¡Alerta! El plan de los 50 precios acordados debe regular los productos y “sus derivados”

Veo a corto plazo que los 50 productos "especificados" en el marco del Plan 50 y de la Ley de Precios acordados desaparecerán del mercado. Surgirán BIENES COMPLEMENTARIOS, parecidos a los acordados, es decir, con características que los diferencien de los sujetos a regulaciones estatales.

Por ejemplo, desaparecerá la lata de atún de 140 gramos, regulada a 72 bolívares soberanos, y aparecerá atún enlatados de otros tamaños, con vegetales o con otras presentaciones súper más caras que el acordado.

Fedecamaras, Consecomercio, Fedenaga y Fedeagro, las cúpulas empresariales opositoras al Gobierno, han dicho no haber participado en las reuniones de empresarios agroindustriales con el Ejecutivo Nacional para acordar precios. El presidente de Fedecamaras, Carlos Larrazabal, insiste que el Gobierno no tiene el panorama completo de los costos que ellos sí manejan, por lo tanto, es fácil estimar que ellos no acataran tales decisiones, buscarán mecanismo para burlarse de esa medida que está enmarcada en el Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica, y volverán hacer lo que han venido haciendo en los últimos años: seguir induciendo la inflación para seguir poniendo de rodillas al pueblo y a la revolución bolivariana.

La única solución que veo es hacer una LISTA DE PRECIOS ACORDADOS DE PRODUCTOS Y SUS DERIVADOS, para que las Empresas Polar no desaparezcan la harina de maíz regulada para ponerse a producir harina de maíz saborizadas. En ese sentido, el acuerdo de los precios de los 50 rubros priorizados debe contemplar un margen de diferencia (hasta un 30%) para cualquier producto derivado de esos 50 rubros priorizados. De esa forma, el control de precios tendrá un mayor margen de impacto sobre el control de la inflación inducida por los enemigos de la Revolución.

Cabe recordar, que uno de los objetivos centrales del Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica es detener la hiperinflación inducida, recuperar el poder adquisitivo (aumento salarial 1.800) y tratar de reactivar la industria nacional o llenar los anaqueles de bienes de primera necesidad nacionales o importados. El presidente Maduro reconoció que la economía está dolarizada sobre la base del dólar paralelo; en ese sentido, en la primera subasta de la emisión del dólar Dicom se reconoce un tipo de cambio a 62,2 Bolívares Soberanos que es parecido a la publicación actual del Dolartoday.

Si bien es cierto, que el pasado 23 de agosto de 2018, el Ministro de Finanzas, Simón Zerpa, indicó que los precios no los estaba imponiendo el Gobierno, ni se iba a generar desabastecimiento o acaparamiento, porque "son precios acordados con las 25 principales industrias productoras de alimentos del país", entre ellas, Empresas Polar, El Tunal, Puro Lomo, Cargill, La Lucha, Arroz Cristal, Pastas Capri, que "son empresas que producen". Incluso, el ministro ha insistido qué el Gobierno puede garantizar que ese precio se mantendrá en el tiempo, "no solo porque estamos acordando con ellos el precio del producto, sino porque el Estado, a través del uso de las divisas que produce PDVSA y las distintas industria del país, les compra a ellos la materia prima para la producción de alimentos que es en definitiva lo más costoso en la estructura de costo de cada producto. Zerpa también ha indicado, que los 25 productos priorizados son de primera necesidad, y que se seguirá trabajando con la empresa privada en las distintas mesas de revisión de precios, con la posibilidad de llegar a nuevos acuerdos.

En ese sentido, TODO ESO ESTA PERFECTO, INCLUSO MEJOR AÚN CON EL ANCLAJE DEL SOBERANO AL PETRO. Muy bien. Pero, DE NUEVO SE COMETE EL MISMO ERROR, cuando controlas los precios aplicando el mismo método fracasado de hace dos años atrás, donde esos empresarios privados que actualmente se han sentado a negociar, acordar y regular precios de bienes esenciales, los desaparecieron de los anaqueles, llenando el país de colas por todos lados cada vez que aparecían dichos productos.

Es por lo anterior, que se propone que en el marco del establecimiento de los precios de los 50 rubros priorizados, se propone un alcance a lo acordado, donde se regulen de manera indirecta los precios de todos aquellos productos que se elaboren (derivados) con base en los priorizados, para así evitar que los empresarios hagan lo que hicieron hace dos años atrás: sacar los productos regulados del mercado e inundarlos de los mismos productos con otras presentaciones o mejoradas con aditivos, y así burlarse de la política gubernamental de precios acordados.

Correo: agiussepe@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3501 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Andrés Giussepe

Andrés Giussepe

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a268361.htmlCd0NV CAC = Y co = US