Guerra Económica con Perdedores sin Ganadores

Algunas características del actual Golpe Estructural Económico.

Nos referimos a la aparente guerra entre comerciantes y consumidores tanto finales como intermedios.

Intentamos desenmarañar el atípico fenómeno que se nos presenta como un suceso económico protagonizado por políticos de la alta burguesía[1] apelotonados con gente de clase media y hasta con proletarios de menor rango.

Ahora bien, aparentemente los comerciantes estarían haciendo "su agosto" durante todos los meses y días del año, como lo han hecho todos los diciembres de ayer y de antier.

Veamos estas ecuaciones de movimientos inflacionarios sufridos por comerciantes y clientes con precios crecientes en cada momento, días, semanas o coyunturas sucesivas:

Compras Ventas Lucro% Capital Final Ahorro[2]

100 200 100 100 0

200 400 100 200 0

400 800 100 400 0

------------------------------------------------------------------

Cuadro 1

Ahora, veamos la dinámica comercial bajo condiciones "normales", abstracción hecha del presente Golpe Estructural Económico:

Compras Ventas Lucro% Capital Final Ahorro

100 130 30 130 30

100 130 30 130 60

100 130 30 130 90

------------------------------------------------------------

Cuadro 2

En el cuadro 2, comparado con el 1, salta a la vista en que es mejor mantener precios constantes que especular bajo viables condiciones inflacionarias generalizadas .

Como todos somos perdedores de hecho, la explicación a esa incoherencia económica solo podemos explicarla políticamente con una "autora" que se llama la burguesía que en su estructura económica es la clase gobernante de hecho, que, atenida, atada y engarzada a sus inviolables leyes que, inclusive, se les devuelven hacia la mediana y pequeña burguesía, hasta entonces sus más fieles seguidores, cuando se ve amenazada por políticos "irrespetuosos" o violadores de dichas leyes; de allí que estos representen ciertas "amenazas" para la continuidad del imperio de los capitalistas.

De manera que la crisis actual que sufre Venezuela, no es ni sería resoluble con paliativos propios de un inocente optimismo, ni de timoratos aventureros que teman más al barco que las agitadas aguas. Hoy Venezuela está sometida a la más dura y ácida prueba para que al final entendamos que la solución de ningún problema que confronte el proletariado puede ser resuelto en el capitalismo. Que nuestra crisis, si bien adopta la forma de crisis de la economía[3], sólo responde a una crisis Política,[i] y sólo políticamente podría ser resuelta.

[1] Gente como la señora Corina Machado y el matrimonio López, así como la señora Ramos de piel muy vulnerable frente a sol, lluvias y ventarrones, luego de unos 200 años, se les ha visto en marchas callejeras, sofocantes y tumultuosas, habida cuenta que durante el ínterin entre los heroicos tiempos independentistas y la llega de Hugo Chávez, jamás se retrataron en grupo ni se les vio de cerquita.

[2] Vemos que el capital final de cada rotación sería invertido íntegramente para conservar la marcha de la empresa. Infiérase, pues, que cada comerciante, para cubrir sus necesidades personalísimas, estaría comiéndose sus ahorros previos tal como lo vienen haciendo sus clientes, y hasta el propio Estado porque sin nueva riqueza de valores de uso adicional la economía ora se mantiene constante (Reproducción Simple), ora va al despeñadero, se deprime, surgiría una hambruna general. Cuando deducimos que ese cuadro ha sido dibujado por la alta burguesía internacional, resulta aterrador. Y conste que no estamos especulando, sólo pretendemos vislumbrar y describir cómo la Economía y sus independientes y entrelazadas variables se mueven con motor propio. Por algo muy serio y científico, Carlos Marx denominó el asunto politicoeconómico de las clases sociales, la estructura o piso económico de toda sociedad, y esto la burguesía lo aprendió tan bien como el más conspicuo de los marxistas sucesores y de los proletarios que hemos conocido después de Lenin.

[3] Por supuesto la economía a su entera conveniencia toma y seguirá tomando todos sus mecanismos defensivos para sobrevivir. Dígannos, pues, que el mercado, mientras sea libre, las leyes económicas son inviolables, a manera de constitución de la base, a "diferencia y en semejanza" de la Constitución de la superestructura.

[i] P. D. Hay una cuñita pagada por el de siempre banco central, hijo putativo del FMI-donde se publicita (ignoramos si gratis) el uso de la criptomoneda, y se cuida de no citar específicamente la PETROMONEDA o el PETROBOLÍVAR, mismo que no se corresponde con las ya conocidas y cuestionadas monedas. Es una cuña que se traduce en beneficio sólo para los capitalistas que ahora operan financieramente con esta novedosa forma de, supuestamente, combatir las incorregibles fallas de la banca privada burguesa, como si las criptomonedas ya convencionales-no el Petro- no fueran tan burguesas como las emitidas por la banca convencional. Estas ha sido ya cuestionada por que se trata de una moneda fiduciaria y su solvencia sólo se conocerá cuando estalle como "pompas de jabón". En resumen, citar a secas CRITOMONEDAS no es lo más aconsejable. Cuando estallen esas criptomonedas (lo informa Internet), caería también el petro, y no será así; no será así.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 981 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas