El Plan de la Patria en la Misión Sucre

En estos momentos cuando en esta patria se consolida la fuerza Bolivariana y Revolucionaria a favor del pueblo, de la igualdad, de la justicia social y en contra del camino hacia la desolación, a través de la guerra económica y la desinformación, es necesario analizar y conocer con claridad cómo incidirá en cada aspecto de la vida el legado del Comandante Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, hecho ley, “El Plan de la Patria”. Esto para dar continuidad y afianzar el trabajo que durante más de diez años se ha venido ejecutando en el país, y que ha tenido repercusiones importantes en los países de Nuestra América y del mundo.

Tomando en cuenta las experiencias positivas y las otras no muy asertivas (aplicando las 3R, Revisión, Rectificación y Reimpulso), apoyado en la forma que la unión Pueblo/Gobierno/Militares viene desmantelando los planes golpistas y de desestabilización orquestados por la derecha.

Los Objetivos Históricos fueron escritos con la fuerza de las palpitaciones del corazón de un hombre, que durante su vida vivió en carne propia el deterioro de los valores humanitarios en el planeta, un ser con sentimientos reales, con la humildad y la fortaleza campesina sembrada por sus antepasados y forjada en la academia militar, con rectitud y disciplina, líneas que entre lágrimas fueron dejando claro como el futuro de un país podría estar en las manos de su pueblo, quien debería ser el que dirigiese los pasos de un proceso revolucionario para ellos y para el mundo.

Cada uno de los cinco enunciados, están interconectado entre ellos, creando una fortaleza existente solo en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, cada aspecto presenta un desarrollo pensado para que beneficie al otro, cada uno está blindado con la fuerza del pueblo; la economía, la salud, la energía, el poder adquisitivo, el trabajo, la vivienda, las relaciones internacionales, la hermandad, los valores, la alimentación, la producción, la educación, la recreación, el deporte, la familia, la ecología, la conservación; cada uno es complemento ineludible del otro.

Afianzados en la objetividad subjetiva de este plan, podrán descubrir el trasfondo en él, conociendo la dirección del beneficio global, se puede concluir quienes serán los más complacidos por la ejecución integral de esta ley, de allí la guerra feroz contra esta patriótica y humanitaria norma.

Las propuestas:
1) Se propone que en el “Trayecto Inicial” de cada ingreso, se realicen mesas de trabajo semanales, que estén dentro del plan de evaluación y que discutan cada objetivo histórico con respecto a la vida cotidiana, usando herramientas audiovisuales e impresas, y que al final se entreguen conclusiones de cómo incidiría el Plan de la Patria en su trabajo, en su hogar y en su carrera.

2) La Universidad que se quiere desarrollar en socialismo, es la que esté mucho tiempo en la comunidad, es por eso que la unidad curricular Proyecto, mantiene durante todo el pregrado a los triunfadores y triunfadoras en contacto con el poder popular. ¿Pero es suficiente solo trabajar en un proyecto específico para obtener la experiencia necesaria?
Mi propuesta es que los estudiantes vivan junto a las comunidades las experiencias que vivirán como profesionales. Es necesario el desarrollo teórico de las unidades curriculares, pero además es importante conocer cómo se desenvolverán en la presencia de dificultades referidas a la carrera y solo efectuando prácticas directas en la comunidad se tendrán los resultados anhelados, involucrando a los actores y guiándolos en la solución de problemas que directamente tengan que ver con la carrera que se estudia. Claro que se debe involucrar al facilitador de la unidad curricular.

3) Con mucho respeto, veo la necesidad que estas discusiones se den entre los facilitadores, coordinadores, voceros y representantes de las Misiones Educativas; solo creando discusiones en mesas de trabajo entre los que dirigirán en adelante las líneas estratégicas en los espacios educativos, podremos aclarar dudas que es seguro que existen, conseguiremos hacer expertos conocedores que puedan opinar con base y ayudarían a entender a fondo el significado histórico del Plan de la Patria. Al manejar con facilidad estos objetivos, podremos construir el socialismo real, la humanización verdadera, encontraremos en ellos la realidad de lo que nuestro Comandante Eterno quiso dejarnos un legado que no escribió con tinta, que lo escribió con sangre de un corazón noble y humanitario, para que encontremos un camino directo a la plena felicidad de todos y no es más que el socialismo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5190 veces.



Igor Aranzazu


Visite el perfil de Igor Aranzazu para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: