El Sistema de Educación Popular del Estado Lara: desafío del 2019

Es hora de la educación popular. Es un proceso indispensable y una estrategia esencial para avanzar en logro de los objetivos de construir una Venezuela culturalmente libre y económicamente próspera. El nuevo ciudadano y el nuevo republicano solo será posible formarlo integralmente si volteamos la mirada hacia la educación popular. Avanzar en la organización social, en el fortalecimiento de los valores y los principios del buen venezolano y el reforzamiento de la economía productiva popular deben ser algunos de los objetivos y motivaciones para constituir e implementar el Sistema de Educación Popular del Estado Lara y con ello avanzar hacia el cumplimiento del desafío que nos planteó el Comandante Chávez en cuanto que "Debemos avanzar hacia una explosión masiva del conocimiento, de tecnología, de innovación en función de las necesidades sociales y económicas del país y de la soberanía nacional", pero además para implementar políticas y acciones que hagan cumplir la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, particularmente la directriz establecida en el Art. 3:

El Estado tiene como fines esenciales la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes reconocidos y consagrados en esta Constitución.

La educación y el trabajo son los procesos fundamentales para alcanzar dichos fines.

Esta orientación estratégica y mandato constitucional establece el horizonte hacia donde se deben conducir los planes y programas que son necesarios diseñar e implementar. El Sistema de Educación Popular del Estado Lara integraría las diferentes iniciativas populares, históricas muchas de ellas, respetando las exigencias del contexto y las decisiones soberanas de los colectivos en formación pero aupando la concepción robinsoniana y freiriana como esencia filosófica y conceptual de la educación popular. En tal sentido, la conformación del Sistema de Educación Popular, su propuesta de estructura académica, los planes y los proyectos se deben corresponder con el objetivo estratégico de impulsar la revolución bolivariana mediante la formación del pueblo para hacer del poder popular el puntal fundamental en el proceso de construcción del Estado democrático, social, de derecho y de justicia.

El Sistema de Educación Popular del Estado Lara permitirá abrir cauces para visibilizar lo que este pueblo es capaz de hacer con su creatividad y potencialidad mediante la expresión de los conocimientos populares, refirmando su espíritu emancipador y libertario.

El Sistema de Educación Popular del Estado Lara, no tiene más pretensión que el reconocimiento de la historia de los esfuerzos de las organizaciones sociales en el desarrollo de iniciativas para fortalecer la conciencia libertaria y capacidad productiva del pueblo y requiere de la decisión política y entusiasta de quienes desde la institucionalidad impulsan cambios radicales en la estructura social y económica del país. La Gobernación del Estado Lara pudiera designar un equipo de trabajo para ponerse al frente del gran desafío de hacer de la educación y el trabajo los procesos que deben predominar en el seno del pueblo en la lucha por su suprema felicidad y decretar la creación de la Dirección de Educación Popular para darle de manera organizada el impulso, la fuerza y el espacio al pueblo que estudia y que se forma sin más limitación que no sea su voluntad y conciencia de hacer del poder popular la piedra angular en la construcción de la sociedad democrática y justa.

La Dirección de Educación Popular del Estado Lara se convertiría así en un instrumento del pueblo, ciertamente con el apoyo resuelto por la Gobernación, dándole fuerza a la propuesta educativa en sus diferentes expresiones. El Sistema de Educación Popular se construirá al calor de las comunidades, pues en ellas están los espacios de formación.

La educación liberadora, la construcción social del conocimiento, el diálogo de saberes, la organización popular para el estudio, la acción social revolucionaria, la economía productiva, las artes y los oficios y demás conceptos fundamentales se constituyen en los componentes esenciales de los Programas de Formación. Ciertamente es un desafío, ojalá en el 2019 lo logremos.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 653 veces.



Salvador Camacho


Visite el perfil de Salvador Camacho para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a273212.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO