¿Por qué la profesión docente es tan mal pagada?

En Venezuela desde hace muchísimos años, ha sido una constante que en el imaginario colectivo y en la realidad concreta, se ha expresado y comentado que la maestra y el maestro, militan y pertenecen a una bella profesión, que implica un sentido de apostolado, consideración y respeto hacia las demás personas, con una voluntad y paciencia para enseñar, mostrar, transferir e intercambiar saberes, para acercar a las personas al mundo del conocimiento, a los valores y a la cultura…pero que en todas las épocas, las y los docentes, han sido muy mal pagados, en relación a las altísimas responsabilidades que esa profesión representa…

Toda la reflexión anterior, nos conduce necesariamente a dos preguntas que hasta ahora no han tenido respuestas convincentes y razonables que lo justifique en la realidad concreta: ¿Por qué la profesión docente siempre ha sido tan mal pagada?...Si los responsables de abonar en las cuentas nóminas del personal docente, tanto en las instituciones públicas, como en las privadas, reconocen que es una de las profesiones más importante que puede haber en una sociedad civilizada, ¿Por qué no tienen los mejores salarios?...

Es importante para fines ilustrativo y reflexivo, señalar lo que nuestra Constitución de La República Bolivariana de Venezuela, expresa en la primera parte del artículo 91: "Todo trabajador y trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para si y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales"…

Podemos señalar que la lucha por las mejoras reivindicativas sociales para las personas que trabajan en la docencia, ha sido larga y difícil…nada se ha logrado a favor de las y los docentes de manera espontanea, todo ha sido peleado y le pregunto al Estado: ¿ Cual debería ser el sueldo más justo y digno, para estos profesionales de la educación…es importante destacar que los beneficios sociales logrados a través de las contrataciones colectivas han sido producto de duras luchas gremiales, para intentar dignificar a la profesión docente…que hasta ahora ha ido vista como "profesionales de segunda"…

Y la realidad social concreta, te hace realizar, otra angustiosa y terrible pregunta: ¿Como hace un docente para sobrevivir en estos momentos de hiperinflación, con tan bajos salarios?...en la que todas y todos sabemos, que las y los profesionales de la docencia necesitan alimentarse, vestirse, proteger a su familia, trasladarse a su trabajo, prepararse intelectualmente, comprar libros, etc.…y ¿Cómo hacen?...considero que el ingreso o sueldo base deberían ser diez salarios mínimos…

El Estado y el sector privado, deberían de tener una clara consciencia de que una sociedad civilizada y de justicia social que se respete, tiene que honrar y reconocer de una forma precisa y eficaz a la profesión docente… hasta desde un punto de vista ético, tendrían que disfrutar de los mejores salarios, que sean dignos y competitivos, que contribuya a estimular de una manera positiva, el hasta ahora no reconocido en su justa dimensión, "el trabajo docente"…

Disculpen que utilice una frase que ha sido extremadamente repetitiva: "las comparaciones son odiosas", pero ¿Porque siempre ha sido más fácil aumentarles el sueldo al sector militar, que al sector docente?...lo pregunto, por una duda que tengo…




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1215 veces.



Oscar Bravo

Politólogo, Especialista en Finanzas, Magister en Gerencia, Profesor Universitario, Investigador, Articulista, Poeta, Deportista y socialista!

 bravisimo929@gmail.com      @bravisimo929

Visite el perfil de Oscar Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a274503.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO