Consumo Responsable, pago la Deuda Social y Recuperación del Salario Real

Se acabó el año 2017 y Venezuela finaliza un periodo de grandes conflictos políticos. económicos y sociales, siendo el económico el ámbito más golpeado por factores internos y externos que buscan desestabilizar la gobernanza y así lograr acabar con la Revolución Bolivariana y el legado del Cmdte Hugo Chávez Frías.

Efectivamente el Gobierno a través de sus actores políticos e instituciones, consolido la paz en la Nación, garantizo al pueblo la satisfacción mínima de muchas de sus necesidades y salió adelante en esta guerra sin cuartel que el imperialismo norteamericano le tiene impuesta desde hace diecinueve años, sin embargo queda una deuda pendiente, equilibrar el sector económico y enrumbar al país hacia un verdadero desarrollo económico.

Es necesario para analizar, comprender y entender la problemática económica como dice Reinaldo Tamaris es tomar en consideración algunos elementos que permitan romper la pseudoconcreción y lograr de esta manera ver el verdadero fenómeno o problema y así tomar decisiones efectivas para resolver este desequilibrio económico.

Hay dos elementos de suma importancia que se deben tomar en consideración para iniciar un análisis, por un lado esta que el problema económico es totalmente atípico; ya que su origen no es económico sino político y social. Diferentes economistas; como la Dra. Pasqualina Curcio, Luis Gavazut, Tony Boza, Carlos Valdez, opositores como José Guerra y Jesús Cacique, en los trabajos que han presentado acerca del problema, llegan a la conclusión de que el conflicto político genera toda una serie de inconvenientes que se reflejan en el sector económico y que le hacen un gran al pueblo.

Y por otro lado se encuentra lo complejo del problema, debido a que intervienen variables tanto internas como externas. El hecho de que intervengan variables externas, le dan al problema un carácter de poca maniobrabilidad, en otras palabras, el Estado con sus instrumentos de intervención en la economía muy poco o nada puede hacer para controlar esas variables externas. A lo mucho, solo puede mitigar en algo los efectos que estas variables exógenas le imprimen en la problemática económica.

Ya dentro del ámbito económico, muchos economistas presentan sus tesis en donde embozan; muy técnicamente los problemas económicos y sus posibles soluciones. Las tesis que más suenan, hablan acerca de desabastecimiento programado, boicot comercial, bloqueo financiero y comercial, embargo comercial, escasez de divisas, precios del barril de crudo, pero la que más alude al pueblo es la inflación. Sea inducida (dólar paralelo) o producto de las malas políticas económicas (liquidez monetaria), es el incremento general de precios el mal que a toda persona más daño hace, ya que merma en lo absoluto el poder adquisitivo y desmejora notablemente la calidad de vida de las personas.

Para abordar este tema es necesario tomar en consideración lo siguiente: Venezuela es una sociedad de consumistas y una sociedad de comerciantes. Si se obvian los últimos tres años; 2017, 2016 y 2015, los indicadores macroeconómicos apuntan a un incremento sustancial en el consumo de los sectores alimentos y bebidas, así como calzado y ropa. Los venezolanos y venezolanas tienen una cultura de consumo producto de la cultura petrolera que se instauro en el país a partir de los años 70. Durante el periodo de la quinta república, las políticas sociales y económicas han fortalecido esa costumbre consumista, incluso existe un trabajo del Dr. Asdrúbal Baptista, en donde demuestra como la tasa de ganancia sufrió un incremento sustancial en los últimos años, situación que solo podría ser posible si los índices de consumo igualmente incrementaran, como realmente sucedió según BCV.

Por otro lado, para nadie es un secreto que a los venezolanos y venezolanas les gusta tener ingresos extras y una manera de hacerlo es a través de las ventas, la buhonería es una actividad de vieja data que no solo es practicada por personas que solo viven de ella sino que también es ejercida por personas que tienen sus empleos fijos, los cuales la realizan para incrementar sus ingresos. Ahora, tomando en cuenta los últimos tres años; 2015, 2016 y 2017 se puede observar un gran incremento en este tipo de actividad comercial, sobre todo el conocido bachaquerismo, actividad comercial ilícita la cual está sustituyendo gradualmente los lugares lícitos de comercialización de los productos.

La actividad que ejercen el bachaquero o bachaquera no es nuevo, en la región occidental del país, frontera con Colombia, esta actividad es la usada para el contrabando de productos venezolanos que son llevados al vecino país. A partir de la problemática económica, el bachaquerismo se fue practicando en otras ciudades del país; Caracas, Maracay, Barquisimeto, Maracaibo, Vargas, entre otros, fueron los lugares en donde han proliferado y desde donde hacen un gran daño a la económica y al bolsillo de la población.

Retomando el tema de la inflación; ¿qué es la inflación?, según los diccionarios económicos, es un alza general de los precios de bienes y servicios, en otras palabras, si hay un aumento de la harina de maíz precocidad, ese incremento no se considera inflación, pero si el incremento es en varios productos; caso que sucede en nuestro país, entonces estamos ante un problema de inflación. ¿Y cuál es el problema que genera la inflación?, disminuye el poder adquisitivo de las personas, el dinero vale menos hoy de lo que valía ayer, la cantidad de dinero que usaste ayer para comprar algunos productos, ya no alcanzara para comprar hoy esos mismos productos.

Los determinantes de la inflación son varios, pero se pueden describir dentro de estos tres fenómenos:

Inflación de demanda: Sucede cuando la demanda agregada crece más rápido que la producción (oferta), por lo general esto se debe a un incremento en la liquides monetaria, las personas tienen más dinero para gastar, lo que lleva a que la poca producción que haya, se oferte a precios más elevados para suplir con rapidez los inventarios y así equilibrar el mercado.

Inflación de costo: Este se da cuando aumenta el precio de un bien intermedio de carácter imprescindible para la producción. Caso emblemático el incremento de la gasolina, la cual afecta toda la estructura de costos y por ende los precios de todas las mercancías.

Inflación inercial especulativa: Este tipo de inflación se origina en función de las expectativas que las personas tienen sobres procesos inflacionarios pasados y para mitigar la afectación de la inflación deciden incrementar sus precios antes que la inflación los afecte. Pero realmente lo que están es propiciando ellos la inflación.

Este último fenómeno inflacionario es junto a los determinantes de los precios; siendo el precio el eslabón en donde se presenta el desequilibrio económico, el que mejor explica el problema inflacionario en Venezuela.

Los precios son el eslabón en la transacción comercial, un trueque en donde la persona mediante el dinero obtiene un bien o servicio, la cantidad de dinero la dice el precio. Para determinar los precios también existen unos fenómenos:

El mercado: De acuerdo a la literatura de economía clásica, los precios son determinados por los mercados a través de la ley de oferta y demanda. Los productores desean vender al mayor precio posible y los consumidores comprar al precio más bajo posible, por lo tanto un exceso en la demanda hace que los precios suban y un exceso en la oferta provocara una disminución en los precios.

Gobierno: Otra manera de determinar los precios, es a través de las políticas de Estado, quien para proteger el poder adquisitivo de las familias establece los precios de los productos de consumo básico. Esta política es conocida como control de precios.

Monopolios y Oligopolios: Los precios mayormente están determinados por los mercados monopólicos y oligopólicos, quienes ejercen en un gran porcentaje la determinación de precios de bienes y servicios ya que tienen el control total sobre estos productos.

Mercado cambiario: En los países en donde los productos de consumo final e intermedio son importados, los precios son muy influenciados por la divisa de uso comercial. Esta situación obedece a que los países exportadores trasladan a los productos que ofertan sus costos los cuales asumen los países compradores. Cuando un país importa, no solo compra un producto, también está adquiriendo su costo de producción, esto le permite al país exportador vender más económico en su mercado interno.

En resumen, el problema inflacionario en Venezuela es de carácter estructural y especulativo, el cual se puede describir de la siguiente manera: La causa de la inflación en Venezuela no obedece al incremento de la masa monetaria o liquidez monetaria, sino al incremento de la demanda agregada a través de la renta petrolera (estructura económica) y a la incapacidad del empresariado en producir los bienes y servicios necesarios para cubrir esa demanda. Y si a esto le sumamos el control de cambio, el incremento de los precios será determinado por el mercado paralelo (determinación de precios de manera especulativa), mediante mecanismo ilícitos que solo obedecen a interés particulares.

Para entender con nombre y apellido, cuando se habla de incremento a través de la vía de la renta, se habla de la inversión social que el gobierno ejecuta para proteger a la población más vulnerable, que es el dinero que proviene de la venta de nuestro petróleo (renta petrolera), pensiones, misiones, cesta tickes, bonos, becas, entre otros, son instrumentos que permiten el incremento de la liquidez monetaria y esta a su vez el incremento en la demanda agregada. El problema surge porque no se cuenta con un empresariado nacionalista, y que solo se aprovecha del ingreso de divisas, por la venta de petróleo y en vez de producir prefieren importar, situación que actualmente es aprovechada por el marcador de precios Dólar Today, para influenciar especulativamente en los precios, por lo que el problema inflacionario se agudiza al pasar a una inflación inercial especulativa.

Para concluir, tomando en cuenta toda esta situación, todos estos elementos y fenómenos aquí descritos, el problema económico en Venezuela es de suma complejidad. Asumiendo que en el problema de desequilibrio económico intervienen todas las variables aquí descritas se está entonces ante la presencia de una burbuja económica o especulativa.

En otras palabras, la situación que se vive en el país se caracteriza por la subida anormal y prolongada de los precios (dólar today), alejándose de su verdadero valor intrínseco. Esta situación lleva a compradores (bachaqueros) a comprar los productos con la finalidad de venderlos a un mayor precio en el futuro, provocando un espiral inflacionario (inflación inercial especulativa) que a la larga desencadenara un estallido de la burbuja o crash; como lo llaman los economistas, las ventas caerán debido a pocos compradores de los productos lo que ocasionara una caída abrupta de los precios, incluso por debajo de su valor natural y esta situación llevara a la quiebra a muchas empresas, el incremento de muchas deudas impagables, y a una desaceleración del aparato productivo (privado y público), una recesión económica por alteración de la demanda agregada

Una situación como la descrita anteriormente no es nada agradable, se puede pensar que una disminución en los precios es lo más deseable, pero realmente no es así. Los extremos siempre son negativos, precios muy altos o precios muy bajos, no son nada bueno para una economía ya que generan irregularidades a corto o largo plazo que pueden desencadenar graves conflictos sociales.

Como se describió al principio, el Gobierno no puede solo combatir este grave problema económico, debido a lo atípico y complejo del mismo, razón por la cual los ciudadanos y ciudadanas del país deben aportar su grano de arena para solventar esta situación. No se debe esperar a que sea el Gobierno quien solucione todo, esto no se trata de partidos políticos ni colores, se trata de la Patria. Si deseamos realmente una solución a corto plazo, el pueblo organizado debe implementar mecanismo que ayuden a resolver la situación.

En función de lo que aquí se analizó, comprendió y entendió, se propone lo siguiente:

- Primeramente el Gobierno debe publicar; a través de las instituciones correspondientes, los indicadores macroeconómicos y sociales actualizados que permitan un mejor análisis de la problemática.

- Siendo la población venezolana una sociedad de consumistas, es necesaria la educación al respecto. Por lo que se propone el estudio de lo que se conoce como Consumo Responsable.

- En vista de que la capacidad de pago o poder adquisitivo de la población actualmente es prácticamente nula para un sector de la población, es necesario a través de la organización comunitaria educar a la población bajo unos parámetros de consumo acordes al contexto geográfico y costumbres locales.

- La población debe conocer cuáles son los productos que ameritan de dólares para su producción, sean importados o sean bienes intermedios para productos terminados. Es deber del Gobierno facilitar esa información.

Siendo la alimentación la prioridad, se debe tener conocimiento de los rubros alimenticios que se deben consumir para mantener óptimos niveles de salud. Conocer las opciones es indispensable para establecer criterios de consumo.

Cuando la población tenga claridad en cómo debe consumir, de manera organizada tendrá la oportunidad de combatir la especulación. La ignorancia es un medio de dominación; ya lo dijo Bolívar, tener el pleno conocimiento de cómo los alimentos llegan al país, de cómo los alimentos son distribuidos, se tendrá la certeza de cómo se debe combatir a las mafias que especulan y se enriquecen a través de las necesidades de un pueblo. Comencemos el año 2018 con metas tangibles que desmonten todo este aparato de corrupción y vileza que actualmente existe en nuestro país.

Continuará...



Esta nota ha sido leída aproximadamente 700 veces.



Antonio J. Rodríguez L.


Visite el perfil de Antonio J. Rodríguez L. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio J. Rodríguez L.

Antonio J. Rodríguez L.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a257310.htmlCd0NV CAC = Y co = US