¡Jugar con la vida de los universitarios no es nada revolucionario!

El conflicto universitario toma nuevos rumbos; mientras, dentro del equipo de la ministra Córdova, hay quienes se las juegan por el diálogo con quienes están hoy en descontento con las políticas neoliberales propulsadas por ese ministerio; hay otras/otros que pugnan, por la confrontación directa contra los trabajadores/trabajadoras universitarias. Así lo refleja el Correo del Orinoco, en su edición del sábado 11 de los corrientes: “Las y los integrantes de Fetrauniversitarios “vinieron a una manifestación y los atendimos como atendemos a cualquiera que venga a presentar su punto de vista. Recibimos su conjunto de reclamos y decidimos entablar una discusión sobre problemáticas puntuales que debatiremos con ellos”, confirmó el viceministro Reinoso…” La directora de Opsu, Tibisay Hung, es menos abierta al debate y la confrontación de ideas: “La adjunta a la Dirección de la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu), Tibisay Hung, señaló que los argumentos que esgrimen los representantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la UCV (Sinatra-UCV) para oponerse a las tablas salariales publicadas recientemente en Gaceta Oficial, no tienen validez y sólo buscan confundir. “Esos argumentos son absolutamente politiqueros, son ganas de confundir”, expresó Hung…” (AVN, 27-05-2011).

En la misma línea de confrontación que la directora de Opsu, la aristocracia sindical de Fetrauve, en vocería de su presidente Carlos López se pronuncia en términos similares: “De acuerdo con el presidente de la Federación de Trabajadores Universitarios de Venezuela (Fetrauve), Carlos López, la agenda reivindicativa de algunos gremios universitarios del país está siendo manipulada por sectores de la derecha. "Estos grupos intentan constantemente enfrentamientos contra las acciones inclusivas y de justicia social del Gobierno revolucionario", expresó López…” (AVN, 09-06-2011). Esta política de satanización de Fetrauniversitarios y, en especial, su dirigencia, obligó a la Unión Nacional de Trabajadores/Trabajadoras, Únete, en vocería de su coordinadora general, la camarada Marcela Máspero, ha pronunciarse en términos bien contundentes: “Llaman profundamente la atención nuevamente las declaraciones de sectores sindicales vinculados con la tecnoburocracia del sector universitario, de la OPSU y del Ministerio de Educación Universitaria, donde se acusa a nuestros compañeros de SINATRAUCV, FENASOESV y FETRAUNIVERSITARIOS de guarimberos y vinculados con la derecha. Acusaciones que rechazamos categóricamente desde la UNETE. Lo cierto es que las nuevas Federaciones del sector universitario, lo que tienen de nuevas es sólo el nombre porque su práctica cupular, sectaria y presuntamente socialista, no tiene nada que envidiar a las viejas prácticas de la cultura sindical cetevista y del llamado “fuenmayorismo” al interior de la UCV. Así lo señaló Marcela Máspero, Coordinadora Nacional de UNETE (…) La güarimba no está precisamente de este lado, sino de quienes tienen un doble rasero, quienes no son coherentes y quienes han negado a nuestros compañeros sus derechos a ser dignificados en tiempos de revolución. Por eso desde nuestra Central Sindical UNETE hacemos un llamado a nuestro Presidente, al Vicepresidente Elías Jaua y a la Ministra Yadira Córdoba, a escuchar los planteamientos de nuestros compañeros y a restablecer el diálogo, la comunicación directa y posibilitar la participación protagónica de la clase obrera al interior de las universidad, garantía efectiva de transformación…” (Prensa UNETE, 12-06-2011).

Sobrevendría este pronunciamiento, de la camarada Máspero, en momentos dramáticos para la clase trabajadora, que observaba con estupor la muerte de uno más de sus miembros, allá en Guayana, Ferrominera se convertía en escenario de violencia entre factores afectos al oficialismo y el oposicionismo, ambos contrarios al control obrero, propulsado por el camarada Chávez. Nicolás Maduro y su FBT o CST, como quieran llamarla debe muchas explicaciones sobre ese tema al camarada Chávez, siendo como es, uno de los integrantes de su círculo de extrema confianza. Y siendo que Fetrauve, es una organización sindical parte de ese grupo que se ha conformado al sur de nuestro territorio, esa advertencia formulada por Carlos López y su Fetrauve, no podía pasar desapercibida. Sí han llenado de violencia nuestro Estado Bolívar, ¿qué de extraño tendría?, que esa violencia desparramada al sur de nuestra Patria la comenzaran a desatar por nuestras universidades, institutos y colegios universitarios, total, si en dichas instituciones solo se han ganado es el desprecio de la clase trabajadora universitaria, por sus políticas de poner en venta las reivindicaciones de los universitarios y universitarias.

Pero las circunstancias son otras en el ámbito universitario, hoy Fetrauve y sus organizaciones similares, no son más que organizaciones de maletín, las bases trabajadoras han despertado y cada vez más, se incrementa el número de trabajadores/trabajadoras que increpan a sus dirigentes a abandonar las filas de esa federación traidora de las reivindicaciones de las/los universitarios. Por eso, si bien entendemos la postura intransigente, de la directora de Opsu, hacia los trabajadores y trabajadoras universitarias, tildándolos de politiqueros/politiqueras; más no la compartimos, y todo aquel que se digne en autocalificar como revolucionaria/revolucionario no puede compartir el accionar político de ese personaje resucitado de las filas del fuenmayorismo.

El acudir al expediente de cercenarle el derecho constitucional a tener acceso a la salud, a los trabajadores/trabajadoras universitarias, a quienes hoy se les han cerrado las puertas de las clínicas por no contar sus universidades con los recursos para dar cumplimiento a los HCM contemplados en las Contrataciones Colectivas, a los pobres 20 mil BsF contemplados, es una acción criminal, que debe ser rechazada por todo aquel/aquella que se reivindique como revolucionario/revolucionaria u opositor/opositora, venezolano/venezolana, en fin de cuentas. Con la salud no se juega, peor aún, prohibido emplearla como arma de sometimiento del contrario; qué diferencia existe entre el accionar político que emplean estos personajes, y el que hoy emplea el imperio norteamericano y sus aliados de la Otan para someter a sus dictámenes al bravío pueblo Libio. De allí nuestro llamado a la dirigencia del MPPEU a retomar la cordura, los trabajadores/trabajadoras universitarias no se van a someter a sus dictámenes, hay conciencia, mucha conciencia en ese sector de nuestra clase trabajadora por las reivindicaciones por las cuales hoy luchan.

A comienzos de mes, la ciudadana ministra Córdova envió los recursos a las universidades, institutos y colegios universitarios para cancelar el ajuste decretado por el camarada Chávez; es un hecho público y comunicacional, que en el mismo acto transmitido en cadena de radio y tv, el pasado 27 de abril, así como se aprobaron recursos para el ajuste salarial, también el camarada Presidente de la República, aprobó 600 millones de BsF para el Seguro de Hospitalización, Cirugía y Maternidad, contemplado en la Normativa Laboral. Si llegaron los recursos para cancelar el ajuste salarial, ¿dónde están los 600 millones del HCM contemplado en la Normativa Laboral?

Con la vida de los trabajadores y trabajadoras universitarias no se juega camarada ministra Córdova, si falleciera alguna/algún miembro de la clase trabajadora universitaria usted sería la responsable, no permitamos que ello ocurra, actúe responsablemente, active los HCM de los trabajadores/trabajadoras universitarias, no los utilice políticamente, eso no es de revolucionarios/revolucionarias!!!



enryesc@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2226 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /educacion/a125200.htmlCd0NV CAC = Y co = US