El deterioro de los laboratorios de investigación y de servicios para la sanidad animal del INIA

El deterioro de los laboratorios de investigación y de servicios para la sanidad animal del Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas-INIA es de alto riesgo para la producción animal y la salud humana.

La investigación para dar soporte a los variados y complejos sistemas de producción pecuaria; tiene como premisa, la salud y el bienestar animal y la garantía de productos sanos para el consumo humano, sobre la base de planes y programas para el control y erradicación de parásitos y enfermedades, con especial atención a la prevalencia de las trasmisibles a los humanos (enfermedades zoonoticas).

En su histórica trascendencia sobre la base de diagnósticos y el permanente monitoreo, se diseñan investigaciones para enfrentar epidemias, endemias emergentes o reemergentes, zoonoticas e infectocontagiosas de las poblaciones de bovinos, ovinos, caprinos, bufalinos, cerdos, aves domésticas y equinos, que con el desarrollo, evaluación y producción de vacunas; mediante campañas de distribución y seguimiento de su aplicación; se logra poner a raya el endemismo de enfermedades desbastadoras del campo animal (la fiebre aftosa en rumiantes, el Newcastle en las aves y la peste porcina en los cerdos entre las más destacadas). Procesos y campañas ampliados para las enfermedades zoonoticas: rabia paralitica, brucelosis, encefalitis equina, leptospira, tuberculosis, con atención al monitoreo de la influenza aviar y porcina y la salmonelosis aviar

Procesos documentados y desarrollados en base a protocolos de laboratorio y campo promovidos por la Oficina Panamericana de la Salud para el control de enfermedades zoonoticas, organización adscrita a la Oficina Mundial de la Salud (OMS), que han proporcionado las bases para la organización de laboratorios, con equipos de alta tecnología y personal bien formado y entrenado, para el diagnóstico serológico de enfermedades bacterianas, virales y anemizantes, el aislamiento de bacterias, virus y hemopatogenos, con la producción de antígenos para el diagnóstico y control de enfermedades y el compromiso de convertirse en referencial nacional para el estado venezolano ante los organismos internacionales

Destacaban en estos aspectos los laboratorios de enfermedades vesiculares (fiebre aftosa, estomatitis bovina), rabia paralitica, bacteriología, virología, arvovirus, patología aviar, patología porcina, producción de inmunobiologicos, control de productos veterinarios, parasitología y epidemiologia; secundados por unidades de cultivos celulares y de bioterio para la producción de células y animales de experimentación, cuya funcionalidad fue mantenida y mejorada durante la permanencia en el Fondo Nacional de Investigación Agropecuaria-FONAIAP (1960-2000) y estabilizada en la primera fase de su transformación en INIA, con adscripción al Ministerio de Ciencia y Tecnología, hasta julio 2007; momento a partir del cual pasa a depender del Ministerio de Agricultura y Tierra, donde progresivamente se fue deteriorando la condición de referencia nacional; por la disminución de la programación ordinaria de proyectos de investigación y de servicios a la producción, que limita gravemente la disponibilidad de recursos para la suplencia de reactivos y el mantenimiento y remplazo de equipos; seguido la restricción al acceso y uso de recursos externos (nacionales e internacionales) que soportaban la adquisición e importación de insumos y equipos especializados; unidos al poco esmero en la atención a las necesidades de relevo generacional con especialización de nuevos talentos para la investigación y los servicios de apoyo a la sanidad animal y humana.

Inapropiadas condiciones han conducido a que en la actualidad; solo patología aviar, arvovirus, rabia paralitica y control de producto cumplen dicha función; el resto de laboratorios por jubilaciones, renuncias del personal especializado, falta de insumos, deterioro de equipos y de la planta física, han llegado al estado crítico de cierre técnico, especialmente el de más antigüedad y referencia, dedicado al diagnóstico y control de la fiebre aftosa y estomatitis bovina. Situación que genera indefensión ante la reaparición de enfermedades controladas, que comprometen la sanidad del rebaño bovino nacional y limita el mercado de semovientes y productos entre regiones y países, que requiere la real aplicación del aislamiento sanitario; e igualmente la reaparición de zoonosis como brucelosis, leptospira y salmonella que por falta de reactivos, antígenos y vacunas, dificultan las campañas de monitoreo y control.

 Investigador en Ciencias Agrícolas Jubilado del INIA-CENIAP 24/05/19

Antoniojsanchezs1@gmail.com



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 665 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /desalambrar/a279194.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO