Acerca del plan "Cada Casa una Escuela" o la realidad Venezolana ante una educación a distancia

A raíz de la pandemia del covid-19, y el confinamiento, el ministerio de educación venezolano, debió verse obligado a suspender las clases presenciales, y terminar en muchas instituciones el II periodo del año escolar a distancia; la realidad fue que la cuarentena coincidió en la práctica con la culminación de este segundo Lapso; pero culminar el último periodo del Año escolar 2019-2020 supones la necesidad de cierta infraestructura para la educación distancia, que estamos convencidos no se dan en la realidad.

El ministro de educación Aristóbulo Isturiz informo de manera publica una consulta a través del sistema del carnet de la patria sobre la culminación del año escolar y dejando entrever que muy probablemente el año académico se culminaría en casa, con el apoyo fundamental de la familia y el estudio a distancia por internet, teléfono, televisión, radios comunitarias, etc. y diversos mecanismo; en conjunto con los docentes y el ministro de educación.

Pero cuál es la realidad del internet venezolano y sobre que infraestructura tecnología descansara esta modalidad CADA CASA UNA ESCUELA.

Según las confusas estadísticas de la comisión nacional de telecomunicaciones CONATEL; la penetración de Internet en Venezuela es del 59, 90% de la población venezolana; según datos de su informe del I trimestre 2019; de pero CONATEL incluye aquí tanto internet domiciliario así como planes de datos básicos de telefonía móvil, y todo teléfono inteligente en Venezuela incluye un plan de datos básico. Este 59,9% de penetración del internet varia según a región del país, mientras regiones como el estado Miranda o el Distrito Capital presentan una penetración del 109,68% y el 109,69% , sospechoso superávit solo comprensible por que las personas suelen viajar a la región capital a comprar líneas de telefonía móvil y suscripciones a internet en banda ancha móvil BAM, y CONATEL cruza la data líneas vendidas con la data población de la región.

Pero en esa misma estadísticas el estado Zulia presenta una penetración del internet del 44,3%; Carabobo 47,07%; Amazonas 18,19%, Cojedes el 47% y el estado Apure el 29% ; la mayoría de los estados del país según CONATEL la mitad de las personas o mas están por fuera de la penetración de la red Internet.

Aun tomando cifras de CONATEL un 40% de la población del país esta penetrada por el internet; a esto debemos sumar la calidad del serbio del internet en el país, según el portal del IPYSVE2018 (Informe anual de derechos digitales en Venezuela 2018, http://ipysvenezuela.org ) , Venezuela posee el segundo internet más lento de Latinoamérica con una velocidad promedio de 1,8mbps megabytes por segundo), mientras que en Chile es de 9,3mbps, México es de 7,3 mbps, Argentina 6,3 mbps, Brasil 6,8 y Perú 6,3 mbps.

Pero hay regiones que al estar más alejadas del centro de la nación la calidad del servicio empeora y estados como Cojedes presentaron una velocidad promedio en el año 2018 de 0,69 mbps, Trujillo 0,87 y Mérida 0,70.

Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones, organismo del sistema de las naciones Unidas en su dossier sobre Venezuela del año 2018, solo el 45,68 % de los posee una computadora en casa y solo un 33,5% de los hogares tiene servicio de internet (https://www.itu.int-d/apis/client/res/pdf/country_profile/report_VEN.pdf )

La educación a distancia usualmente es un sistema opcional para adultos, y la Universidad nacional abierta puede darnos experiencia sobre esto, la presencia es reducida, nunca se elimina totalmente y se dan solo ciertas carreras.

Otros países como España están adaptando las clases en media, básica y universitaria por motivo de la contingencia de la pandemia, entendiendo que es provisional; pero España no presenta los indicadores de conexión a internet y velocidad de banda ancha a los terribles estándares venezolanos.

La larga crisis económica venezolana, la hiperinflación, el aumento del costo del servicio a internet, el deterioro de la infraestructura del país, el bloqueo económico yanqui, el deterioro de la educación venezolana; los miserables salarios los docentes venezolanos que rondan los 9 dólares mensuales; evidente hecho que la mayoría de los venezolanos, docentes y estudiantes incluidos no cuentan con acceso al servicio de internet, dificultaran enormemente el éxito de un plan de emergencia educativo , que tiene más de "discurso" que de análisis serio de la realidad de la escuela venezolana.

Una cosa es que los medios de comunicación presenten una programación que contribuya a elevar la cultura general de la población y promuevan el saber científico y otra pretender que esto podrá subsanar las fallas de un sistema de enseñanza que lleva años en caída libre pese a que desde el MPPE pretendan ignorarlo.

La realidad es que se van a perder clases y las deficiencias de los estudiantes venezolanos se ahondaran, era más sensato asumir esto, comprender que temporalmente la urgencia es el combate al virus, y que esta pandemia tarde o temprano para y debemos asumir urgentemente la necesidad de construir un sistema educativo verdaderamente al servicio del desarrollo científico técnico del país , dotado de las modernas herramientas que nos permitan exitosamente afrontar futuras vicisitudes y sobre todo entendiendo que el principal elemento del sistema educativo es el proletariado docente, el cual no puede seguir siendo las profesión peor pagada en Venezuela.

Wladimir Abreu, profesor de historia y maestro.

vladimirabreu@hotmail.com


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2368 veces.



Wladimir Abreu

Historiador. Profesor universitario

 vladimirabreu@hotmail.com

Visite el perfil de Wladimir Abreu para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas