¿Por qué Escarrá sirve para defender y por qué Luis Brito García no sirve para el debate? ¡Muerte la conciencia!

Yo puedo decir hoy, que tengo argumentos para defender esto que en otro momento se llamó la Capitanía General de Venezuela. Tengo el concepto de Nación, el concepto de país, tengo una historia, tengo en mi memoria los ríos de sangre que de esa historia surgieron y tengo la lucha de Bolívar. Tengo también, las ideas de Aníbal Quijano que alumbraron una nueva (e interna) visión de colonialidad y además, puedo usar, los que otros usan como juguetes en sus juegos discursivos "contra" el imperialismo y el neoliberalismo.

Recientemente, tuve la oportunidad de leer en algún grupo (redes sociales), que no sé ahora, si es un grupo político chavista o una simple asociación de funcionarios públicos, que defienden (con derecho) sus menguados ingresos. El mensaje en cuestión, sugería u ordenaba, la obligación de leer a Hermann Escarrá para defender el proyecto de Ley Antibloqueo. "ALERETA!LEER para defender La Ley Antibloqueo". Yo ingenuamente pensaba, que la lógica era otra: leer, documentarse y armarse cada uno con su consciencia para un debate. La lógica es otra: Afinca tu conformismo y tu pasividad: No sea tú,

Este mensaje no me paralizó ni me extrañó para nada, porque hoy francamente hay espacios de un lado y del otro, donde ya no cabe nada y la palabra debate dejó de tener significado e importancia. No cabe el significado de debate, porque el conformismo como "valor", es ya una conducta o disposición de rutina y aprendida.

El mensaje en cuestión, recomendaba leer una opinión de Hermann Escarrá para defender (no debatir) el proyecto de Ley. Tengo mis reservas sobre si Escarrá puede ser hoy un argumento para defender algo. Independientemente de sus condiciones como constitucionalistas y académico, que no las discuto, Escarrá ha dado argumentos para defender cosas de allá y de este lado. No es negarme a usar los argumentos de uno si y de otros no. El punto es colocarse con este proyecto de Ley en el espacio de defensa y no el el espacio del debate.

Lamentablemente no vi ni leí hasta ahora, una recomendación o una orden igual, que le dijera a los miembros de estos grupos que leyeran (por ejemplo) a Luis Brito García, María Alejandra Díaz, Pascualina Curcio y otros tantos venezolanos y venezolanos que han plasmado en notas, artículos y mensajes, situaciones, problemas y dudas sobre el proyecto en cuestión. En muchas de estas referencias se ha dicho, que el contenido de ese proyecto de ley, es todo un paquete que contradice totalmente el ideario que han dicho defender. Colocarse en la acera de la defensa así tan rápido, es preguntarse: ¿Cómo queda el antiimperialismo? ¿Cómo se come eso?

Hay todo un cúmulos de planteamientos que merecen ser leídos para un debate que es la idea que nos vendieron, pero que ya no usan porque el conformismo son los grillos que le colocaron o se colocaron en la consciencia. Yo he oído miles de veces: Dentro de la constitución todo, fuera de la constitución nada. ¿Que pasó con ese lema?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2359 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas