La punta del iceberg

El domingo 11 de diciembre, el presidente Nicolás Maduro dio un contragolpe devastador a la burguesia golpista, nacional e internacional, con la sola desmonetización del billete de cien bolívares. La decisión que fue una verdadera sorpresa entró en pleno vigor el martes 13 de diciembre.

Esos grupos económicos han perdido hoy, de la noche a la mañana, diez mil millones de dólares al no poder reingresar a Venezuela unas 3.000 mil millones de piezas/unidades o billetes con denominación de 100 bolívares sustraídos del torrente monetario y llevados ilegalmente al exterior, con mucho énfasis a Colombia a través la frontera.

Horas antes, el Banco Central de Venezuela había anunciado la introducción de nuevos billetes en el cono monetario de Venezuela. Durante varios días, las redes sociales habían sido inundadas por mensajes burlones, con fotos forjadas de los billetes venezolanos, incluso una burla sangrienta a la familia del cantautor venezolano Simón Díaz, acompañado de un cuento e intriga de que el presidente Maduro había rechazado ese billete, porque el querido tío Simón murió siendo opositor al chavismo. A finales de noviembre, los laboratorios mediáticos de la oposición difundieron un billete de Bs. 500 con la cara de Hugo Chávez, otros billetes con la cara de Fidel Castro, con denominaciones de hasta 50 mil bolívares; de modo que la oposición montó un teatro picaresco para enfrentar la importante decisión, creando una especie de ansiedad y de incredulidad en el público.

El presidente del Banco Central de Venezuela, hizo en los primeros días de noviembre un anuncio, que incrementó la certidumbre de la proximidad de una decisión monetaria y entre tanto se incrementaron las dificultades de la circulación monetaria, con una constante, dificultades para el billete de cien bolívares; los bancos incluso comenzaron a racionar su distribución, pagando de manera fraccionada cheques, disminuyendo incluso la capacidad de entrega de los cajeros, en fin, maniobras financieras destinadas a crear infinitas molestias en el pueblo venezolano. Por otra parte se incrementó el flujo ilegal de billetes venezolanos hacia Colombia, Brasil y el Caribe.

Venezuela es víctima de una guerra monetaria desde hace unos ocho años, materializada en la fuga hacia Colombia de billetes, en una primera etapa para comercializarlos en la frontera colombo-venezolana y también en la frontera brasilero-venezolana con la finalidad de que compradores vecinos adquirieran las mercancías que a muy bajo precio accede el pueblo venezolano, dado que las mismas solo pueden obtenerse usando la moneda de curso legal y exclusivo, en Venezuela, a tenor de lo dispuesto en el Artículo 318 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

La decisión del presidente Maduro al colocar fuera de circulación legal al billete de cien bolívares el domingo 12 de diciembre, puso al descubierto el 13 de diciembre, un plan de destrucción de la economía venezolana, promovido por tres actores:

Primero, el gobierno y mafias colombianas, con sus aliados los empresarios encabezados por Pedro Carmona Estanga, Jefe del golpe de Estado contra el presidente Chávez, respaldados por la Resolución 8 del año 2000, y con respaldo del Banco de la República de Colombia, montan una organización y realizan actividades encaminadas a succionar de Venezuela, estimándose la obtención de al menos un billón de bolívares fuertes en billetes del nuevo cono monetario puesto en circulación desde el año 2007. En Cúcuta los grupos económicos están perdiendo millones de dólares en una importante cantidad, al punto de lograr que la Cancillería colombiana solicitara el reconocimiento a los fines de canje de los billetes mal habidos. En horas de la tarde del miércoles 14 de diciembre el alcalde Cúcuta, un sinvergüenza, vinculado al paramilitarismo, con el mayor cinismo, se dirigió al Presidente Juan Manuel Santos, para que negociara con el Presidente Maduro el reconocimiento de la masa de billetes venezolanos.

Segundo, la banca privada, que en número de 22 empresas del ramo, es responsable de la seguridad monetaria de millones de venezolanos. Esa banca desplazó sistemáticamente, durante años, hacia la frontera tachirense y zuliana, una enorme masa monetaria lograda por los grupos empresariales y comerciales que al obtener dinero a precios inflados por la realización y venta de sus mercancías, era transferida a Colombia. Dos de esos bancos, Banesco y Provincial, con terminales en Cúcuta, son tenedores de cuentas multimillonarias que deben ser investigadas, desde las cuales se paga el valor facial de cada pieza monetaria más la utilidad obtenida por el operador mafioso al venderla con una ganancia de cuarenta bolívares para los de cien bolívares y de veinte bolívares para los de cincuenta bolívares. Pero en el operativo de arqueo exigido por el Banco Central de Venezuela, oh sorpresa!!, guardaban en sus bóvedas millones de billetes de cien bolívares, cometiendo el delito de acaparamiento, al negarse a ponerlos en circulación.

Tercero, una masa de venezolanos, en su mayoría de las clases medias, totalmente disociados, engañados por ofertas de la MUD, y la página Dólar Today, que salieron del anonimato a congestionar los locales bancarios portando maletas, bolsos y cajas repletas de billetes de cien bolívares, quienes ahora tendrán que justificar el origen de esa masa monetaria, si intentan efectuar depósitos en sus cuentas superiores a Bs. 500.000,00.

Se ha puesto al descubierto toda una organización criminal dispuesta a destruir al país.

Todo este vasto mecanismo subversivo integrado por centenares de personas, que ha perdido miles de millones de dólares, debe también enfrentar la justicia venezolana. No más impunidad!!

La Cancillería venezolana debe rechazar la mediación del gobierno colombiano y especialmente del Banco República para introducir a Venezuela esos billetes que son propiedad de empresas colombianas y venezolanas!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1695 veces.



Feijoo Colomine


Visite el perfil de Feijoo Colomine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: