¿Por qué en pandemia sigue creciendo la economía venezolana?

ECONOMIA Y PANDEMIA MUNDIAL

El mundo a inicios del 2022 aún sigue en Pandemia, situación que afecta la economía. Luego de dos años de vivir con las fronteras cerradas, la gente en cuarentenas radicales, aplicando procesos de controles humanitarios, publicidad masiva de prevención de contagio y de vacunación masivas en la mayoría de los países, los gobiernos han aprendido a adaptarse, aprender a vivir bajo estas circunstancias y buscar alternativas para no permitir que los mercados se paralicen, no disminuya el empleo a grandes proporciones y que la gente tenga los niveles de ingresos suficientes para subsistir.

Según el economista John Mauldín, "Esta experiencia va a dejar profundas cicatrices en la economía y en la confianza de los consumidores / inversionistas / empresas. Esto va a marcar a una generación tan profundamente como la Gran Depresión marcó a nuestros padres y abuelos".

A pesar de la pandemia, la aparición de la nueva variante Ómicron y la incertidumbre que genera su capacidad de expansión rápida en la población, la tendencia económica mundial mostró un crecimiento del 5,5% en el PIB durante el 2021. La ONU estima que para el 2022 la actividad mundial crecerá un 4% y 3,5% en 2023. Son estimaciones que generan mucha incertidumbre debido que consideran que hay un cuarteto de factores que causarán ese descenso: 1) las nuevas oleadas de infecciones por Covid-19, 2) los persistentes retos del mercado laboral, 3) los prolongados desafíos relacionados con las cadenas de suministros, y 4) las crecientes presiones inflacionistas.

LA ECONOMÍA 2021 EN AMÉRICA LATINA

Según la proyección de crecimiento del PIB de la Cepal, los países de América Latina que más crecieron en 2021 fueron Perú (13,5%), Panamá (12,4%), Chile (11,8%) y República Dominicana (10,4%), Argentina (/9,8%), Colombia (9,5%), Bolivia (5,2%) y Brasil (4,7%). Las economías de menor crecimiento de la región fueron Ecuador (3,1%), Uruguay (3,9%) y Paraguay (4,6%). Se destaca el crecimiento de Guyana de 18,5%.

Como ven, todas las economías crecieron. Incluso Venezuela creció en 2021 cerca del 4% con respecto al 2020, como lo informó el presidente Nicolás Maduro en su alocución anual ante la Asamblea Nacional, deteniendo un largo periodo de 8 años de caída continúa debido al bloqueo económico y presión Internacional de Estados Unidos y sus aliados.

PANDEMIA Y CRECIMIENTO DE DESIGUALDAD

Cabe resaltar, que lo único que no ha cambiado durante la pandemia es la capacidad natural del sistema capitalista de generar más riquezas para los más ricos y desigualdad a la vez. Según un informe de la Escuela de París, coordinado por los economistas Lucas Chancel, Thomas Piketty, Emmanuel Saez y Gabriel Zucman, la riqueza de los multimillonarios aumentó en más de 3,6 billones de dólares durante la pandemia, mientras que 100 millones de personas cayeron en la pobreza extrema. No es algo nuevo en el sistema dominante.

Las corporaciones farmacéuticas cerraron lo que llaman "un año de oro" por la fabricación de vacunas. Pfizer, BioNtech, Moderna, AstraZeneca y Johnson & Johnson han facturado más del doble que todo el sector mundial antes de la pandemia. El secretario General de la ONU, Antonio Guterres, recomienda "tomar medidas políticas y financieras mejor orientadas y coordinadas a nivel nacional e internacional" para mejorar la economía, "trabajando unidos para cerrar las brechas de desigualdad".

PORQUÉ SIGUE CRECIENDO LA ECONOMÍA VENEZOLANA

El crecimiento venezolano se debe fundamentalmente a la vacunación masiva, la inyección de dinero a la economía por medio del crédito a empresarios y emprendedores, el crecimiento del comercio en dólares, el respeto empresarial de la tasa de cambio oficial, el crecimiento de las exportaciones no petroleras, el subsidio directo a las familias y el levantamiento del confinamiento en el último trimestre de 2021, que ayudaron a reactivar el comercio navideño y hacer crecer el PIB en 7,2% en ese último trimestre.

VOLVIÓ EL ESTRENO NAVIDEÑO

Un fenómeno interesante es ver la recuperación de la cultura del "estreno navideño", una tradición que se había perdido en los últimos años por la hiperinflación y la continúa pérdida del poder adquisitivo del venezolano.

Nuestra población por esencia y debido al rentismo petrolero era una sociedad aburguesada, acostumbrada a consumir lo importado, vestirse de marcas transnacionales, estar a la moda, perfumado, comprar juguetes, electrodomésticos y electrónicos importados. Todos los diciembres era tradición ver en la navidad y el fin de año a las familias comprando ropas y calzados nuevos, , que afectó sobre todo a los sectores más pobres de la población.

Pero en 2021 se volvió a ver los centros comerciales, ferias navideñas y en las calles (buhoneros)gente comprando. Se evidenció una sobreoferta y guerras de precios de calzados y ropas, entre otros, a nivel nacional. Por ejemplo, un mercado de calzados con ofertas de marcas importadas que van desde tercera calidad hasta originales, que oscilan entre 10 a 150 dólares. Y es un hecho público y notorio que la mayor parte de la población anduvo con zapatos nuevos en diciembre de 2021.

Esa situación estimula la demanda agregada interna por el lado del consumo y, como consecuencia, contribuyó también a desaparecer la crisis económica en el país.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 951 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: