el llamado a paro (informó que paralizaron 169 de los 28.424 que existen, 0,59%), y lo lleváramos a 5%, o a 10% o a 20%, de todas maneras habría sido estruendosa la derrota de las organizaciones convocantes, de la oposición y de los medios que lo apoyaron. Según las estimaciones de Sinafum, que agrupa a 45.000 educadores, apenas en Zulia y Barinas hubo paros, estimados en 20%. En el resto del país la actividad osciló entre 99% y 100%.

¿Quiénes llamaron al paro? Es bueno que el país, y en primer lugar los 380 mil docentes que dependen del ME y los 42.190 afiliados a las mismas las conozcan: la antigua FVM, Fetraenseñanza, Fetramagisterio, Fenatev, Clev y Fetrasined, de las cuales sólo la FVM tiene directiva electa legitimada. Deberíamos añadirle a Fapuv, que llamó a un paro de solidaridad de cuatro horas en las universidades, y ¡ni una sola clase dejó de dictarse! ¿Por qué fracasaron? Recordarán que el magisterio es uno de los gremios más combativos y movilizados en reclamo de sus reivindicaciones, aunque a partir de 2004 fueron declinando sus manifestaciones.

¿Qué había pasado? Entre 1984 cuando se firma el primer contrato colectivo, hasta los contratos-convenciones de 200-2003, los aumentos obtenidos se los comía la inflación, nada más la correspondiente a 199699 alcanzó 170,5% mientras los aumentos fueron de 80%.

Los cambios empiezan a percibirse en el VI contrato (3ra convención) de 2002-03: la inflación sumada de esos años fue de 72,9%, y los aumentos llegaron a 91%. En los vigentes contrato y convención (2004-06), el aumento es 30% más 29% por cestatickets a 59% y la inflación a 27%. En 2007 hubo aumento de 40% e inflación de 22,5% para un incremento real de 20,5%.

En 2008 no hubo aumento, y la inflación promedio es de 34,5%, lo que está significando una pérdida del poder adquisitivo de los educadores.

Vencido el contrato, se está discutiendo desde noviembre y de las 56 cláusula han aprobado 35. Ese proceso no puede demorarse más.

Las decenas de miles de educadores que desatendieron el llamado a paro, lo hicieron conscientemente de que en estas circunstancias, con un contrato en discusión, esa no es la vía para presionar su ritmo, pero esa conducta puede cambiar. El presidente Chávez lo entendió así y dio garantías de aumentos inmediatos.

Supongo que los dirigentes gremiales habrán reflexionado luego de esta enorme derrota, aunque declararon en los medios que 90% había parado, que había sido un triunfo. En su acelerado camino al desprestigio uno se pregunta ¿cómo pueden ser educadores si son capaces de decir mentiras de ese tamaño? ¿Podrán tener alumnos que les crean?


La otra crisis

En materia de crisis, tenemos una experiencia vivida en 2002-03, durante el paro patronal y el sabotaje petrolero.

Entonces la producción de Pdvsa llegó a 25 mil barriles diarios, quedó paralizado el transporte petrolero, el desempleo subió a 18%, las reservas bajaron de 20 mil millones a 11 mil, el desabastecimiento llegó a límites incalculables, casi toda la economía se paralizó por dos meses, todo movido por empresarios, gerentes de Pdvsa, Fedecámaras, CTV, partidos opositores y medios.

Un año después se había recuperado.

De manera que existe capacidad para enfrentar esta otra, que nos llega de la crisis mundial y que se expresa en la baja de los precios del petróleo, los cuales empiezan a recuperarse.

El Gobierno anunció sus primeras medidas, todas orientadas a reducir gastos sin afectar las inversiones en el área social. Como muchos economistas y sectores empresariales esperaban medidas similares a las que en otros momentos difíciles tomaron los respectivos gobiernos (paquetes con aumento de la gasolina, devaluación del bolívar, privatización de industrias, congelamiento de salario mínimo, etc), ahora no saben qué decir más allá de que son insuficientes, de que empobrecerá más a los pobres, etc.

De todas, la única que incidirá directamente en la población es el aumento del IVA, (¿era indispensable?) que suponemos será transitoria y que apenas el petróleo alcance el valor estimado en el presupuesto, será eliminado o disminuido.

edrangel@cadena-capriles.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4452 veces.



Eleazar Díaz Rangel

Periodista egresado de la UCV. Ganador del Premio Nacional de Periodismo y menciones en diversas especialidades. Es Director del diario Últimas Noticias desde el año 2001. Profesor titular jubilado de la universidad central de Venezuela, cuya escuela de comunicación social dirigió (1983-86). Presidente de VTV 1994-1996. Presidente de la asociación venezolana de periodistas.

 edrangel@grupo-un.com

Visite el perfil de Eleazar Díaz Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eleazar Díaz Rangel

Eleazar Díaz Rangel

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a75178.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO