La Federación Venezolana de Maestros y la Violencia en la Aulas

Luis Beltrán Prieto Figueroa, además de haber sido un auténtico maestro, puso el empeño y nos dejó su lucha por el Estado Docente, una clara concepción sobre lo que debería ser la escuela venezolana y el papel que le correspondería jugar a la Federación de Maestro en ese proceso de consolidación del Estado Docente. Prieto al frente de la Fedaración Venezolana de Maestros fue único. Ya no está físicamente con nosotros y los que ahora están es esa Federación que Luis Beltrán Prieto creo, responden o encajan perfectamente con esa condición de eunucos políticos que un momento de su vida y lucha lanzó para reclamar o denunciar una visión o propuesta de hacer de los docentes unos castrados políticos.

Este jueves (12/01/12) en una reportaje o entrevista que le hicieron a los directivos de de la Federación Venezolana en el diario Últimas Noticias, estos directivos drenaron consciente o inconscientemente su condición de eunucos al tratar o querer sostener un opinión sobre el tema de la violencia y cargarle al gobierno nacional la responsabilidad por la existencia de este fenómeno en las escuelas y calles del país. He escrito en otra oportunidad sobre el asunto, pero nuevamente reafirmo que no deseo desconectar al gobierno de esta responsabilidad. Evidentemente que tiene una alta cuota de responsabilidad, pero mi interés ahora no es fijar esta culpa. Mi interés ahora es considerar o analizar, cómo estos directivos despachan el asunto de la violencia en el país y en las aulas

Entendamos que el gobierno y el Estado tienen una doble responsabilidad en este problema. La escuela ha podido (y debido) ser un espacio para construir un sociedad sustentada en los valores de amor/solidaridad, pero lamentablemente el Ministerio descuidó este problema de la violencia que debía ser un importante componente de los programas escolares. Desde otro punto de vista, la solución del problema fue concentrándose en lo meramente policial represivo y se obvió una consideración más integral del fenómeno. Aún aceptando esta posibilidad, que vino acumulándose por décadas; el magisterio no puede afrontar el asunto sin un mea culpa, porque aunque el Estado tiene la responsabilidad de organizar y diseñar la política educativa, que va mucho más allá de la escolaridad; el magisterio y una Federación Venezolana de Maestro que guarde un mínimo respeto por Luis Beltrán Prieto Figueroa, no puede eludir su responsabilidad en este asunto de la violencia en las aulas, porque precisamente el Estado está en las aulas a través de los docentes y esa violencia, aunque es ahora muy notoria tiene un origen y una causas.

Desde una perspectiva académica, los centros de formación docente del país tenían en sus programas de estudios asignaturas/contenidos en los cuales se trabajaba el asunto de la violencia y a uno de sus elementos que lo alimentaba y promovía. Suena en verdad muy curioso, pero muy a tono con esta condición de eunucos políticos, que los directivos de la Federación Venezolana de Maestro, en el “análisis” que presentaron sobre la violencia en las aulas, no hayan mencionado a un promotor (El huéspedes Alienante), que además de ser un gran competidor de la labor docente, es en buena medida uno de los responsable de esa violencia que aparece en la escuela y que no se remite únicamente a los hechos de violencia física, sino que cubre otras situaciones que suelen verse como no violentas, pero que efectivamente responden a un tipo de violencia.

Su condición de eunucos, no les permitió pasearse por el papel tan activo que desempeña la televisión en ese proceso de promover la violencia en Venezuela y las aulas. Preocupa también, que en esta oportunidad los directivos de la FVM no se hayan detenido en una reflexión sobre en el papel que los videos juegos tienen en este proceso de fomentar y alimentar la violencia.

¿Fue su condición de eunucos los que les llevo a tratar el tema de esa manera? ¿Fue su condición de pieza robótica que lo obligó a repetir el guión que será parte de los discursos de la oposición? ¿Es lo uno y lo otro? En cualquier caso, es lamentable que esa frente de lucha que una vez dirigiera Luis Beltrán Prieto Figueroa. Carezca de capacidad e inteligencia para desempeñarse como un sindicato y decirnos desde el lado de la oposición, cosas con mayor sentido de profundidad sobre este tema de la violencia.

evaristomarcano@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2866 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /educacion/a136818.htmlCd0NV CAC = Y co = US