Estudiantes sí, patente de corso no

No se puede escudar un pederasta en la sotana al momento de abusar de un niño es solo un pederasta que valido de su condición de sacerdote abuso de sexualmente de alguien, ni se puede argumentar en la defensa de un asesino o alguien que hubiera matado a sus padres basado en que desde ese momento quedo huérfano.

Acaso si alguien es narcotraficante podrá argumentar que es estudiante o que es empleado público, o que hasta el día de ayer estuvo en un retiro espiritual, desde el momento en que comete el delito es solo eso un delincuente y el que estudie quías sea un atenuante pero de que va preso va preso o por lo menos va a juicio.

Ahora se desea colocar el carnet estudiantil como charola, chapa, insignia de impunidad y cualquier desmán que realicen el único argumento es que era un “estudiante” nunca antes se había visto como un criminal se escudó en su condición de estar estudiando hasta ciencias ocultas para realizar crímenes en contra de una nación y sus habitantes.

Acaso alguno de ustedes conoce algún documento más o menos serios y no hablo de las editoriales de algún canal privado nacional o internacional, les pregunto por algún documento respetable, un memorándum brillante, una plática enaltecedora, un panfleto que por lo menos refleje que son y que desean.

En esto de las lecturas cualquiera que medio busque encontrara los geniales manifiestos que van desde la Reforma de Córdoba de 1918 veamos: “Por eso queremos arrancar de raíz en el organismo universitario el arcaico y bárbaro concepto de autoridad que en estas casas de estudios es un baluarte de absurda tiranía y sólo sirve para proteger criminalmente la falsa dignidad y la falsa competencia”…

Ni a los manifiestos del Movimiento Estudiantil Alemán de los 60s con Rudi Dutschke aquel dirigente universitario que sufrió un atentado a balazos por el militante de la derecha germánica Josef Bachmann “algo como un guarimbero de aquellos espacios y de aquellos años” el atentado llevado a cabo en junio del 68, el criminal de derecha esgrimia contra Dutschke los mismos argumentos de la derecha violenta venezolana. ERA UN ROJO…

Dutschke escribe una carta a su atacante un texto bellísimo, si un texto que para cualquier estudiante deseoso de cambios debería ser el cáliz donde podría abrevar por mucho tiempo algún estudiante preocupado por la suerte de su país, leamos una parte de esta carta que escribe la victima al que intento ser su verdugo “Para nosotros, los estudiantes sólo útiles cuando regresan finalmente al pueblo. Los intelectuales y artistas deben vincular también en última instancia sus fantasías creativas con la vida del pueblo, trabajar para él, apoyarlo, modificarlo y modificarse a sí mismos en el proceso. ¿Qué te parece esta propuesta?”

He trabajado durante años en los campos y en las fábricas. Muchos de nosotros, que recién terminamos nuestros estudios universitarios, pasamos a integrarnos en grupos en el proceso productivo, para preparar la revolución. Así que no nos dispares: lucha por ti y por tu clase. Deja de intentar suicidarte, el socialismo antiautoritario también guarda un lugar para ti.”

Rudi Dutschke.

La existencia nos va poniendo en espacios y tiempos y lo que si nos damos cuenta con solo correr hacia atrás algunas páginas del calendario, es la acción de la derecha primitiva, monofónica y criminal. La protesta social es necesaria, fundamental, básica para que la sociedad se movilice en su espíritu y en sus piernas, pero creer y considerar un movimiento de criminales, actos de vileza infinitas, como fomentadores del progreso humano seria caer en el absurdo.

Siempre iremos más allá de donde pretende llevarnos la derecha ayer sin sus trajes de oveja, con sus pieles de lobo amenazando transeúntes, criminalizando posiciones políticas y formas de pensar, destruyendo un país. Hoy perdidos, aislados, rechazados pidiendo clemencia a sus víctimas, tratando de hacer creer que son palomas a punto de ser cazadas, nada más lejano a la verdad.

Lo cierto es que debemos redoblar los esfuerzos para demostrar, fomentar y hacer crecer el discurso universitario que haga ver a la nación entera, que existe un movimiento estudiantil que está al lado del pueblo y lo acompaña en sus deseos, expectativas, sueños y trabajo….


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1343 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yuri Valecillo

Yuri Valecillo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a183906.htmlCd0NV CAC = Y co = US