Educación y militaridad

Antes de comenzar el desarrollo de estos comentarios, creo que es oportuno preguntarnos ¿Cómo se conjugan esos dos elementos? ¿Cómo ha influido la educación a través de las diferentes épocas de la historia? ¿Es independiente una de la otra? Quizá, no serán las respuestas más acertadas, no obstante, nos pasearemos, sucintamente, por el túnel de la historia. Como ésta es cíclica, es obvio, que presenta características símiles de cada época de la sociedad; con sus variables, con sus altas y bajas, con sus debilidades y fortalezas; y un sinfín de elementos controvertibles, mas que van agarradas de la mano, para poder cumplir sus fines supremos. Y en esta epistemología van sucediéndose hechos que marcan los hitos, que de alguna manera, le proporcionan validez a la educación militar, subsistema de la educación general como políticas de Estado.

Ahora bien, el Estado en su personificación del orden jurídico total; a través de las diferentes épocas de la humanidad, se ha visto en la necesidad imperiosa de establecer como fin esencial: La educación. Proceso fundamental de toda sociedad. Hay que tomar en consideración, que el Estado asume la educación como una función insoslayable; y de un supremo interés en todos sus niveles y modalidades; y utilizada como elemento de conocimiento científico. Cuando nos señala las modalidades; no escapa todo lo que se refiere a la instrucción castrense. Esta última tiene su génesis, como todas las cosas que nos rodean, desde las sociedades más primitivas; pasando por diferentes culturas donde han tenido una participación incuestionable; y de alguna forma, han marcado la historia de muchas Naciones. A mi juicio, tienen su embrión en la educación.

Visto así las cosas, la educación militar, considero yo, no es un hecho casual. La misma historia nos narra que han surgido elementos causales que la han hecho existir para la sobrevivencia humana; sobre todo, cuando el hombre por razones de poder, ambición; en la búsqueda de desplazar por la fuerza a los más débiles, a los más vulnerables. Ante estos atropellos, la parte ofendida, ha tenido que valerse de sus propios medios; con todos los recursos humanos y materiales con que cuenta para repeler al invasor. Hay que dejar claro que cada época contó con sus técnicas y estrategias; todo de conformidad dentro del contexto del materialismo histórico. En la medida que fue desarrollándose el conocimiento; en esa misma instancia la educación militar fue adecuándose a las nuevas tecnologías. Cronológicamente, habla Per Se.

Tomando como punto de partida la civilización griega arcaica, cuya masa poblacional dio paso a ingentes concentraciones humanas cerca al mar Mediterráneo; puede señalarse que florecieron dos pueblos de significativa importancia en la historia y el desarrollo de la educación. Estas dos grandes ciudades fueron: Esparta y Atenas. Cada una de ellas con sus características particulares que marcaron su vida cultural; dejando un legado para la posteridad. Esparta por su parte, se caracterizó por una educación y formación del guerrero; prepararlo para el peligro; acompañado del dominio, la destreza y la fuerza. Aquí la Paideia, educación de los niños era bastante exigente. En cuanto a la educación ateniense, puede decirse, que fue un pueblo que se caracterizó por un desarrollo cultural más sostenido. Surgen las instituciones como el Areópago y la Acrópolis.

De aquí en adelante, la educación toma vertiginosidad, pasando por la cultura Greco-Romana, donde se destacaron personajes como Solón, Clístenes, Platón, Aristóteles, Cicerón, Quintiliano, entre otros. Con esos pensadores, se inició el reconocimiento de la profesión docente, su carácter remunerado y el método de enseñar. Empiézase a hablar de la virtud y la moral; más allá de preparar al párvulo para la defensa y las faenas de la guerra. El tiempo trae a la edad media, donde la iglesia juega un rol importantísimo en la educación, de naturaleza escolástica y dogmática. Se presenta la dicotomía entre lo ecuménico y la razón. Es una época de obscurantismo. Nos lo señala la historia. Aparece el renacimiento y el humanismo. Este último se afinca en las ideas de la libertad. Resaltan el arte, las letras y todas las expresiones de la cultura. Se encienden las luces.

Hilvanando nuestro punto de partida, en la actualidad, la formación de los militares debe estar en correspondencia con las transformaciones sociales. La historia es testigo de estos hechos. Amén de estar relacionados con el proceso de reestructuración política e ideológica de una Nación; debe tener énfasis en los conocimientos, habilidades y valores para desempeñarse con eficiencia en el contexto donde le corresponda actuar. Sobre todo, destacándose en situaciones coyunturales en cualquier ámbito de la vida social, política, económica, cultural, defensa territorial y ambiental. Es evidente, pienso yo, que debe insistirse en el incremento de la Pedagogía Militar, que sea nutriente para paliar los problemas que puedan presentarse en los sistemas educacionales militares de la región. De aquí que la formación del militar requiere de nuevos enfoques científicos.

Es bueno agregar, que la militaridad (No confundirla con el militarismo) como eje de sistematización del desarrollo de la formación del militar que germina con la integración de la cultura castrense, la conduce a términos de limitaciones en la interpretación de las posibles soluciones a las dificultades profesionales, tomando en consideración la dinámica de su formación. Desde mi punto de vista, creo que surge la necesidad imperiosa de la aplicación de innovadores paradigmas que fusionen lo científico con lo técnico, lo psicológico; como lo señalan muchos autores especialistas en la materia. Pienso que al ser humano, en esta área específica, debe revalorizarse como agente activo dinamizador, tomando en consideración el significado y el espíritu de este tipo de formación. Formación militar que debe estar acoplada a la realidad social. Es un asunto axiológico.

Como conclusión, la educación militar esta adecuada a los tiempos de la sociedad. Ha experimentado cambios significativos, desde los inicios de la civilización hasta nuestros días. En su primigenia, se caracterizó por la formación y la destreza guerrera, motivado a las fuerzas externas que ejercían los pueblos, unos sobre otros. Con el advenimiento del desarrollo de la tecnología, la industria, la mecanización, ha experimentado cambios y transformaciones significativas. El profesional militar de hoy día, posee un alto sentido y espíritu del humanismo, enfocándose en los aspectos sociales, culturales, políticos y necesidades reales del país. El diseño curricular de las universidades y academias militares, no debe estar ajeno a las situaciones y problemas que emergen en los distintos ámbitos profesionales. Deben ir agarradas de la mano: Educación y Militaridad.

Fuentes: Historia y filósofos de la educación. Edic. Universidad del Zulia.

La Militaridad. Edic. Universidad Militar Bolivariana de Venezuela.

Derecho Constitucional. Dr. Santiago Hernández. Edic. Barreiro.

Diccionario de la Real Academia Española (Drae).

Diccionario de Sinónimos y Antónimos.

 

Jjosegarcia5@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 365 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a277196.htmlCd0NV CAC = Y co = US