¿Está la estrategia de sobrevivencia en Venezuela, en la Libre Convertibilidad o en el Petro ¡Habilitante ya!

La pregunta de "las mil lochas" como decían nuestros viejos, para referirse a un problema complejo, que muchos no vemos la solución del problema, --no hay soluciones mágicas--, aunque ya no tenemos "lochas" sino bolívares y soberanos, el problema es dónde está la estrategia para dar solución a las dificultades que atraviesa el país en un escenario de renacimiento de la ultraderecha en el continente americano, de confrontación internacional e interna, asumida por la burguesía transnacional y la oligarquía apátrida, aquella que es capaz de rematar las riquezas del país conformándose con las migajas de la mesa, de quienes aspiran a vender al país, a ofrecerlo en sacrificio para su explotación al capital extranjero como siempre ha sido a lo largo del siglo XX, entonces si siempre hemos tenido un enemigo externo e interno, el imperialismo de los Estados Unidos, la Unión Europea y Japón, así como una burguesía comercial, industrial y financiera de espalda al país, al ecodesarrollo humano y diverso, de valores compartidos, de democracia, libertad e independencia nacional, al dialogo de civilizaciones con desniveles de desarrollo, ¿Cual es la estrategia, aumentar los salarios, dejar que deprecien el poder adquisitivo y devaluar la moneda o quedarse pasmado ante la crisis, no aumentando el salario y dejar que los precios aumenten, deprecien el poder adquisitivo y que el dólar siga devaluando?, ¿estamos en capacidad de brindar soluciones?.

El camino para sacar al país adelante, el andamiaje estratégico que nos hace falta para resolver los problemas sociales del país es materia de preocupación de todos, del ciudadano y su familia, del empresario y del gobierno porque somos una sola nación, pero además otras instituciones privadas; la solución del problema pasa por elevar nuestra conciencia al nivel de trascender los límites ideológicos, las pasiones política, los dogmas ideales. Ante esta realidad, sin esa conciencia nacional, sin estrategia de coevolución y codesarrollo, el pueblo sufre las consecuencias políticas, de las acciones de determinados actores políticos y económicos, foráneos e internos, la agresión económica, la guerra económica, siempre lo hemos sabido, el cambio de sociedad plantea desafíos en particular de "mentalidad", de conciencia social, por cuanto de que sociedad alguna no puede sobrevivir sin la unidad nacional, sin la cohesión, sin la unión fundamentada en la identidad ontológica asociada a la tierra, a la génesis del ser social, todo universo tiene un orden.

¿Para que sirve nuestra soberanía, la voluntad popular si el pueblo padece necesidades?, la soberanía es real cuando el pueblo se empodera de su voluntad, de su capacidad, de decidir sobre el país y sus recursos, sobre sus medios, decidir sobre su trabajo, cuando sus instituciones no están a su servicio, cuando ellas como entidades públicas no corresponden a sus necesidades, de nada sirve exigirle a la empresa privada que lo haga, la corrupción corroe, el pueblo se ve expuesto a la impotencia, a la incapacidad de ejercer la voluntad que corresponde a su bienestar, siendo así, la empresa o las instituciones sea privadas o públicas no pueden ser ajenas, no le pueden extrañar la naturaleza y aspiraciones del pueblo, el problema es de fondo la repartición de los frutos del trabajo, la repartición de la riqueza, elevar la productividad del trabajo, tiene que haber un cambio de mentalidad empresarial e institucional, la de compartir la coevolución social, el codesarrollo de la humanidad como forma sustentable y sostenible de Venezuela en el planeta, compartiendo la corresponsabilidad de la vida nacional e internacional.

Con esta estrategia, al tenerla clara, la de compartir los frutos del progreso, la creación de los bienes de la creación, del trabajo, la conciencia de la coevolución y el codesarrollo social muchos problemas resolveríamos, algunos argumentarán si se trata de renunciar a sus bienes personales, no, se trata de compartir los bienes del trabajo, los medios de crear vida, de reproducir la vida social, crear la comunidad de bienes del trabajo, la utopía que solo es posible realizarla con voluntad, creándola, potenciando las fuerzas productivas, armándola de la técnica y la ciencia, multiplicando como dicen los alimentos, los medicamentos, el vestido, las viviendas, los medios de vida para todos, para sostener una vida digna, compartiendo los unos a los otros, los frutos del trabajo, con dignidad y sin política rentista, enseñando a pescar "el pan nuestro de cada día", como dice el viejo refrán, no en oración pasiva de pedir al Señor, "danos hoy el pan nuestro de cada día", sino mas bien enseñarle al "pescador a pescar el pan nuestro de cada día, nada de esperar sumisamente el pescadito del señor, ni regalado con bonos alguno, sino con "trabajo digno", honradamente lo lograremos todo, el trabajo es la base del socialismo, la solución de nuestros problemas siempre que sus resultados la riqueza sea compartida en socialismo, a cada quien según su capacidad, a cada quien según su trabajo como dice la Biblia cristiana.

Tenemos necesidad de un país para todos, una Venezuela para todos, con ello evitaríamos la realidad de miles de conciudadanos emigrando, buscando como sostener la vida en familia, existen seguro miles de relatos, narrativas de paisanos con sus historias de vida expulsados del país forzadamente contra su voluntad, sus aspiraciones, buscando la vida o la muerte, el rechazo o el desprecio, aguantando desde afuera las inclemencias de la vida de otro país como el dolor de vivir desde la distancia, sin embargo siguen adelante, con sus familias fracturadas y los que nos quedamos, estamos resistiendo, luchando por la Patria, aguantando las penurias económicas, los precios dolarizados, la inflación del dólar frente al bolívar soberano que se devalúa, atacado igual por el dólar. No hay República sin republicanos, una Patria sin ciudadanos no es patria. Un ciudadano en cuyo país se ve padeciendo hambre, enfermedades, sin derecho a la cultura, al trabajo, al disfrute del ocio, a la vida no hace Patria, una Patria así no es Patria.

La estrategia ha de ser biodiversa socialmente hablando, considerando en su articulación los intereses diversos, apuntando al bien común, al interés nacional, es una estrategia de transición, "de ganar ganar", apostando al interés común, el sentido común de la política y de los políticos. La política es ante todo biopolítica. Es decir vida política socialmente hablando. Entonces, ponemos como ejemplo la base económica a considerar intereses empresariales, las divisas, los insumos, los repuestos, los equipos y aparatos que requieran, la técnica y la tecnología así como la ciencia y el conocimiento. Los empresarios están llamados hacer Patria, cómo la ha de ser sino sosteniendo sus capacidades económicas, las instalaciones, las empresas cerradas no benefician a nadie, ellas deben generar no solo sus beneficios sino también las divisas que requieran, importando y exportando, produciendo y abasteciendo, asegurando la vida de los ciudadanos y de las familias, sustentando la vida social. Los trabajadores saben que sustentando las empresas sustentan la coevolución y ecodesarrollo nacional.

La transición estratégica al socialismo cristiano y bolivariano sugiere la coevolución y el codesarrollo, es una responsabilidad compartida, una corresponsabilidad por el desarrollo económico y social, significa que los medios de trabajo, la técnica, el conocimiento y la ciencia en manos del trabajador al igual que el capital son una fuerza productiva, los beneficios del mismo deben ser en consiguiente, un producto social a ser repartido en "sociedad" de manera gradual, en la medida que se eleva la productividad del trabajo y la técnica. Es la única forma de sobrevivir socialmente. Identificar el valor estratégico de "los factores productivos" para hacer Patria verdadera, Patria para todos, Patria humana, Patria es humanidad.

Habilitante ya

Vamos a lo interno proponemos una HABILITANTE por un periodo de 120 días, al respecto sugerimos el siguiente programa: .-Efectuar disminuciones de los ingresos, salarios y sueldos de todos los altos funcionarios públicos, Ministros, Viceministros, Gobernadores, Alcaldes, Concejales hasta un 10%; .-Restructuración de todos los Ministerios y empresas del Gobierno a los fines de alcanzar la mayor productividad y eficiencia en el logro de las metas; .-Proponer estructuras de sueldos y salarios cada cuatro meses acordes a la capacitación y méritos académicos de profesionales y técnicos con diferencias de escalas en las tablas según el principio cristiano-marxista, a cada quien según su capacidad, a cada quien según su trabajo; .-Fijar los precios máximos de los artículos de primera necesidad y luego congelarlos por cuatro meses, revisable cada cuatro meses para luego congelarlo; .-Aumentar los impuestos sobre la renta al capital inmobiliario, financiero, sobre los beneficios de los industriales, comerciales, sobre los dividendos de sociedades del capital, sobre las sucesiones y donaciones; .-Exonerar el IVA a los bienes de la canasta básica; .-Anclar el dólar al Petro, fijar la equivalencia dólar-petro, uso del petro en las transacciones externa, el intercambio en el mercado, ETC.

Otros aspectos mas complejos de la estrategia van más allá de lo ético, de lo moral, de las relaciones sociales amorosas, de "compartir los unos con los otros" gracias a que el amor no tiene precio, menos el trabajo, sin embargo tiene que ver con el entramado de la economía política capitalista, de los problemas técnicos, las relaciones mercantiles-monetarias, el dinero, las divisas, del intercambio comercial desigual, la circulación monetaria, la inflación, las tensiones políticas internacionales y nacionales, con problemas que hay que lidiar. Debemos ante todo, anteponer los intereses estratégicos de la Paz, la paz por encima de todo, de los intereses nacionales e internacionales, solo se consigue disminuyendo las tensiones, alcanzando el dialogo de las clases políticas, colocando los puntos sobre las íes, negociando intereses sin renunciar a la soberanía, la independencia y la autonomía nacional.

Hay que negociar con el capitalismo, no hay mal que por bien no venga, las empresas no son malas por si mismas, son sus relaciones de trabajo, sus relaciones de apropiación que hay que negociar, sus relaciones de mercado, la explotación de las materias primas y el trabajo de las naciones, las riquezas de las naciones lo ha hecho China, lo ha hecho Cuba, Vietnam, Corea del Norte en zonas especiales económicas de impacto nacional. Eso esperamos domeñar las fuerzas de la naturaleza y de la sociedad, las leyes del desarrollo de la sociedad, no es utopía, ni renunciar a los ideales, es potenciar el desarrollo de las fuerzas productivas en un mundo competitivo, globalizado, es demostrar que somos capaces de unir las fuerzas del trabajo, de la ciencia y la tecnología aprovechando el socialismo para demostrar que somos una sociedad superior al capitalismo si y solo si probemos que el bienestar es sostenible, no está sometido a los vaivenes del ciclo económico del capitalismo, sino la ley del desarrollo armónico del socialismo, de las fuerzas productiva y de las relaciones sociales de producción.

Los otros problemas técnicos, como resolver los problemas de relaciones mercantiles-monetarias, del comercio, del intercambio, del mercado, aquí con solo buenos deseos y amor no pagamos en el mercado, hay que saber cuanto hay de que desprenderse del "beneficio económico", de la ganancia, del capital, cuanto ha de ser el precio del mercado, la cuota de sacrificio de los bienes para que un padre de familia o madre pueda comprar los bienes esenciales para la vida, es saber que el precio aparte de ser económico, refleje una categoría también ética, un "precio justo" para todos, un precio de mercado capaz de satisfacer la oferta como la demanda, de realización del producto, de sostener la empresa, de sostener la familia del trabajador, de sostener la sociedad, hasta ahora los precios son seducidos por "la serpiente del dólar, atacando el bienestar de la familia, acabando con la Patria, la respuesta del Gobierno ha sido desdolarizar las transacciones comerciales primero desde afuera y segundo desde adentro, eso no significa operar con dicha divisa, pero si limitarla a que ella no impacte la circulación interna, tanto del dinero nacional como de los precios internos, estos no pueden generar un caos social, escasez, especulación, desabastecimiento y hambre, distorsiones del mercado de lesa humanidad, crímenes económicos, cada país tiene su propio medio de valoración, en este caso el Petro y el Bolívar Soberano.

Convertibilidad o dolarización de la economía

Pongamos otro caso; no somos partidario de la dolarización de la economía, aunque se viene imponiendo por la vía de los precios tácitamente, bajo fuerza, violentando la soberanía, en relación a la convertibilidad queremos reflexionar con Carlos Enrique Dallmeier en "¿Hasta cuando la guachafita con el aumento del dólar paralelo, de los precios y de los sueldos?", (Aporrea, 16/01/2019 08:11), al analizar lo que pasa en la sociedad y la economía:

En primer lugar, tenemos una economía rentista, que vive casi exclusivamente del ingreso petrolero, con una baja producción nacional de bienes y servicios, que está capitaneada, en lo fundamental, por el capital transnacional, y con una población que depende de la importación para satisfacer la mayor parte de sus necesidades. En segundo lugar, encontramos el valor del dólar implícito, que es el resultante de dividir el circulante (calculado en aproximadamente unos 529.137 millones de BS) entre las reservas internacionales (8.399 millones de dólares) lo que arroja unos 63 BS por dólar. Esto quiere decir que en un mercado libre, si los venezolanos acuden al Banco Central con todo el circulante en tienen en sus manos para cambiarlos por los dólares que están en la reserva, ese sería el precio final. En tercer lugar, existe un dólar llamado Dicom, que funge de cambio oficial y que está en la actualidad en 949 BS por dólar, unas 15 veces el valor del dólar implícito. Esto quiere decir que a ese valor, todo el circulante existente solo pudiese cambiar al BCV apenas 557 millones de dólares, y quedarían reservas por más de 7.800 millones. En cuarto lugar, hay un dólar negro, cuyo precio lo fija el Departamento de Estado, sobre el cual los empresarios calculan el valor de venta de sus productos y servicios, y dado que el valor del dólar negro aumenta constantemente sin ninguna razón que lo justifique, los precios suben en igual proporción. La cotización de ese dólar negro está hoy en unos 2.700 BS. por dólar (unas 42 veces el valor del dólar implícito). A ese valor, todo el circulante existente solo pudiese ser cambiado al BCV por 185 millones de dólares y quedarían reservas internacionales por más de 8.200 millones de dólares.

Si tomamos la decisión de "la libre convertibilidad del dólar" en este momento tomando en cuenta el valor implícito, nos dejamos guiar por el valor del Dólar Today, dejamos el dólar dicom para aquellos bienes de alimentos y medicamentos únicamente, mientras que eliminamos el dólar dicóm para cualquier otras transacciones, establecemos "la libre convertibilidad" basada en el ultimo informe de Today, algo así como 2.700 Bs. Soberanos por dólar, quien quiera comprarlo lo compraría a ese precio base, y como dice Dallmeier, eso significa que "A ese valor, todo el circulante (calculado en aproximadamente unos 529.137 millones de BS)existente solo pudiese ser cambiado al BCV por 185 millones de dólares y quedarían reservas internacionales por más de 8.200 millones de dólares. (Ídem). Esto os da luces para pensar en consecuencia decir que si proponemos la libre convertibilidad regulada por monto, destino, compras, (liberalización controlada), propondríamos tal acción, ahora bien, si el dólar baja luego de esa medida, sí Today devalúa el dólar, deliberadamente aumenta el valor del bolívar siguiendo las pautas de un "país petrolero rentista".

¿Dolarizaría la economía, la libre convertibilidad?, claro está, es una forma de dolarizar, "la libre convertibilidad", significa seguir las pautas del "rentismo petrolero", del uso del dólar, la hegemonía de la misma, es continuar con la economía del reciclaje de dólar-bolívar-dólar, enriqueciendo a los Estados Unidos y países aliados, el comercio desigual, la deuda externa. Ahora bien; si nosotros creamos el Petro, la criptomoneda, para desdolarizar la economía, donde un petro equivale a 36.000 bolívares soberanos, entonces los venezolanos aprenderíamos a probar que siendo consecuente con la libre convertibilidad quien pide dólar a cambio pide petro, la equivalencia, los dólares serán intercambiados por petro, vale decir si un importador necesita dólares al valor del dólar Today, quiere decir necesita petro, entonces compra petro con bolívares soberanos, equivalentes en dólares. Mientras el gobierno negocia internacionalmente el valor comercial en Petro, el ejemplo sería si un dólar son 2.700 soberanos, entonces un petro siendo 36.000 soberano sobre 2.700 equivale a 13,33 dólares, vale decir hoy un Petro equivale 13,33 dólares.

En el mismo tenor; el intercambio, el comercio ha de ser justo, equilibrado, ponderado, flexible, debe responder a los intereses nacionales e internacionales, una geopolítica del comercio de reciprocidad, complementariedad, de cooperación, sostenible y sustentable fundamentada en la equidad de las transacciones, las corporaciones mundiales deben volver los ojos sobre la globalidad, la multilateralidad, el beneficio mutuo del comercio de las naciones, de compartir los recursos estratégicos mundiales, bienes de la humanidad para hacer posible el ecodesarrollo y eso implica renunciar al comercio injusto, a la rapacidad del crecimiento económico, a la depredación social y natural. Necesitamos retomar la memoria histórica, mirar el pasado, los daños que han quedado atrás, las políticas que frenan el desarrollo mundial, el dólar, el intercambio desigual, la deuda externa, el sobredimensionamiento del valor del dólar en relación a otras monedas nacionales, la hegemonía del dólar, hay que extirpar los males políticos, el pensamiento totalitario de visiones económicas etológicas ligadas al antepasado humano de la ley del mas fuerte.

¿Que haremos con la serpiente del dólar?, que haremos con el bloqueo comercial y financiero, con la persecución política y el asedio diplomático de los Estados Unidos y naciones como el Grupo de Lima, la OEA, la comunidad europea, con aquellos gobiernos de ultraderecha que renacen, responsables de la emigración masiva de Centroamérica hacia los Estados Unidos con sus políticas de reposar la crisis económica del capitalismo en el pueblo, en los ciudadanos a través de reformas económicas, fiscales, monetarias, financiera, de endeudamiento que solo hacen perder el poder adquisitivo en las poblaciones por depreciación y devaluación del dinero. La única solución es trabajar, producir socialmente, producir con el pueblo, con los empresarios nacionalistas y solidarios con el pueblo, con gobiernos solidarios con la revolución bolivariana, quebrando el bloqueo, derrotando la persecución financiera, siempre teniendo como norte la voluntad popular, su soberanía e independencia política y la legitimidad de nuestra Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

¿Que hay detrás de la libre convertibilidad de dólar?

Según Dallmeier, Carlos: ve solo "los beneficios de la libre convertibilidad" o la dolarización de la economía, por ellos expone: "Realmente son muchas. La más importante es que, ya que sería el valor del dólar libre la referencia para que los empresarios fijen los precios de los bienes y servicios importados, estos bajarían sensiblemente, elevando en forma tremenda la calidad de vida del venezolano. Lo cual sería extremadamente beneficioso en casos como los de las medicinas. Incluso, se eliminaría la necesidad de los famosos "precios acordados" y de las cajas de los CLAP, o por lo menos dejarlas para los sectores más necesitados. Y sobre todo, restablecer el equilibrio macroeconómico, sin el cual no funciona la economía", la pregunta es si admitimos la libre convertibilidad, cual sería el valor del dólar, el que marque "Dólar Today", el dólar conspirativo, si el Banco Central de Venezuela lo damos por hecho, como anclaje de base, siendo así, cual sería "el valor de los bienes y servicios importados", ¿bajarían, elevarían la calidad de vida del venezolano?, en absoluto.

Ahora bien; Dallmeier plantea si plantea la Libre Convertibilidad o la hegemonía del dólar, luego ve sus desventajas: "baja sensible de la cotización de divisas extranjeras pudiese traer gravísimas consecuencias a las empresas que hayan adquirido productos del exterior basados en el dólar negro. Por lo que la cotización del dólar debe fijarla en principio el BCV en un monto que no afecte demasiado al empresariado, digamos tomar el valor del dólar Dicom o una cantidad menor como referencia". Aquí se plantea que si el Gobierno de Maduro establecería la libre convertibilidad, --cosa dudosa, ya que existe el Petro--, fíjese que no se tomaría la cotización del Dólar Today, sino una cotización regulada por el BCV, un monto que "no afecte demasiado al empresario burgués, (el viejo rentismo petrolero, la burguesía subsidiada por la revolución y con dólar dicóm ¿que tal, rentismo petrolero puro?,

Ante tal problema sugiere Dallmeier, la ingeniería financiera: "Si bien fijar el precio de la divisa a lo marcado por Dicom sería una completa devaluación, esta figura se puede evitar fijando un impuesto o tasa que la lleve a ese valor y después irla ajustando hasta llegar a su valor real. Es decir, hay que implementar una auténtica ingeniería financiera". Asimismo agrega, "Afortunadamente la escalada del precio del dólar negro se ha experimentado realmente en los últimos días, lo cual quiere decir que si se toma la medida del libre control de cambio ahora mismo, el efecto sería muy reducido sobre el sector privado", pero las consecuencias de la devaluación del dólar criminal están a la vista, incluso el impacto sobre el sector privado que lo arruina la devaluación y la perdida del poder adquisitivo del salario.

Pero esto no es todo, sugiere Dallmeier en este contexto volátil: "Además, fijar un precio con un impuesto o tasa así concebida, permitiría recoger una importante parte de la liquidez (elemento determinante en la inflación) hacia el Estado y este redireccionarlo en obras para el pueblo y para la inversión. Además, no habría que aumentar el encaje legal, e incluso ya no se justificaría un IVA tan brutal como el que fijó el 20 de agosto", Dallmeier nada dice a quien hay que cargar ese impuesto, a la clase obrera o al capital, suponemos que habla de recoger la liquidez significa que el impuesto es al pueblo, fruto de subsidiar a la burguesía comercial importadora con dólares mediante el esquema de libre cambio, evitando el encaje legal, así como un "iva brutal" para suponemos la liberación de recursos líquidos para luego pecharlos.

La primera conclusión sobre la propuesta de Dallmeier de la libre convertibilidad pasa por alto, la idea de la desdolarización de la economía mediante el Petro, la desconoce, su estrategia es neoliberal, prosigue las recetas tradicionales ortodoxas, la de la libre convertibilidad del dólar, sigue el mismo libreto, apegado a la hegemonía del dólar, al dominio del dólar de los mercados, sigue la idea del libre comercio con el dólar, enriqueciendo a los países dueños del dólar, pasa por alto de que existe el Petro hoy, un medio de desdolarización de la economía, una manera de negociar blindándonos de los efectos de la dolarización en el comercio en el exterior, no olvidemos que el dólar nos ha pulverizado el salario, ha hecho añicos el poder adquisitivo, ha devaluado nuestro bolívar soberano, ha hecho endémica la población, ha criminalizado el comercio, los precios distorsionados se ha convertido en un instrumento criminal del mercado, de empobrecimiento de la población por parte de comerciantes.

La segunda conclusión sugiere estratégica en contraposición, de acuerdo con Vladez, "relazar la importancia del Petro en el mecanismo de libre convertibilidad, es decir como dice el colega Juan Carlos Valdez, en su artículo "Petro o muerte", (Aporrea, 16-01-2019), eso si antes debemos "…..estabilizar los precios, que afectan también la producción; entonces necesitamos una moneda con la que podamos importar los productos que necesitamos en la etapa de transición para desarrollo real de nuestra economía, y que además tengamos control de esa moneda. Es aquí donde entra en juego el Petro. Para lograr que el Petro cumpla con la misión histórica de protegernos del ataque del Dólar, convirtiéndose en nuestra moneda de intercambio en el mercado internacional, lo primero es estar claros en que ese debe ser el objetivo. En ese orden de ideas, sería necesario realizar convenios con todos nuestros aliados comerciales, de manera que nos ayuden a que el Petro sea aceptado por sus productores, de modo que el Petro pueda comenzar a circular en el comercio de esos países y comience a ganar confianza.

A mismo tiempo, agrega Valdez: "Ese mecanismo funcionaría de la siguiente manera: el gobierno del país amigo, se comprometería a comprarle a sus proveedores, con su moneda nacional, todos los Petros que Venezuela les dé como pago de la venta de mercancías, y el gobierno le pagaría a Venezuela con esos Petros el suministro de energía (petróleo, gas etc.). De esa manera, el Petro comenzará a ganarse la confianza de los productores en el mercado de aquellos países, y comenzará a circular. En todo caso, de esa forma estaría cumpliendo la misma función del dólar, al ser el medio de pago para la adquisición de bienes y servicios".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1030 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a274409.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO