La calidad educativa, el Plan de UBV de Formación docente en Casa y el infortunio económico

Lo necesario nunca falta para alimentar una vida.
Jamás se muere el hombre de necesidad en tierra
Jamás falta un amigo compasivo que nos socorra
al hombre de bien y de valor, debe ser indiferente
a los choques de la mala suerte
Bolívar, a F Iturbide.

Señala: S.J.: Los adelantos que se han hecho durante la ultima década pueden ser visto como un progreso (…) en la manera de nuestro quehacer diario, si embargo, estos adelantos no siempre llegan a todos los rincones del país, la problemática que se encuentra la sociedad (económica, salud, conexión, equipos tecnológicos adecuados a internet, entre muchos otros)….por eso que el reto de integrar eficazmente las Tic en el sistema educativo conlleva a procesos de innovación que se deben hacer frente a las desigualdades existentes….”. Como podemos hablar en tales circunstancias de calidad educativa?.

En el programa La Voz de Chávez dirigido por Adam Chávez se presentó el Ministro de Educación Superior, Cesar Trompiz, nos habló de calidad educativa como “inclusión y pertinencia social”, nada de dotación, equipos tecnológicos, obviando por supuesto la problemática supra citada del sistema educativo, incluso la situación social de los docentes, sin seguro ni donde acudir en caso de enfermedad, o al parecer no cerciorarse de que “el progreso no está llegando a todos y todas”, a manera de ejemplo, dos estudiantes comparte un celular para cumplir con la clase, habiendo cátedras de Tic en la UBV, no se preparó a los docentes para su manejo futuro de las nuevas herramientas en el marco de la batalla de ideas, se creyó que solamente las tic es un “asunto de los comunicadores”, de quienes estudiaban comunicación en la UBV.

De igual modo teniendo un PFG de Informática no se asumieron las plataformas para entrenar los docentes en informática, menos en el manejo de software libre, a la par también existiendo PFG en educación, tampoco aprendimos la interacción educativa mediante el manejo de las tics, la universidad que desaprende siempre nos han dicho, ha sido su bandera el desaprender, en verdad la UBV no ha logrado romper muchos estilos de las universidades tradicionales, uno de ellos es haber vivido los PFG la experiencia de compartimientos aislados unos de otros, ni Comunicación, ni Educación ni Informática pudieron ver a futuro, aún palpándolo, siempre vivimos a la cola, no nos preparamos para un escenario de actualizar a la Universidad para entrar en el siglo XXI.

Esto nos lleva a pensar que la UBV si como dicen debemos desaprender los viejos hábitos educativos, las viejas creencias, para aprender nuevos hábitos, habilidades, nuevos aprendizajes, pero eso pasa por superar las desigualdades tecnológicas, la brecha tecnológica, el analfabetismo tecnológico, en el caso de muchos docente volver a aprender a impartir clases usando todos los recursos de las Tics, ¿cómo hacerlo?, ahora es mas difícil pero no imposible, ahora todos los aprendizajes se hacen mediante las Tics, hay toda una explosión de seminarios, cursos, talleres por este medio, razón por la cual no debemos desaprovechar.

Ahora el gobierno tiene inmensas dificultades con los problemas de la sociedad, KB dice: “nadie puede negar ni ocultar las gigantescas dificultades que estamos atravesando. El bloqueo criminal, la caída del precio del petróleo, la campaña antinacional que impulsó la migración de nuestros profesionales, muchos formados en los espacios bolivarianos, ha mermado nuestras capacidades productivas y aunado a la cuarentena ha complejizado cada vez mas la situación. Sin embargo este gobierno no ha despedido a un solo docente”. Ciertamente, Maduro ha respetado el derecho al trabajo, el derecho a la vida, sin embargo, la situación es compleja, estamos en “guerra”, la situación no es normal, está perturbada, y es en este contexto que los docentes trabajamos y estudiamos, nos formamos, hacemos esfuerzos por aprender en el marco del Plan de formación, pero lo hacemos literalmente hablando pasando hambre colectiva.

Vuelve el punto, ¿como asegurar la calidad educativa en tiempos de guerra y pandemia del covid 19?, en situación de pandemia del covid 19 que trae aparejada otras pandemias, la pandemia del hambre, “el corona hambre” como la llama Maduro. Quienes emigraron del país no lo hicieron simplemente porque oyeron “el canto de sirena de otros Gobiernos”, el Grupo de Lima, estimulados para crear una crisis humanitaria, en febrero del 2019, ahora después del estallido de la pandemia regresa nuestros compatriotas, huyendo de la pandemia, del desempleo, del hambre, muchos se fueron sanos y regresaron enfermos, ocasionándole problemas sanitarios al país, se ha multiplicado la cantidad de enfermos, se ha propagado a causa del virus importado.

La guerra económica se ha propagado, se agudizó la crisis a causa del bloqueo y las sanciones financieras y económicas, se estrangulaba presupuestariamente el país, otra participante en el curso docente opina: “las instituciones públicas abandonadas y destruidas por la indolencia de las autoridades que las dejaron a merced del hampa. ¿Calidad educativa sin laboratorios, transporte, insumos, reactivos y bibliotecas? ¿Calidad educativa con salarios que no alcanzan para comer un solo día de la quincena?, ¿Calidad educativa con obreros, profesores y administrativos sin medicina, zapatos, ropa y alimentos?. ¿Calidad educativa con una deserción estudiantil gigantesca?. ¿Calidad educativa sin electricidad, internet y alimentos en las instituciones?. ¿Calidad educativa sin un seguro médico para los trabajadores?, Calidad educativa virtual y los trabajadores no tienen ni un teléfono?. El Ministro Trompiz debería responder que hacer en estas circunstancias., en verdad disimulas las verdades, maquilla la situación y todo lo hace creer como normal, como sino pasara nada.

¿Como fue que llegamos hasta aquí, con estas calamidades?, la revolución bolivariana lleva mas de veinte años agredida por el imperialismo, eso lo sabíamos de principio, una revolución si es verdadera es atacada por los Estados Unidos, ahora bien, ¿que hicimos para fortalecernos, para crear anticuerpos?, ¿que hicimos con el modelo económico?, ¿donde está la construcción económica del socialismo?, el blindaje económico o es que se nos fue la vida, en la repartición de la renta petrolera, en los programas sociales, no creamos fortalezas económica, dónde está el modelo económico, aun cuando se cacarea de socialismo, el gobierno hace su propaganda, nada se hace, creen que el socialismo es un simple “modelo ético”, de fraternidad, solidaridad, de apoyo con las misiones sociales, el claps, el carnet de la patria, paliativos para mitigar la situación, no toca las relaciones sociales de producción, el capitalismo y sus relaciones de explotación puesto que ellas, están legitimadas con la Constitución Bolivariana.
Sigue la guerra económica, “no se congelan los precios”, pese a que Madure se defiende primero con la Guerra económica, ya le bajó el cero, ahora lo hace con el covid 19, ¿Que calidad podemos lograr en estas circunstancias?, ¿Cómo en estas circunstancia el Plan de formación docente en casa puede mejorar la educación?. Pues bien FA dice: “hay docentes que no han podido acceder al Plan, puntos como, dotación de equipos institucionales y personal, de material para clases….la producción de café nacional cómo puede costar un kilo más de mi sueldo mensual?, que pasa con `las empresas socialistas´….hay que hacer verdadera revisión de precios…que paso con el tope del 30% de la ganancia como lo establece la ley”. Igual sigue la venta de productos sin control sanitarios ni de precios, ¿cómo podemos hablar de calidad de vida, educación y trabajo?. Lo mejor sería hablar la verdad, las circunstancias en que vivimos, asumir con humildad la situación.

Quiero demostrar al presidente Maduro y al Ministro Trompiz la realidad, si es que no van de compra al mercado, claro como son funcionarios públicos están muy ocupados, nada saben del pueblo, han perdido la conexión, al menos eso aparenta, bueno les contare en que se me va la quincena con el bono alimentario y todo en un día, acudí en la mañana del 28-6 del año en curso a un mercado chino, de esos que dicen ser mas barato, compre los siguientes rubros: margarina de envase pequeño, marca primor, 250 kg, Bs, 134.000Bs), un kilo de azúcar (183.000 Bs), detergente en polvo, de 125 kg, (99.000 Bs), huevos, 15 unidades, (275.000 Bs), una afeitadora, (19.000 bs), café, dos papeletas de 50 gramos (140.000 Bs), una pastilla de jabón de baño, (179.000 Bs), total 1.241.000 Bolívares soberano, no compre carne, no compre plátano, arroz, harina, en verdad no se como sobrevive un Doctor de la República, con 15 años de servicio en la UBV. Me gustaría saber si Maduro o Trompiz estando en mi situación pudieran sobrevivir con menos de 6 dólares que marcó la caja registradora por lo menos 15 días, exactamente con más o menos 5 dólares y tanto, quiere decir que gano mas o menos 10 dólares mensuales, y todos los días cambian los precios, sin que el gobierno diga, haga nada, no protege al Pueblo de esas pirañas de capitalistas.

¿Dígame Sr Presidente este problema lo resuelve la economía comunal, la economía territorial, el circuito del poder comunal no llega, la distribución de los alimentos esta monopolizada, si todos fuéramos comuneros, empresarios, industriales quien daría clases, quien fuera docente, quien atendiera los servicios, de todo hace falta, todos nos necesitamos, no hay oficio que sobre, ni que falte, pero sobre todo, lo que hace falta es colocar la economía al servicio del pueblo, el comercio al servicio del pueblo, el mercado no puede subordinado a intereses privados neoliberales tal cual está, ¿no lo cree así?. Ni las 48.000 concejos comunales ni los 3.200 comunas lo pueden hacer todo, necesitamos una economía industrializada socialista.

Me gustaría ver al Presidente y al Ministro dando el ejemplo, siendo más humilde, menos ostentoso, mas delgado, pongo el ejemplo, El Che Guevara cuando la revolución cubana, se le vió pegando bloque, cortando caña, sintiendo en carne propia lo que el pueblo sufría, no se le vio haciendo gala de trajes, solo el día de la batalla de Carabobo, el presidente vestí de blanco, que bien se veía, esto parece baladí, pero “no es superfluo”, porque muestra la ostentosidad cuando el pueblo ni tiene para comprar zapato, ni vestido como decía la docente, el Che o Fidel simplemente andaba con sus trajes militares, en cambio Maduro se muestra como el hombre mejor vestido de Venezuela, quisiera ver a nuestro presidente menos pantallero y mas en vivo, codeándose con el pueblo, en las fabricas, empresas, universidades, apariciones imprevistas, que hable con el pueblo, que entre a las casas del pueblo, que coma un plato de arroz solo, una arepa solo con mantequilla, que se tome un café re filtrado, y sonría como solo saber este pueblo hacerlo en resistencia con heroísmo frente al bloqueo, las sanciones económicas y también frente a quienes lo estrangulan desde adentro, los capitalistas.

Finalmente en medio de esta discusión dentro del Portal PlanForDocCasa (del Whatssap) donde estamos formándonos con la discusión, de donde extraje las intervenciones de docentes, aparece una carta del Libertador escrita a F. Iturbe, el 19 de septiembre de 1812, cuando el Libertador se encontraba en Curazao, en medio de la guerra, habla de su situación económica infortunada: “…es verdad que me han quedado poco dinero y equipaje pero yo estoy conforme con mi corazón, porque se cuando el infortunio persigue por algún tiempo, todo se conspira contra el infeliz”, así está el pueblo venezolano como Bolívar en una situación de infelicidad social, colectiva, producto de las agresiones externas pero también internas, en la que conspira el imperio de los Estados Unidos y el capitalismo interno, estrangulan al pueblo, tanto los de afuera como los desde adentro, en tanto que Ministros y el Presidente haciendo gala.

Sugiere el Libertador la manera como enfrentar el infortunio: “¿Que importa tener o no tener cosas superfluas? Lo necesario nunca falta para alimentar una vida. Jamás se muere el hombre de necesidad en tierra. Jamás falta un amigo compasivo que nos socorra y el socorro de un amigo, no puede ser nunca vergonzoso el recibirlo”. Solo pedimos una renta básica, que cubre una cesta de alimentos para una familia de cuatro personas, un salario básico que permita comprar los alimentos necesarios para “alimentar la vida”, lo demás es superfluo, mientras trabajamos, estudiamos, mejoramos nuestra circunstancias.

El amigo que habla el Libertador es personal, pero en nuestro caso es el Gobierno, no nos avergüenza recibir el Clap, ojala si pudiéramos comprarlo, los alimentos subsidiados, completos, con proteínas, valiera el salario, sería una opción en esta situación de pandemia, del covid 19. Debemos tener fe con Bolívar “una época trae otra”, al hombre de bien y de valor, debe ser indiferente a los choques de la mala suerte”, asi que frente a los problemas de la Venezuela que tenemos, no tenemos otra, solo nos queda valor para enfrentar los tiros del infortunio, porque el hombre de bien no puede morir en tierra, ese es el consuelo que dejo a todos mis compañeros y compañeras.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 655 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: