El Economista criollo devela cuánto realmente gana una familia de 5 personas en Venezuela

¡Yo escribo lo que veo!

ESTADÍSTICAS SOCIALES DE VENEZUELA EN EL 2014

En 2014, Venezuela presentaba uno de los mejores indicadores macro-sociales de la región: Coeficiente Gini del 0,38 (baja desigualdad); Índice de Desarrollo Humano del 0,752 (alto nivel de ingreso, esperanza de vida y educación); tasa de desempleo del 6,4% (población activa 15.906.352 y ocupados 14.892.249); apenas el 4,4% de la población en "pobreza extrema" por necesidades insatisfecha; desnutrición en niños menores a 5 años del 2,7% (baja); esperanza de vida al nacer de 75 años; una mortalidad infantil de 12,2 niños por cada 1.000 (baja); elevada matrícula en el sistema educativo (7.446.515 inicial y 2.900.000 universitarios) y; 3.514.084 pensionados con tendencia al alza.

ESTADÍSTICAS ECONÓMICAS DE VENEZUELA EN EL 2015

A inicios del 2015, Venezuela tenía una economía relativamente fuerte, con un salario mínimo estimado de 40,37 dólares mensuales y venía de una inflación del 62,2% en 2014. La principal fuente de ingresos fiscales que era el petróleo venía mostrando una caída debido a la baja de los precios petroleros desde marzo de 2014. En esos tiempos, el gobierno revolucionario descartaba la posibilidad que esa caída afectara la economía de nuestro país.

Los resultados macroeconómicos del 2015, develaron como la inflación venezolana fue inducida por las variaciones del tipo de cambio paralelo, teniendo un efecto determinante en los niveles de ingresos de la población y en el poder de compra del salario mínimo integral. A partir de ese año comenzó el verdadero martirio para los trabajadores venezolanos que cinco años después aun padecen.

En el cuadro N° 1, se muestra la relación del salario mínimo integral mensual (salario más cesta ticket) de los trabajadores venezolanos con respecto al dólar paralelo desde el año 2012 hasta octubre de 2020. Se tomó como referencia los meses que hubo incrementos salariales y la cotización del dólar paralelo.

Las consecuencias de la inestabilidad cambiaria inducida por el bloqueo y las medidas unilaterales afectaron con fuerza los ingresos de divisas al país, que ha llevado al surgimiento de una económica dolarizada y con una constante pérdida del valor del bolívar (devaluación continua) que es la moneda oficial y de referencia del salario mínimo integral. Si se devalúa la moneda de referencia del salario entonces éste se devalúa en la misma proporción.

Si se aplica la noción de aceptación universal de la definición de "pobreza extrema", de ingresos por debajo del umbral de los 1,9 dólares diarios, entonces gran parte de la población en términos nominales ha venido entrando en la "pobreza extrema" en los últimos años. Si a esto se le añade los efectos económicos perniciosos de la pandemia global entonces los niveles de afectación a la población son incalculables.

CUADRO N° 1: RELACIÓN SALARIO -DÓLAR PARALELO

(Dic. 2012 - Nov. 2020)

(Con base en los incrementos salariales)

Fuente: BCV, DólarToday, Monitor Dólar

(*) El 20 de agosto de 2018, entró en vigencia la reconversión monetaria. Cálculos propios

 

GARANTIZAR QUE EL INGRESO FAMILIAR MENSUAL NO SIGA SIENDO AFECTADO POR LA DEVALUACIÓN INDUCIDA

La devaluación de la moneda inducida por el dólar paralelo es el principal factor causante de los niveles elevados de inflación y la pérdida del poder adquisitivo de las familias venezolana de los últimos años.

A nivel mundial, el salario mínimo es la expresión del mínimo de ingreso vital de un trabajador y su familia. Debería alcanzar para satisfacer las necesidades familiares de alimentos, educación, transporte, esparcimiento, salud, vivienda y para el ahorro con fines de inversión familiar.

Cuando una economía está perturbada por factores externos como el tipo de cambio paralelo definido por casas de cambio en otros países, inmediatamente afecta los ingresos familiares generando desigualdad. El incremento de precios reales, la escasez, especulación, la ambición o manipulación de los precios afectan el poder de compra.

En vista que el gobierno de Nicolás Maduro no ha podido detener la especulación cambiaria inducida por los continuos incrementos del dólar paralelo en Venezuela, ha desarrollado una estrategia de protección directa a las familias venezolanas por medio de subsidios directos, bonificaciones y subvenciones. Ha implementado garantizado la distribución de bolsas de alimentos (CLAP) subsidiados (más de 11 productos) a más de 6 millones de familias. Mantiene una política de subsidios de servicios públicos básicos como el suministro de combustibles, gas doméstico, luz, agua, telefonía, Metro, siendo incluso los más baratos del mundo.

También, les garantiza a las familias bonificaciones mensuales directas por grupo familiar a través del programa del Carnet de la Patria, entre ellos: Hogares de la patria, 100% Amor Mayor, Parto Humanizado o Lactancia Materna, Bono de Economía familiar, Bono 100% Escolaridad, Bono de Educación Universitaria, Bonos para Pensionados, José Gregorio Hernández (Discapacidad), Bonos para Promotoras y Facilitadoras de Parto Humanizado, Bonos para Madres y padres elaboradores de las Casas de Alimentación, los comedores Mamá Rosa y los Centros de Recuperación Nutricional, Bono del Programa "Chamba Juvenil", Bonificación para "Somos Venezuela"; y una serie de Bonos especiales que emite de manera eventual con base a las efemérides nacionales. Todos estos programas son parte de lo que el Gobierno denomina "Inversión social".

ESTRUCTURA DEL INGRESO REAL DE UNA FAMILIA VENEZOLANA

En el Cuadro N° 2, puede observarse la incidencia de todos los subsidios directos, bonificaciones y subvenciones en el ingreso familiar mensual, gracias a los servicios públicos que presta el Gobierno, que realmente representa un ahorro en comparación con lo que deberían pagar si vivieran en otro país.

Podemos ver la distribución proporcional que estos ahorros representan, por ejemplo, en el ingreso mensual de un Grupo familiar conformada por 5 personas: Esposo (trabajando sueldo mínimo), Esposa (ama de casa), un Adulto Mayor (pensionado) y dos hijos (uno estudiando en el colegio y una estudiante universitaria (embarazada o lactando).

Si esa familia no tiene vehículos, el salario mínimo integral (cesta ticket más sueldo mensual), que es el ingreso directo por su trabajo en una organización pública o privada, representa cerca del 4% de los ingresos totales mensuales. Los servicios públicos subsidiados (gas doméstico, luz, agua, telefonía, Metro) representan un ahorro de alrededor del 71% de los gastos mensuales si se compara con los del resto del mundo.

Esa política de subsidios, bonificaciones y subvenciones son considerados por el Gobierno una inversión social como parte de la política de inclusión. Aunado al subsidio de la Bolsa Clap (11,1%), más los bonos del Estado (permanentes y recurrentes) (14,3%), significan un ingreso real mensual de alrededor de 78,8 dólares mensuales que reciben de manera directa e indirecta. Valga decir, eso es lo que realmente le ingresa mensualmente a una familia venezolana de 5 personas con las especificaciones mencionadas.

Si esa familia tiene un vehículo, entonces al monto anterior se le suma el subsidio que reciben por concepto de gasolina (120 litros mensuales a precio internacional menos los 120 litros por Bs. 5.000), que representa un ahorro de alrededor del 42,9% del ingreso real mensual que reciben.

En este caso la proporción de los datos anteriores cambia porque la política de subsidio de combustible tiene un alto impacto (ahorro) en el ingreso familiar. El salario mínimo integral representa apenas el 2,1% de esos ingresos. Los servicios públicos subsidiados son un ahorro de alrededor del 40,4%; y las bonificaciones 8,2%. La Bolsa Clap es el 6,3%. En total, una familia de 5 personas y con un vehículo realmente tiene un ingreso mensual estimado en 138 dólares.

Esta es una de las razones porque el bloqueo, las manipulaciones cambiarias, las medidas coercitivas unilaterales, entre otras formas de agresión que han probado el imperio y sus aliados contra Venezuela, que ha generado una elevada inflación en los últimos años, no ha conllevado a una implosión social, como el objetivo de todas esos ataques a la economía y a los ingresos de la población.

Correo: agiussepe@gmail.com

CUADRO N° 2.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1869 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: