Golpe mortal a Nixon Moreno

Acaba de ser estruendosamente derrotada la profesora Laura Luciani Toro (en las elecciones rectorales de la ULA). Doña Laura fue, por mucho tiempo, la madre putativa, la protectora, la defensora y mentora del hoy politólogo Nixon Moreno, ultra-refugiado en la embajada de la Santa Sede. Ella misma lo llamaba con expresiones (equivalentes a) de encendida pasión: “Hijo mío”, “noble caballero andante de mi alma”, “prócer de corazón”. Laura aspiraba a ser la Vicerrectora Administrativa para desde allí hacer un papel mucho más agresivo y protagónico, mucho más feroz y directo en defensa de ese, ni tan joven líder estudiantil, auto-aherrojado en la sede de la Nunciatura. El golpe ha sido mortal: no valieron los millones invertidos, las amenazas de la actual presidenta de la FCU de la ULA que andaba perorando de que se estaba armando un fiasco contra la autonomía porque los chavistas iban a votar a favor del único contrincante de Laura, el profesor Manuel Aranguren, y que esto prefiguraba un pacto diabólico, una horrible y gravísima violación de los derechos humanos. Todo el mundo sabe que el profesor Manuel Aranguren, quien le derrotó, no es chavista, pero ciertos escuálidos, a veces, se tornan tan enfermos en sus memeces que cuando alguien no cumple a cabalidad sus posiciones, radicalmente fascistas, creen ver fantasmas de adoradores de nuestro Presidente hasta en gente de su propia estirpe y demencial postura.

Doña Laura tenía su centro de operaciones en la Facultad de Ciencias Económicas, en el llamado sector La Liria, allí donde durante cuatro aciagos años se han venido escenificando los más candentes hechos de violencia en Mérida; allí donde Nixon trató de violar a la agente de policía Sofía Aguilar. Allí donde han herido, con balas 9 mm, a 79 policías, algunos de los cuales han quedado parapléjicos. De la Liria partieron todas las triunfantes marchas de la oposición cada vez que en Caracas la Embajada americana y los otros centros del guarimbeo nacional o internacional consideraban necesario forzar la barra para ver si el gobierno se iba de bruces.

¡Cuántos profesores y estudiantes agredidos y amenazados en ese territorio infernal de La Lirial! Allí lo que oliese lejana a chavista era horriblemente atacado y despiadadamente perseguido.

Esta Facultad de Economía fue la meca a la que acudían todos los grandes sesudos politiqueros de la oposición. Cada semana se encendían allí los monocordes alaridos contra la maldita dictadura que tenemos, contra la violación pertinaz a la libertad de expresión, la autonomía universitaria y la espantosa crisis política y financiera que nos devora, que no da ni para que la clase media pueda comprarse una piche bicicleta de una sola rueda. Por allí han discurrido, con sus geniales tesis y proposiciones, abotargados seres como Oswaldo Álvarez Paz, Bobolongo, Miguel Ángel Rodríguez, Teodoro Petkoff, Pompeyo Márquez, Gabriel Puerta, Gerardo Blyde, Kiko, La Bicha, …

Ahora Nixon sentirá una desolación más grande que la que siempre ha vivido en su delirante simpleza y mediocridad; Berlocco buscará otros medios para salir de su querido y apagado huésped. Una luchadora a favor de los lacayos extranjeros ya no tendrá voz en el CU de la ULA para exigir que se le ampare y se le busque otros refugios. Ella, Laura, artífice del sarao que se hizo en la Nunciatura para investir con el grado de politólogo a Nixon, violando todas las disposiciones más sagradas de la academia. ¿A dónde irás ahora Laura? ¿A tratar de perpetuar tus insignes condiciones de batalladora incansable por la causa antinacional a través de una alcaldía? Estás a tiempo, pero cuando se ha vivido una derrota tan dura, tan reciente, cómo cuesta remontar, en tu caso, la cuesta. Algo ha pasado en la ULA; la ULA odia la violencia, está asqueada de esas pertinaces trancas en La Liria, esa guerra incesante de cada día con trancas espantosas, quemas de camiones, buses y busetas. También perdiste, Laura el decanato en FACES, y ahora este otro golpe, Mérida podrá estar ahora un poco más tranquila, pese a todo lo malo como ha quedado conformado el equipo rectoral se ha dado no obstante un cambio.

Algo se ha logrado.

No pudiste Laura.


jrodri@ula.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4129 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a58781.htmlCd0NV CAC = Y co = US