Carta a los Ucevistas

Carta a los Ucevistas

Estoy absolutamente seguro que nuevamente iremos a votar en masa este viernes 9 de junio. La demostración de fidelidad a la universidad dada el 26 de mayo pasado por los profesores activos y jubilados, los egresados, los estudiantes y el personal administrativo y obrero, fue demasiado contundente.

Cuando las nobles causas convocan, la respuesta siempre es asertiva. El campus recobró vida por el tránsito masivo de tanto orgullo ucevista. De la Puerta Tamanaco hasta la entrada que conduce al Hospital Universitario, pasando por la Tierra de Nadie, el ambiente era de festejo. El sol brillaba más que otros días y eso se evidenciaba al mirar el rostro entusiasta de quienes acudieron al llamado.

Estremecía observar a egresados y profesores jubilados con edades que revelaban mil batallas, esperando interminables horas para depositar su confianza en quienes dirigirán los destinos de la universidad.

Muchos llegaron por pura voluntad venciendo todo tipo de dificultades. Hijos, nietos o quizás hasta vecinos, sucumbieron ante la insistencia y el entusiasmo, acompañando a estos nobles ucevistas a depositar su voto. En este caso no se trataba del voto asistido sino del votante asistido.

Igual entusiasmo demostraron empleados y obreros. Por primera vez, tenían la oportunidad de opinar, a través del sufragio, sobre quienes merecen ser las próximas autoridades. En definitiva, fue una muestra de ciudadanía y ejemplo para el resto de los venezolanos.

Lamentablemente, tal esfuerzo no se pudo concretar ese viernes 26 de mayo. Sucesos todavía no esclarecidos totalmente, evitaron que esa avalancha de ucevistas emitiera finalmente su opinión en las urnas. Por supuesto, como suele suceder, tarde o temprano se conocerá lo que realmente sucedió ese día, incluyendo los anteriores. En todo caso, sea por hecho fortuito, fuerza mayor, impericia o sabotaje, la consecuencia solo se limitó a retrasar unos días lo inevitable. Este 9 de junio cada votante será una pequeña llama que alejará la sombra que acecha a nuestra UCV.

Es obligante reconocer la actitud de las actuales autoridades universitarias así como de los candidatos que optan a los diferentes cargos. Sin estridencias, sin declaraciones precipitadas y sin intención de sacar algún provecho político por el intento frustrado de votación, asumieron con mucha gallardía, seriedad y madurez tal vicisitud, dando un ejemplo a toda la clase política venezolana.

Debo dejar constancia de mi respeto y admiración por todos los candidatos. Estos ilustres ucevistas, en un acto de desprendimiento personal, se han planteado el difícil compromiso de rescatar una institución que ha sido y es objeto de ataques inmisericordes por quienes la sueñan doblegada y sumisa. Los ucevistas deberán escoger entre ellos con la seguridad de participar en un proceso trasparente y democrático.

En nuestro caso, seguimos apoyando la candidatura del Profesor Víctor Rago por considerar que reúne la experiencia y la sapiensa necesaria para dirigir una universidad que requiere de un liderazgo sereno pero firme, con capacidad de dialogo pero con convicciones claras y que convoque a la comunidad a repensar de manera crítica y autocrítica a la universidad que tenemos para allanar el tránsito hacia la universidad que necesita el país. Por supuesto, Víctor está convencido de que no hay que bajar los brazos en la defensa de la autonomía, porque sin ella no es posible tal reconstrucción.

Finalmente invito a todos los ucevistas a votar por los candidatos a representantes profesorales al Consejo Universitario por la lista denominada Consenso Académico. Los profesores que la conforman, además de tener una impecable trayectoria académica, poseen experiencia en los asuntos universitarios por haber sido miembros de instancias de gestión académica o de cuerpos colegiados como Consejos de Escuela o Facultad. En esta lista, junto a esos estos destacados profesores universitarios, se encuentra mi nombre como una de las opciones a considerar.

Volveremos a votar el 9 de junio, inclusive con mayor entusiasmo. Estoy seguro de ello.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2142 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter