Dos caras de la misma moneda: Neoliberalismo Burocrático y Neoliberalismo Burgués

Después del 20M: Venezuela en una misma Dirección

"Os exprimiremos hasta la saciedad, y luego os llenaremos con nuestra propia esencia".

George Orwell, 1984

.Como sabemos, después de la Segunda Guerra Mundial el capitalismo vivió lo que muchos autores denominan la "edad dorada". Ese auge sin precedentes de crecimiento económico de los países capitalistas desarrollados, que duró hasta mediados de los años setenta del siglo pasado, estuvo amalgamado, en el plano teórico, por la denominada teoría keynesiana donde la genialidad del economista británico John Maynard Keynes, entre otros aspectos, estuvo en su capacidad para criticar y desechar la "verdad económica" que hasta entonces era incuestionable, porque sencillamente no podía explicar la profunda crisis en la cual se encontraba el sistema capitalista mundial y, consecuentemente, estaba imposibilitada para plantear propuestas coherentes para su superación.

Gran parte de la interpretación errada que se hizo y se hace de la teoría keynesiana está en plantear la existencia de una dicotomía entre Estado y Mercado, lo cual conduce a pensar que lo que determina una visión liberal o neoliberal de la economía es la disminución de la intervención estatal, y resulta que las experiencias históricas nos han demostrado todo lo contrario[i], y es que como afirma Polanyi en su libro: una economía de mercado desarraigada y por completo autorregulada es un proyecto utópico que no puede existir[ii].

En el Chile de Pinochet donde se construyó el primer experimento neoliberal, el "milagro económico" como muchos refieren, significó enormes sacrificios para el pueblo chileno, pues entre 1973 y 1983 (durante diez largos y terroríficos años), la economía chilena se hundió en una profunda depresión:

"…Como respuesta a las políticas contractivas adoptadas durante esos años, se experimentó un elevado índice del desempleo, disminución de los salarios, numerosas quiebras de empresas y desaliento en la formación de capital de inversión, principal motor de crecimiento y progreso"[iii]

Después de los años ochenta, aunque continuó el terror para la población, vino otra etapa, donde el Estado jugó un papel esencial[iv] en la dinámica económica. En 1982 la crisis se profundiza al estallar la deuda, el desempleo adquiere niveles críticos llegando a ubicarse cercano al 30%, así como la hiperinflación. Siendo una de las principales causas, la importante deuda, ubicada en aproximadamente 14.000 millones de USD, que tenían las empresas financieras que sin ningún tipo de regulación habían comprado importantes activos del país. Según Klein lo que protegió a Chile del colapso total, fue que el gobierno del Pinochet nunca llegó a privatizar a la industria minera de cobre (Codelco), la cual generaba importantes ingresos al país por exportación de cobre.

Entonces como corolario tenemos que lo que define a la teoría neoliberal no es la inexistencia del Estado en la dinámica económica del mercado, sino su inmenso poder para garantizar que el proceso metabólico del capital opere sin mayor resistencia social y para ello, se debe desmontar al Estado del bienestar, lo que conduce a garantizar la "paz que requiere el capital", a tener que establecer un gobierno que diseñe e instrumente una política de férreo control social. Es garantizar que el liberalismo económico, que en el siglo XXI se caracteriza por la conformación orgánica del capital donde el sector financiero tiene un peso determinante, actúe a sus anchas, es decir, con una mínima regulación estatal. Es pretender llevar a la economía como ciencia, a un plano estrictamente tecnócrata, aun y cuando, sabemos que la economía es en esencia también política.

Lo que sin lugar a dudas nos ha demostrado la historia[v] es que el paso hacia un régimen de carácter abiertamente neoliberal, solo se ha podido realizar a través de lo que Klein denomina "terapias de shock", la cual genera un trauma colectivo que implica la suspensión de las reglas del juego democrático y esto por lo general se logra a través de regímenes que mínimamente presentan un carácter autoritario o simplemente dictatoriales.

En el caso de nuestra Venezuela, por la vía de los hechos hemos venido como pueblo experimentando una "terapia de shock" instrumentada por un gobierno, que bajo un discurso populista y una práctica profundamente clientelar, ha venido doblegando el espíritu contestatario e irreverente del pueblo venezolano, cuyo pecado capital fue atreverse a soñar con "otro mundo posible". Mientras ocurre el desmontaje progresivo y acelerado de los referentes de la revolución bolivariana[vi], caracterizado, entre otros aspectos, por la desintegración del Estado del bienestar, se prepara el terreno (en lo político, económico y social) y se diseña la institucionalidad necesaria (nuevo marco Constitucional papel que le toca jugar a la espuria ANC) para la "Gran Transformación", que implica pasar de un neoliberalismo burocrático o transgénico[vii] instrumentado por el gobierno de Nicolás Maduro y la élite que lo acompaña, a un neoliberalismo, como lo es la propuesta de dolarización de la economía, tal como lo viene planteando parte del equipo económico que acompaña al candidato Henri Falcón, veamos a que me refiero en ambos casos.

La política neoliberal burocrática del actual gobierno adquiere su perfil a través del desmontaje violatorio que se viene instrumentando del modelo político y económico que en cierta forma se define en la Constitución vigente, y el surgimiento de un modelo nuevo que se perfila tanto en la ley de creación de las Zonas Económicas Especiales[viii], el cual le da sustento al Decreto 2248 que crea el Arco Minero del Orinoco y a los diversos motores industriales como política económica abiertamente liberal, de igual forma la recién aprobada Ley de Inversiones Extranjeras[ix], donde a todas luces (Artículos 6, 15, 23, 28, 30,31) se le da una amplia garantía y beneficios al capital internacional.

Como un hecho emblemático, está el tema del denominado Motor Industrial Militar, donde hasta el presente el emporio industrial militar, en una abierta corporativización de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, tiene registrada aproximadamente veinte (20) empresas, de las cuales entre el 2013 al 2017 fueron creadas más de diez (10), siendo las más emblemáticas las siguientes:

  1. CONSTRUFANB, C.A. Creada en el 2013.
  2. Empresa mixta CAMCORFANB, S.A. creada en el 2014 cuyo capital está compuesto por: 51% de las acciones CONSTRUFANB, C.A y el 49% restante por CAMCORCA, C.A empresa privada que data de 1996.
  3. AGROFANB, creada en el 2013. Todo lo relacionado con el sector agrícola.
  4. Complejo Industrial Tiuna I, C.A. creada 2016. Empresa mixta capital estatal (CAVIM 51% de acciones) y capital privado (grupo Atahualpa 49% de las acciones).
  5. Complejo Industrial Tiuna II, C.A, podrá dedicarse a la venta, producción, comercialización, importación, exportación y expendio de productos relacionados al área Agroalimentaria y Agropecuaria, creada en el 2016.
  6. BANFANB, banco de la fuerza armada, creado en el 2013.
  7. CAMIMPEG. Compañía anónima militar de industrias mineral, petrolíferas y de gas, creada en el 2016. Empresa muy relacionada con las inversiones que se realizan en el Arco Minero del Orinoco.
  8. EMILTRA. Empresa militar de transporte, creada en el 2013.
  9. EMCOFANB, S.A. Empresa de sistema de comunicaciones de la FANB, creada 2014.
  10. TVFANB. Canal de televisión, creado en el 2013.

Ahora bien, no siendo suficiente la incorporación abierta de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana en materia de generación, gestión y administración de capital en una clara mercantilización[x] de la misma, a través de la sentencia 1421 publicada 15/12/2016 y dictada por el Tribunal Supremo de Justicia, ahora se le otorga competencias en materia de control fiscal exclusivamente a la Contraloría General de la FANB, desvirtuando aún más su razón de ser y violentando inconstitucionalmente el Control Fiscal que hasta entonces tenía sobre la FANB y sus empresas la Contraloría General de la República (CGR).

El otro tema a resaltar en este asunto del neoliberalismo burocrático está en el hecho de que Venezuela tiene actualmente una enorme Deuda, que como hemos explicado en otros documentos, no es más que la expresión de un modelo mafioso de captura de renta petrolera, que instrumentada bajo la modalidad de doble denominación (adquirida en bolívares ficticiamente sobrevalorados y pagaderos en cuanto a intereses más capital en USD), le permitió a grupos de poder tanto tradicionales como emergentes y a sus vínculos con el capital financiero nacional e internacional, apropiarse de forma delictiva de una parte importante nuestra renta petrolera, llegando a los extremos de que el país es económicamente y socialmente inviable sino establece mecanismos soberanos[xi] para gestionar dicha Deuda. Hasta ahora el gobierno del presidente Nicolás Maduro se ha caracterizado por tener buena voluntad y disposición de pagar oportunamente la deuda[xii] a pesar de que ha tenido que someter al pueblo a una profunda precarización social.

En cuanto a la precarización social, es obvio que por la vía de los hechos concretos, existe un retroceso, sin precedentes históricos, de todos los logros y conquistas en políticas sociales. Hoy en día la terapia de shock a la cual se viene sometiendo al pueblo venezolano, ha generado daños excepcionales. Entre ellos, destaca el proceso terrible de migración de una parte importante del talento humano joven, que ante la incertidumbre de un mejor futuro y con la esperanza de ayudar a sus familiares que se quedan en Venezuela, han optado por buscar opciones de vida en otros países. Y el otro daño excepcional sin precedentes, pero igual de complejo e interrelacionado con la migración, es la indetenible hiperinflación que ha destruido la capacidad de poder adquisitivo del salario del trabajador venezolano. La situación es tan dramática que para adquirir la canasta básica (marzo 2018) se necesitan aproximadamente 192 salarios mínimos[xiii]. Todo esto, sin mencionar el constante viacrucis, muchas veces infructuoso, que día a día lleva el pueblo venezolano para adquirir los alimentos y las medicinas, inclusive tan básicas como puede ser un antibiótico o un antihipertensivo, ni hablar de aquellos que son para enfermedades crónicas o con tratamientos especiales.

A toda esta situación se incorpora un progresivo y sistemático deterioro generalizado de los servicios públicos, como transporte, agua potable, infraestructura sanitaria, carreteras y servicios de comunicaciones como telefonía fija o móvil.

En fin, las condiciones están dadas, la terapia de shock conduce a la preparación de las condiciones materiales e ideológicas para facilitarle la entrada triunfal a la tesis NEOLIBERAL como único mecanismo viable para resolver la crisis, porque mientras el pueblo está disperso, cansado, agotado, diezmado y pisoteada su dignidad, tratando de resolver el día a día que implica el enorme sacrificio de sobrevivir en la Venezuela de la gestión de Nicolás Maduro, otros (incluyendo a la élite que gobierna) están preparando las condiciones políticas para que más nunca, léase bien: el Pueblo de Venezuela, más nunca, se vuelva a atrever a soñar con Otro Mundo Posible…

El único camino que nos queda como pueblo, es trabajar por construir una nueva referencia política, por ello levantemos la vieja consigna:

Desechar las ilusiones, prepararse para la lucha….

_________________________________

[i] Recomendamos leer el libro de Theotonio Dos Santos: Del Terror a la Esperanza, auge y decadencia del neoliberalismo, publicado en el 2007 por Monte Ávila Editores Latinoamericana. También recomendamos revisar el libro de Karl Polanyi cuyo título es: La Gran Transformación, publicado por el Fondo de Cultura Económica, segunda edición 2011.

[ii] Polanyi, K. La Gran Transformación. México: Fondo de Cultura Económica. Pág. 49.

[iii] Revisar: http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-719.html

[iv] Klein, N (2011). La doctrina del Shock. Bolsillo Paidós, España. Pag. 117

[v] Chile 1973, Argentina 1990, Bolivia 1985, Brasil, entre otros.

[vi] Este punto lo abordo en un trabajo que fue publicado en Aporrea: La Crisis Venezolana en el Marco de la Geopolítica Mundial del Siglo XXI https://www.aporrea.org/ideologia/a255064.html.

[vii] Termino que se utiliza para describir a las políticas de corte neoliberal instrumentadas por los denominados progresismos latinoamericanos. El término corresponde a Alberto Acosta y Ulrich Brand, autores del libro: Salidas del laberinto capitalista. Publicado por la Fundación Rosa Luxemburg en diciembre 2017.

[viii] Me refiero al Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Regionalización Integral para el Desarrollo Socioproductivo de la Patria del año 2014.

[ix] Ley de Constitución de Inversiones Extranjeras Productivas publicada en la GO N° 439.406 del 27/12/17.

[x] Que diferencia puede existir entre una fuerza armada nacional mercantilizada a través de las empresas que gestiona, bien sea sola o en asociaciones con el capital privado, y la fuerza armada que contrata mercenarios para invadir países al peor estilo de lo que se conformó en la invasión a Irak.

[xi] Nos referimos a la realización de una auditoria pública y ciudadana de la Deuda.

[xii] Ver entrevista: Nicolás Maduro le ha garantizado al capital financiero el pago de la deuda a costa de las penurias del pueblo. https://www.aporrea.org/economia/n315730.html

[xiii] Según el CENDAS para marzo 2018 la canasta básica se ubicó en Bs. 75.446.014,83 y el salario mínimo (sin bonos) se ubicó a partir del 1 de marzo en Bs. 392.646 mensuales.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3591 veces.



Oly Millán Campos

Economista (UCV) y exministra del Ministerio para la Economía Popular (2006). Integrante de la Plataforma Ciudadana en Defensa de la CRBV y de la Plataforma Contra el Desfalco a la Nación

 omillancam@gmail.com      @angelicamcampos

Visite el perfil de Oly Millán Campos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a263452.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO