¿Será lo mismo o peor el círculo vicioso: aumento de precios-aumento de salarios-aumento de inflación y de dinero inorgánico?

Hasta que el salario se haga sal y agua, es la declaración de guerra, es confesable que los capitalistas mantienen un desafío al gobierno de Maduro, el reconcomio viene por la restricción de los dólares, por eso actúan a cada aumento del salario, un aumento de precios, rompiendo toda lógica económica, aumentos que responden a intereses políticos. Continuaremos nuestro artículo "La causa de la inflación es la elevación de los precios, causa ésta de la emisión inorgánica de dinero" publicado en Aporrea en fecha 04-04-2017, con la finalidad de enriquecer nuestra teoría explicativa de la relación entre el precio y la emisión inorgánica de dinero, teoría que niega los empresarios burgueses puesto que son responsable de dicha emisión inorgánica que desequilibra el proceso económico, distorsiona las corrientes monetarias-mercantiles, creando caos en el mercado, una crisis intermitente, coyuntural y crónica en relación a la sociedad; especial interés le dedicaremos al tema inflación, a la falacia entre el aumento del salario y el aumento de los precios, es decir al aumento de precios y su relación con el salario y la emisión inorgánica del dinero.

Comenzamos analizando nuestro artículo, en el decíamos que de acuerdo con la burguesía, la inflación la produce el gasto social del gobierno, lo cual crea un desbalance entre el gasto y el ingreso, de otro modo, el déficit público, la deuda pública que compromete al gobierno y que por ende los empresarios capitalistas inculpan al Estado de ser responsable de la inflación a causa del despilfarro, el manejo de las finanzas públicas asimismo de fenómenos como la corrupción que diezman los fondos públicos. ¿Qué tan cierto es esta situación sobre todo ahora que el gobierno acaba de decretar "El presidente venezolano Nicolás Maduro anunció el incremento en 50 por ciento del salario mínimo para todos los trabajadores y pensionados, a partir de este mes de enero, para ubicarlo en 40 mil 638 bolívares. ….Esta defensa de ingreso del salario de los trabajadores es para equilibrarlo mientras haya esta guerra, seguiremos una política audaz, justa, necesaria, para buscar un armonía, un equilibrio, de empleo e ingresos" (1). Esto es, 50% que representa Bs.13.546 mensual, a esto se añade, Bs.63.720 del Cesta-Ticket, significa que el Ingreso Mínimo Integral pasa a 104.358 bolívares.

Buscar una armonía, un equilibrio entre el ingreso, es decir la demanda y los precios, vale decir la oferta de bienes, en otras palabras, entre el ingreso y el gasto, al respecto el objetivo del gobierno es controlar la inflación, dice: "busca desacelerar la inflación inducida que aplican contra el pueblo venezolano y recordó que en 17 años de Revolución Bolivariana se han realizado 35 aumentos salariales, mientras que en 40 años de gobiernos de derecha solo fueron nueve" (2). Para muchos burgueses el aumento de los salarios del gobierno es la causa de la inflación, al punto que algunos trabajadores se lo creen, dicen que es mejor que el gobierno no aumente los salarios porque al día siguiente encuentran la arremetida mayor de los negocios, de los comercios en pocas palabras de los capitalistas que opta por aumentar los precios de los bienes nuevamente mucho más elevados que los salarios, pulverizando los aumentos del gobierno acelerando por el contrario "la inflación inducida".

Entonces surge la tesis de que ese aumento del gobierno, el aumento del salario como gasto público es a cuenta del gasto público a tal fin, alega que el gobierno a cuenta del déficit público aumenta el gasto, compensando los salarios, de allí que ese aumento se traduce en inflación, aumento de precios, siendo presuntamente responsable el gobierno. Pero veamos de cerca el problema despejando las incógnitas, por ejemplo, ya "El economistas y diputado a la Asamblea Nacional por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), José Guerra, se pronunció este domingo en referencia al reciente aumento de sueldo mínimo decretado por el presidente Nicolás Maduro en horas de la tarde. Guerra aseguró que esta medida hará que crezca inevitablemente la inflación, lo que por supuesto afectará el poder adquisitivo de los venezolanos" (3). Es decir, que "Un aumento salarial financiado con impresión de dinero por parte del BCV inevitablemente produce más inflación. Ya eso está estudiado", escribió el también docente universitario a través de su cuenta en Twitter" (4).

¿A quien culpar por ese mal que somete al pueblo al hambre, a padecer por el encarecimiento de los precios que afecta a toda la sociedad venezolana, al empresario capitalista o al trabajador que pide aumento del salario o el Estado creando gasto público para equilibrar el mercado?. Iniciemos por el problema en si, decimos que la emisión inorgánica de dinero se explica en el caso de Venezuela se produce, porque el gobierno al aumentar el salario busca compensar el déficit de la demanda, la caída del consumo por causa del rezago del salario con respecto al salario, vale decir aparece en manos de los trabajadores un volumen de dinero de los potenciales compradores que presionan sobre la oferta de bienes, de valores de usos a precios inflados. Aquí decide el empresario declarar al gobierno de inflacionario, cuando es por el contrario, los aumentos de precios presionan los salarios y es entonces cuando la oferta se hace insuficiente técnicamente para cubrir la demanda, de allí que estos aumente los precios nuevamente, contrayendo la demanda de nuevo, creando el fenómeno inflacionario.

Entonces; aquí el dinero inorgánico sería aquel que aparece cuando ese volumen de dinero en manos de los potenciales compradores sea superior al valor de la oferta, por tanto, los empresarios capitalistas, creando inflación o elevación de precios, creando la caída de la demanda de valores de usos, de bienes básicos, esto es, por causa de "variaciones por razones técnicas-desadaptaciones entre la capacidad productiva, potencial o efectiva y la demanda de valores de uso, o por razones meramente económicas que impulsan al empresario capitalista a obtener mejores precios-mejores valores de cambio-mediante el acaparamiento o la ralentización inducida por los empresarios que fuerzan a un déficit en la oferta respecto de la demanda y la correspondiente elevación de los precios sin la debida organización de compraventas al valor entre consumidores y productores" (5).

Desde aquí nace un problema, los empresarios no se limitan a producir mercancías, valores de usos en correspondencia con el dinero orgánico, el circulante necesario para realizar la compraventa, al elevar la plusvalía, la tasa de explotación de los trabajadores, al expandir el crédito, los empresarios demandan dinero ficticio, sea por innovaciones técnicas, entonces el dinero orgánico se transforma por acción de demanda de dinero circulante en dinero inorgánico, para ello aplica una política de elevación de precios para elevar sus ganancias e intereses, surge así nuevos incrementos de demanda de circulante, pues bien ese circulante inorgánico que no se corresponde con el volumen de la oferta crea presión sobre el poder adquisitivo de los trabajadores, deteriorando su calidad de vida en benficios de quines acumulan dinero.

Lo normal sería en el comercio que "la mera circulación de mercancías implica que a cada venta suele acompañarla una compra, es decir, una compraventa" (6) de los bienes, un nivel de precios cónsono con los ingresos, pero no, se rompe el equilibrio, a diferencia de la distorsión que crean los precios en el mercado, sino a la contracción de la oferta, la creciente demanda frente a esta, la inflación inducida. Lo extraordinario es que en el comercio, "impulsan al empresario capitalista a obtener mejores precios…", mayores ganancias por unidad de productos, aplica métodos para someter al trabajador consumidor tales como sobreprecios, suboferta, escasez, especulación, y con todo esto, estarían presionando a la creación de dinero, a los trabajadores no les alcanza para vivir, los ciudadanos presionan al Estado aumentos de salarios para compensar la caída de los salarios por el incentivo del lucro y la presión de la competencia de los capitalistas en el mercado.

Por consiguiente; como dice Martínez M. "el productor quien unilateralmente suele provocar los desbalances oferta-demanda, mismos que tendenciosamente se traducen sólo en subas de precios o inflaciones inducidas ya que cuando su producción le resultare excedentaria, la almacena para el siguiente período o la vierte en los basureros, ríos o mares, independientemente de que haya una demanda insatisfecha (7), la sobreproducción del capitalista prefiere destruirla antes que llegue a los consumidores a bajos precios por causa de la productividad, manteniendo a la demanda insatisfecha pese a que se aumentado los valores de cambio, es decir el circulante, opta por mantener a la sociedad en permanente sufrimiento social.

En conclusión esa incongruencia entre valores de su usos (bienes) y valores de cambio (dinero) genera un brecha en los ingresos de los trabajadores, a los precios no logran alcanzarlos los ingresos, el empresario opta por subproducción, la infrautilización de la capacidad instalada cargada a los precios, contraída la demanda de bienes de usos termina también por contraer la oferta de dichos bienes. No queda otra salida que incrementar los medios circulantes, estimular el mercado, desacelerar la inflación, "el Estado interviene y decreta incrementos salariales a fin de restablecer la armonía entre la producción inicial y la demanda inicial porque la merma de la oferta al precio en suba…." (8) implica contracción también de la demanda, y ello implica concentración del excedente monetario, de los valores de cambios, en pocas manos, la de los capitalistas, quienes absorben el exceso de liquidez en el mercado mediante los precios inflados a costa del deterioro del nivel de vida de la clase trabajadora.

¿Qué hacer? Aquí nos sumamos a la política de sostener la política como el gobierno lo ha venido haciendo, amparado en la Constitución de fijar el salario en consonancia con los bienes de la canasta básica mensual, sin embargo proponer nuevas formas compensatorias del salario, incluyendo los servicios públicos. Además interpretar y poner en ejecución el fundamento legal de la fijación del salario en función de "la participación que debe corresponder a los trabajadores y trabajadoras en el beneficio de la empresa" (art. 91 de la CRBV). Por otra parte; garantizar la cesta de alimentos y bebidas, con una política de suministros y apoyo regulares a los Claps para abastecer a la población estimulando la producción agricolapecuaria, garantizando alimentos a la población, sustituyendo las importaciones agrícolas y pecuarias, derrotar la especulación, el bachaqueo, el contrabando, etc.

Fuentes consultadas:

1.-Telesur, "Maduro incrementa en 50% el salario mínimo de los trabajadores", 08-01-2017

2.-Idem.

3.-La madurada, "¡INFLACIÓN INEVITABLE! Lo que opina José Guerra sobre el aumento del sueldo mínimo de Maduro", 08-01-2017-

4.-Idem.

5.-Martínez, Manuel "El dinero "inorgánico" de los subdocumentados", Aporrea, 07-01-2017

5.-Idem.

7.-idem.

8.-Idem.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 416 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 Kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexander Kórdan Acosta R.

Alexander Kórdan Acosta R.

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /economia/a239726.htmlC0https://NON-VE CAC = .