Covid19 y transformación de la Educación en tiempo y espacio, del diálogo a la distancia

La pandemia del microbio del covid19 como lo llaman ha conmocionado toda la sociedad, tratare de abordar uno de los espacios en que ha impactado, sobre todo en la manera de aprender y enseñar, tanto del lado del educando como del educador, hay énfasis sobre todo en el autoaprendizaje, es decir "hágalo usted mismo, aprenda usted mismo", mientras esto hace el educando, el docente se convierte en un entrenador, un tutor, un asesor, orientador, guía, lo apoya en todo momento que el educando necesite ayuda y apoyo, pero el verdadero esfuerzo lo hace el educando, sin embargo, no menos esfuerzo lo hace el docente, el debe también tener conocimiento para entrenar en "el proceso virtual" de la educación a distancia.

A cuantos estudiantes debería estar enseñando el docente, será un mínimo de 25 estudiantes, o los sistemas educativos privados se valdrán de la circunstancias para asignarles "la posibilidad de enseñar a mas alumnos en un semestre vía online", habrá una normativa que regule este proceso, por cuanto que ahora la educación online potencia la capacidad del docente a la par de los estudiantes, pero cuando nos acercamos a ver el trabajo de "enseñar online" , vemos que debe tener un horario de clases online, asesoría online y cualquier otro tipo de planificación por la misma vía. Esta particularidad, de estar el docente allí, en las redes online, "a la mano", pareciera que el docente está las 24 horas para atender a los estudiantes si obvia la programación, sin embargo un asunto es cierto, las clases online pueden reproducirse en cualquier momento, verla de nuevo, nada cambia, nadie se pierde la clase si no pudo acudir a la cita.

Por otra parte; en la clase presencial, si no se acudió ese día cuando correspondió formalmente, la extrañamos, el docente repetía brevemente, se desplegaba en la clase, el estudiante hacía el esfuerzo de ponerse al día, interactuaba, se perdía el contacto humano, el reflejo de las emociones, el afecto, las reacciones humanas de sus compañeros de clases, la socialización de las relaciones humanas, los conflictos, las simpatías, las antipatías, hay algo importante que a lo mejor las clase online no tiene, la influencia de las reacciones humanas en vivo, del docente sobre el educando, el trato, el afecto, la palabra, el consejo, el calor humano, muchas veces el docente trata de conocer al educando o el educando le manifiesta al educador sus problemas familiares, probablemente, en la educación online no existe este tipo de comunicación, de influencia del educador sobre el educando, las relaciones son mediadas por las redes, son puntuales.

Entonces en la educación formal, hay una "relación personal" o personalizada, el trato social, la educación por si mismo es un acto social, mediado por relaciones humanas, hay un crecimiento de las relaciones humanas, una expansión de espiritualidad, de intercambio entre conocimiento y de personalidades en el aula, cosa que no ocurre en la educación online para no llamarla "virtual", porque creo, que solo la educación presencial, formal es posible la educación de los valores sociales, de forma personal, de la virtuosidad del individuo, en tanto que "la educación online" que muchos llaman "virtual", carece de ese rasgo humano que solo el contacto humano, el trato y las relaciones humanas permite hacer el bien a los semejantes, la educación en valores sociales y su congruencia social.

Probablemente, en la educación online no se sienta el entusiasmo, las mismas emociones que se viven el primer encuentro social, el primer encuentro humano, el primer día de clase, el disfrutar interactuar con distintos tipos de los amigos, las amigas, las distintas personalidades que socializamos, pero dicha educación no deja de ser una herramienta para aprender, para resolver problemas, el sistema automático, "no siembra la duda", el docente induce al educando a encontrar el camino, a reflexionar, le induce a dudar, a cuestionar, a pensar críticamente, podemos decir que la educación formal tiene algo de "socrático", en cambio la educación online no enseña a dudar del saber, es muy unilineal, no hay una relación inmediata biunívoca, existen como asi lo hace en el sistema tradicional, instantáneo, sin embargo el progreso de la educación es indetenible, la tecnología debe ampliar los saberes humanos, las capacidades de reacción.

Podemos preguntarnos; si en este contexto del Covid 19, ¿Representa la teleeducación, el teletrabajo en la educación un duelo para la educación tradicional, formal?. Creo que es un paso en el progreso de la educación, sin embargo habrá cambios en los procedimientos, en los métodos, en la didáctica, en la programación, en la planificación del tiempo de trabajo, el tiempo de trabajo cambiará, el espacio del aula cambiará, las relaciones entre educador y educando, la relación enseñanza-aprendizaje, el método, veremos a los educadores guiando espiritualmente vía online a los educando, los veremos en imágenes, por sonido, en tanto que estos como viajeros por la autopista de la información, los educando al igual que educador deberán actualizarse constantemente sobre todo en las herramientas tecnológicas.

Hay muchas expectativas en los cambios de la educación formal conjuntamente con la teleeducación, la educación online requiere infraestructuras, "aulas virtuales", equipos, celulares inteligentes, Tablet para universitarios, canaimitas para los escolares, pendrives de almacenamientos, incluso de redes propias, no Google sino un internet propio o de nuestros "aliados estratégicos", sin renunciar al derecho libre de la educación, la educación para todos y todas, la educación pública como parte de nuestro Legado Bolivariano en el marco del "Programa La Escuela en la Casa", esa interactividad debe garantizar El Reconocimiento del Otro, la sociabilización de la educación, la socialización del conocimiento universal, sin soslayar los valores sociales, está cambiando "el modo de aprendizaje", los métodos de enseñar, ahora el conocimiento no es una simple "transmisión verbal", pasa a combinarse con la transmisión online, digital, por videos combinados con audios, vamos hacia el aprendizaje pleno, integral a través de todos los órganos sensoriales, perceptuales y del pensamiento humano.

Del libre paseo como hacía el Maestro Rodríguez por el campo llevando consigo a sus educando, emulando a Sócrates, no en vano Bolívar llamóa su maestro, El Sócrates de América, sacándolo del aula, en paseos, en contacto con la naturaleza, con la sociedad del entorno, en su recorrido por mas tarde por Europa como asi lo hacía los antiguos filósofos griegos, enseñando de la manera tradicional, mediante "El dialogo", educando con la mayéutica, despertando las dudas, provocando el acto de descubrimiento de la verdad mediante el dialogo con el educando pasamos a una educación ahora a distancia, remota por trasmisión de señales, si ella se interrumpe, se bloquea, oscila en el espectro, falla el sistema eléctrico, se suspende el proceso, vale decir se requiere la factibilidad de condiciones mínimas para el éxito de la educación online, en redes sociales, sin embargo no olvidemos que estamos en una guerra declarada por el imperialismo de los Estados Unidos contra la revolución bolivariana.

Pero hay un asunto que discernir con bastante seriedad, la practica de la educación, la practica de los conocimientos teóricos, el conocimiento requiere de practica, por eso no puede soslayarse la educación presencial, la interacción con el educador, hay conocimientos que exigen mucha interactividad practica sobre todo en laboratorios, campos de trabajo, fábricas, empresas e industrias, etc., desde este punto de vista la educación será hibrida, online, virtual o como se le llame, combinada con la presencial, moderna, formal y hasta tradicional, las maquinas no pueden sustituir "las relaciones humanas", el trato humano, la educación virtual no aniquila las emociones humanas, los educando se educan mediante la guía humana y no de las máquinas, no serán de las redes ciegas que surjan los valores humanos que las maquinas no pueden transmitir, ni siquiera pensamiento dialectico critico, las máquinas no enseñan a dudar, ellas están atrapada por la lógica formal, no contradicen.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 456 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Coronavirus

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Coronavirus