¿Cuándo habrá nuevos salarios acordes con la cesta básica de docentes activos y jubilados?

Los héroes de la educación venezolana de hoy

I

Asisto a la primera concentración de los educadores larenses de este nuevo año 2022 en las adyacencias del Edificio Buría, sede de la llamada tradicionalmente Zona Educativa del estado Lara, Dirección o Secretaría de Educación. Ya ni me acuerdo como es que se llama ese ente burocrático. Ni me importa. Aún de lejos observo que antiguos miembros de la Unión de Jóvenes Revolucionarios (UJR, Bandera Roja), devenidos hoy en sindicalistas al viejo estilo político-partidista CTV y adeco, adscritos al Colegio de Profesores-Lara (FENAPRODO), por cierto, irrestrictamente aliado del interinato representado por Guaidó-Embajada Americana, ¿por qué no pedirán salarios en dólares al tal presidente interino? Respuesta: porque eso no es más que tinglado para timar los recursos de Venezuela en el exterior, como como de hecho lo han venido haciendo; tan es así que el recién gobernador electo en Barinas ha reconocido a Nicolás Maduro como presidente en ejercicio, según reportan los medios.

Así que los docentes, mis héroes favoritos, demandan con airadas consignas salarios justos no al interino autoproclamado sino al presidente Maduro y piden, además, que al Parlamento que preside el médico Jorge Rodríguez-Gómez, piden que legisle a este respecto, porque los derechos de estos nobles funcionarios públicos han venido siendo terriblemente vulnerados; sí, por este gobierno y también por esta oposición tan apátrida y corrupta que nos gastamos, esa muy propia de los "líderes" de la llamada "Generación Boba" (Edmundo Chirinos, dixit); es decir, aquella juventud de la década de 1980 que no piensa sino en su propio beneficio, el negocio, la riqueza mal habida y el peculado doloso continuado y otros vicios del capitalismo: ser muy ricos como unos cochinos, como dicen Los Simpson. En realidad, son unos tipos lamentables que, bien en el sector público como en el privado, llevaron al país hasta dónde estamos. (O "Por dónde vamos", como se llama el programa de Vanessa Deivis por Unión Radio, antigua arrepentida del chavismo); y ahoritica es cuando dizque se está viendo una ligera mejoría. Un rebote, bodegones y freno de la estanflación, hiperinflación o como se llame esta vaina que nos tiene tan jodidos a todos, y solo unos pocos están chupando, ya que la mayoría estamos como el hijo de la cabra que parió tres.

II

Lo cierto es que aludo a un colega y me responde: "Este gobierno es una mierda" (y la oposición también, le digo para llevarle la corriente), ya que supuestamente todos los sindicatos burocratizados están financiados por el Fondo para la promoción de la democracia del Departamento de Estado-USA, la antes muy odiada CIA; y que uno no sabe qué es lo que añoran de aquellos tiempos de la IV República estos muchachos ahora cuarentones, porque bastante coñazo que les dieron a los de Bandera Roja, persiguieron, negaron el ingreso al Ministerio de Educación y si lo hicieron fue después de largas jornadas, incluyendo huelgas de hambre, pusieron presos y hasta asesinaron a varios de sus compañeros. Más aún nos sorprende que esos "antiguos jóvenes" en este tiempo hayan reactivado viejas consignas de izquierda, ¡ahora que son tan de "Derecha"! Las consignas que entonces eran subversivas y muy sabrosas por ello mismo.

Por ejemplo, aquella peligrosa consigna de cuando éramos "revolucionarios", sin saber realmente lo que ello significaba en entrega y sacrificio a una causa y uno se enfrentaba a policías-asesinos de los regímenes adeco-copeyanos; en concreto esta consigna: "¡La gente lo dice y tiene razón, este gobierno es hambre, miseria y represión!", trocada en "La gente lo dice y tiene razón: esta robolución es hambre miseria, represión y corrupción", cosa que grababan con uno de esos teléfonos de alta gama o sistema Android de muchos filtros, ¿cómo es que usan esos teléfonos si el sueldo de los educadores es tan miserable? ¿Remesas de familiares en el exterior? ¿Negocios particulares? ¿Dotación de alguna ONG made in USA? Seguramente, porque en Venezuela: sindicatos, periódicos, programas radiales y medios de comunicación digitales son financiados con "verdes" desde EE. UU. Sin eso no podrían existir, dicen en "Con el mazo dando", que este miércoles no lo sacaron al aire de tan golpeados que salieron en Barinas o ¿cómo justificar semejante derrota, cuando todo el Alto Mando de la Revolución" se fue para allá? Resulta que "El pueblo arrecho, reclama su derecho" a ser mejor atendido y si mañana hicieran el revocatorio Maduro saldría de Miraflores y Venezuela recuperaría sus antiguas alianzas comerciales con Estados Unidos y demás acólitos, según comentaron docentes ahí en la concentración que se comenta.

III

Un punto crítico es que el contexto actual venezolano educadores y demás empleados públicos, médicos, enfermeras, trabajadores de empresas básicas o estratégicas, entre otros, son torpedeados por la partidización y el oposicionismo; por lo que toda acción reivindicativa suele ser asumida como parte de la actividad que propiciaría la masa crítica necesaria para producir un cambio de régimen político (en eso hay que estar muy claro, más ahora que están "montados" en el revocatorio, porque el nuevo triunfo de los "factores democráticos en Barinas los ha envalentonado); pero, la cuestión es: ¿será que un gobierno de Derecha, mejoraría la condición de los educadores en Venezuela? Parece que así lo creen algunos de los sindicalistas, autoproclamados líderes.

En el marco de la Revolución Bolivariana, al inicio con tantas ilusiones por las transformaciones educativas, sobre todo con las Escuelas Integrales Bolivarianas (2001 o 2003) y la transformación universitaria que, en verdad, se desparramó por toda la geografía nacional, particularmente con las misiones educativas (que ha estudiado el investigador Luis Bravo Jáuregui, al menos con su libro "La educación en tiempos de Chávez" y registra constantemente en una web Memoria educativa, o Leonardo Carvajal en su obra "La educación en riesgo"; Reinaldo Rojas y José Pascual Mora-García en un artículo titulado algo así como "Evaluación de la educación en Venezuela, 2003-2018", entre otros), luego con las nuevas universidades que son más de 40, creo; pero como toda acción tiene su reacción: la transformación educativa ha tenido desde el principio formidables resistencias, además de que el sistema educativo derivado de la nueva propuesta socio política ha decantado y mostrado nuevamente sus falencias.

En algunos casos, se ha dicho (estoy citando de memoria, como solía decir el Maestro Federico Brito Figueroa en sus clases magistrales de la Maestría en Educación, Mención Historia-UPEL-IPB), parece que los cambios sólo han quedado en cuestiones nominales, cambios cosméticos. Cambiar los nombres de las instituciones pero que, al final del día, todo sigue igual de ineficaz. "La educación de calidad para todos", continúa siendo un gran desafío, como sostiene Rafael Acosta Sanabria también en un ensayo muy recomendable, titulado precisamente: "La educación del hombre, un reto permanente", en lo que la renovación más importante es el de la persona, sus valores y actitudes; de donde se tiene que, en el actual contexto pandémico, pues, la cosa se ha tornado más exigente: virtualidad y calidad educativa, cuidados de salud y garantía del derecho a la educación, crisis económica, hiperinflación y salarios dignos. Así, asistir a clases presenciales o clases asistidas tecnológicamente constituye un acto de heroísmo, expones tu vida por la educación del otro.

Además, como la educación se comporta al mismo ritmo de avance o retroceso de la sociedad permite comprender que estamos como estamos (¿o es al revés la cosa?), algo así escribió una vez Su Excelencia el Libertador Simón Bolívar en Angostura (1819). Es decir, cuando ser educador se vuelve parte de "La tarea del héroe", para decirlo así, igualmente, con el título de un libro del filósofo español Fernando Savater.

IV

Pero, en fin, cierro mi informe de la observación-participante en la concentración con que los educadores larenses inauguraron este nuevo año que, por cierto, se anuncia con una cierta mejoría en la economía venezolana, aunque dizque con mayor dolarización, según el académico de la historia Dr. Reinaldo Rojas en el diario El Informador (27 de diciembre de 2021), destacando que el país ya no tiene reservas internacionales, sin gasolina y sanciones comerciales, entre otros graves problemas.

Uno de los cuales viene a ser la cuestión salarial, en particular los empleados públicos cuyo monto mínimo no pasa de un dólar o dos, otras fuentes hablan de que en realidad es de 12 o 14. ¿Cuál es el panorama entonces? ¿Cuál puede ser la respuesta a este respecto del binomio Ejecutivo-Poder Legislativo? ¿O es un mismo y único poder público? Parece que la esperanza de una educación de calidad para todos en Venezuela pasa por lo que una vez sentenciara en un artículo el Profesor Doctor Antonio Fuguet-Smith: "Volver a la inspiración", ser docentes por vocación…

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 390 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: