Ante la violencia contra los campesinos

Maduro, así es que se gobierna

.En los últimos meses en nuestro país, han venido aconteciendo algunos sucesos relacionados con agresión y violencia contra los campesinos y campesinas, revisemos el portal de Aporrea para compilar algunas informaciones al respecto:

El 24 Nov 2017 se informa: "En el sur del Lago de Maracaibo, específicamente en el fundo la Victoria, viene teniendo lugar una disputa entre campesinos organizados en la Cooperativa El Capital y quienes figuran actualmente como dueños de esas tierras, siendo el suceso más reciente el desalojo forzado de las familias que allí estaban asentadas y cultivando maíz, plátano, yuca, entre otros rubros. El predio ahora se encuentra militarizado y fue dictada privativa de libertad contra seis de los campesinos que estaban presentes durante el operativo desplegado por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) a cargo del comandante Bustos y el capitán Joseph García, según información ofrecida desde el lugar. Otros siete campesinos que integran la cooperativa El Capital fueron detenidos previo a este desalojo forzado, cuando trasladaban más de 2.500 semillas de musáceas para ser sembradas en el fundo La Victoria, sumando ya 13 campesinos judicializados en lo que va de año en torno a este caso"

El 21 marzo 2018 se informa : "32 campesinos del Sur del Lago fueron privados de libertad acusados de invadir un área de la finca La Magdalena, municipio Obispo Ramos de Lora, en el estado Mérida, dónde venían cultivando con autorización del Instituto Nacional de Tierras (INTI), para recuperar del ocio los mencionados terrenos. Entre los detenidos se encuentran: 11 mujeres y 6 adultos mayores - incluyendo uno con enfermedad oncológica y una madre de una niña lactante de 3 meses de nacida, quien debe ser llevada varias veces al día hasta la sede del Cuerpos de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) en El Vigía, para ser amamantada por su madre… Los 32 fueron aprehendidos el viernes 16 de marzo e imputados por cinco delitos y privados de libertad sin tomar en cuenta sus condiciones físicas y de salud. En el procedimiento actuaron funcionarios CICPC bajo la dirección de las fiscales 23°, Mirian Briceño; y 7°, Geraldine Zambrano, mientras la privación de libertad fue ordenada por la juez 7°. de Control del estado Mérida, Rosario Méndez. Cabe destacar que inicialmente efectivos Guardia Nacional Bolivariana también apoyaron la acción de aprehensión y desalojo forzado"

El 4 de Abril de 2018 se informa "la detención de los 10 campesinos y campesinas la tarde del martes 3 de abril en Guanarito, estado Portuguesa, cuyo evento viene recibiendo un tratamiento mediático con rasgos de "falso positivo". El grupo de campesinos es presentado como "una célula guerrillera" y se utilizan imágenes de archivo que no tienen nada que ver con el caso"…el jueves 5 de abril, fueron puestos en libertad plena los 10 campesinos y campesinas detenidos"

También se informa el 4 abril 2018 "Un grupo armado al margen de la Ley quemó una casa, un tractor y destruyó cultivos en las áreas de trabajo recuperadas por el Consejo Campesino Guasimal Los Caribes, en el Hato Garzón, estado Portuguesa. Este latifundio improductivo cuenta con más de 24 mil hectáreas y durante los últimos 8 años la comunidad organizada ha podido activar la producción agrícola y pecuaria en el predio. Este grupo irregular ingreso a los territorios donde se asientan 80 familias campesinas quienes están cultivando maíz, frijoles, caraotas, yuca, entre otros rubros; al mismo tiempo que crían ganado de doble propósito (producción de leche y carne)"

Todos estos sucesos venían ocurriendo, y pasando casi desapercibido ante la opinión pública, solo la voz y denuncias del campesinado ante medios solidarios y revolucionarios, hizo posible la divulgación de los hechos. Estos sucesos nos alerta sobre una nueva pretensión de los terratenientes de apoderarse de tierras entregadas por la revolución al sector campesino. A decir verdad, en los últimos meses, en las bases campesinas se sentía un "congelamiento" de la guerra al latifundio, quizás esta situación quiere ser aprovechada por los terratenientes, que han jurado despojar de esas tierras a los campesinos y campesinas, utilizando argucias o marramuncias legales en plena complicidad con algunos funcionarios militares y civiles y criminalizando las luchas campesinas

Pero evidentemente están equivocados, llego el Presidente y mando a parar: es así como Maduro reivindicó este 9 de abril de 2018 a los 32 campesinos del Sur del Lago de Maracaibo quienes fueron privados de libertad el pasado 20 de marzo, acusados de invadir un área de la finca La Magdalena, municipio Obispo Ramos de Lora, en el estado Mérida, dónde venían cultivando con autorización del Instituto Nacional de Tierras (INTI), para recuperar del ocio los mencionados terrenos.

El Presidente Maduro afirmó "He solicitado a la ANC para que se abra una investigación y en 15 días se me informe de los desalojos que ha vivido el movimiento campesino en los últimos meses, prohíbo los desalojos a los movimientos campesinos… y el que se haga cómplice de los terratenientes lo llevare ante la justicia y lo boto de la revolución"

"He autorizado la entrega de 44.000 hectáreas al movimiento campesino, el próximo 18 de abril "vamos a llegar de acuerdo a la ley de tierras, llegara a 6.000.000 de hectáreas entregadas a los campesinos y campesinas en Venezuela…Esta no es una revolución cómplice de los terratenientes, esta es una revolución de los campesinos y campesinas de Venezuela"

Llamó al movimiento campesino a dejar atrás la fase de resistencia y estar a la ofensiva. Ordenó al ministro de Agricultura y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, realizar las investigaciones y destituir a los responsables del arresto de los campesinos:

"¡No quiero terratenientes, no quiero latifundistas en el gobierno bolivariano! ¡Y deben ir presos los que metieron presos a esta niña! Creo mucho más en esta campesina humilde que en burócratas. ¡No creo en burócratas!" "Hay que pasar de la mentalidad de resistencia a la mentalidad ofensiva. El pueblo tiene que tener conciencia de poder. Ustedes no tenían que dejarse poner presos. ¡Yo no me hubiera dejado!".

Este importante pronunciamiento del Presidente Maduro, ratifica la voluntad del Gobierno Bolivariano de seguir impulsando la Guerra al latifundio como expresión fundamental de la revolución agraria en el país, iniciada por el Comandante Eterno Hugo Chávez. Así es que se gobierna, camarada Presidente ¡

Al respecto recordemos brevemente la situación de la tenencia de la tierra en el campo antes de la llegada de Chávez y la Revolución Bolivariana: el censo de 1998 encontró que el 60% de las tierras agrícolas eran propiedad de menos del 1% de la población. Casi el 80% de las tierras del país estaban en manos de un 5% de propietarios. Mientras tanto, los campesinos más pequeños que representan un 75% de las granjas de producción agrícola, tenían que compartir el 6% de la tierra. El censo de 1998 también reveló que el 90% de las tierras productivas dadas a los pobres bajo la reforma agraria de 1960 había regresado desde entonces a manos de los grandes terratenientes .El sector agrario aportaba apenas el 4,7 por ciento del valor agregado al PIB, así como empleaba menos del 10 por ciento de la población del país, según cifras oficiales. Además, el pueblo venezolano se encontraba sumido en la desnutrición y la miseria.

El presidente Chávez promulga en Noviembre de 2001 la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario donde se establecen los mecanismos para acabar con el latifundio, ya que este" no sólo es perverso por lo injusto, porque concentra las mejores tierras en pocas manos, mientras la mayoría no tiene tierras o las tiene en condiciones paupérrimas, también es ineficiente e improductivo". Inmediatamente la derecha venezolana se mostró en contra, pues perjudicaba sus intereses económicos, sin embargo, contó con el amplio apoyo del pueblo y principalmente de los campesinos y campesinas pues por primera vez en la historia de Venezuela se le otorgaba el legítimo derecho a la adjudicación de las tierras.

Es así, como para el año 2014, a 13 años de promulgada dicha Ley, según datos del INTI, se habían regularizado más de 10,2 millones de Has a través de instrumentos de tenencia y uso de la tierra entregado a campesinos y más de 4 millones de Has se han rescatado del latifundio; estimándose que estas cifras al 2018 han aumentado; unido a ello se estima que en el país existen aprox. 30 millones de Has cultivables.

En el tema productivo, el Ministerio de Agricultura y Tierras reporta:

- "Durante la revolución la superficie cosechada ha pasado de 1.638.923 Has en 1998 a 2.433.943 Has en 2010, logrando un incremento del 49%"

-"en 12 años de Revolución, se ha incrementado la producción agrícola vegetal y pecuaria alcanzando para 2010 una producción de 24.686.018 toneladas, representando un incremento del 44% con respecto al año 1998".

Igualmente, se reporta para el año 2010, incremento en la producción de pollos (106%), porcino (91%), leche (68%), comparado con 1998.

Ahora bien, a partir del año 2012, se intensifica y agudiza la guerra económica contra el Gobierno y el Pueblo venezolano, afectando notablemente los procesos de producción y distribución de alimentos, golpeando la dinámica económica- productiva que se desarrollaba. Es así, como en la actualidad es muy difícil para la población el acceso y disponibilidad de alimentos ya que una manipulación descarada del tipo de cambio paralelo (a través de Dólar Today) ha inducido una hiperinflación tanto en insumos, componentes y productos intermedios y finales importados, presentes en la producción agrícola, estimulando la especulación y usura, que ha encarecido enormemente los precios de los alimentos. Al momento de escribir este artículo, en cualquier mercado municipal un kg de carne oscila entre 1.000.000-1.200.000 Bs, un kilo de caraota está en 300.000 Bs más ,1 Kg de Harina precocida roza los 300.000 Bs, el queso blanco más de 1 millón de Bs , las hortalizas por las nubes, con tendencia de precios al alza, según región del país. Al respecto, este viernes 13 -04 -18, el Ministro de Defensa Vladimir Padrino López, también jefe del Órgano Superior de la Gran Misión Abastecimiento Soberano, al retomar la medida de fijación de precios justos a 50 rubros de alimentos afirmó que "el aumento de los precios de los alimentos es parte de la guerra económica que busca caotizar la economía venezolana, busca perturbarla, busca destrozarla …por la vía de poner al pueblo a pasar hambre, por la vía de caotizar, de desestabilizar…no existe razón alguna para la distorsión que actualmente existe en el mercado de alimentos y su encarecimiento…hemos tenido un abastecimiento en materia prima como no lo hemos tenido en los últimos tres años. Han entrado más de un millón de toneladas en materia prima; tenemos holgura en materia prima para los productos de mayor impacto… por lo que, de continuar, se tomarán medidas al respecto"

Es así como dentro de este contexto, el Presidente Maduro plantea "el pueblo campesino debe pasar a una ofensiva histórica, de fuerza popular, quiero un movimiento campesino revolucionario y productivo…espero más de los campesinos y campesinas de Venezuela". Está implícito en el planteamiento de Maduro el reconocimiento a la clase campesina, como fuerza productiva fundamental y básica de la producción de alimentos en el país. Los campesinos y campesinas, a través de su trabajo y esfuerzo y su relacionamiento con el medio de producción tierra, independientemente de su relación económica con ella (tierra propia, arrendada, colono, aparcero, entre otros), son quienes producen los alimentos para la vida y para la sociedad. Destacamos que estas tierras hoy en manos de campesinos y campesinas, es producto de años de lucha contra el latifundio y donde hay esperanza y vida pero también dolor y muerte; los terratenientes, en tiempo de revolución, han asesinado a través del sicariato a más de 300 campesinos en diferentes regiones del país .Por cierto hasta ahora, no hay ningún terrateniente procesado, menos aún encarcelado por estos crímenes, esto a pesar que los órganos jurisdiccionales, gracias al aporte de los comités de familias victimas del sicariato, poseen pruebas y elementos suficientes y contundentes para condenar en muchos casos , pero lo que reina es la impunidad y un silencio cómplice .En cambio tenemos a decenas de campesinos y campesinas sometidos a juicio por órganos del Estado en una clara criminalización de las luchas populares. Es el mundo al revés, diría Galeano

Debemos tener claro que no es el capitalista terrateniente quien trabaja la tierra, éste alegando ser propietario de medios de producción en el campo, solo explota a nuestros campesinos y usufructúa su trabajo y su producción, cabe preguntarse ¿quién ha visto a un Lorenzo Mendoza sembrar el maíz que dice producir, montado en un tractor o sembrando a coa sol a sol? … jamás lo veras ¡

Al respecto, el Ministro de Agricultura y Tierras Wilmar Castro Soteldo, en declaración ofrecida a mediados del año pasado sostuvo que la propiedad privada capitalista en el campo domina el 80% del proceso de producción y distribución alimentos en el país .El mismo Ministro opinó que cumpliendo el Plan Agrario 2017 esa correlación pasaría a ser 70% a 30% con predominancia de propiedad privada capitalista. En razón de ello, como tarea central de la revolución es imperativo cambiar la actual correlación de propiedad en el campo venezolano para minimizar la privada capitalista y aumentar la propiedad social, estatal, comunal, entre otras formas pro-socialistas. Mientras no volteemos esa correlación, la "sacrosanta" propiedad privada del burgués en el campo, explotador y parasito, nos seguirá sometiendo a sus designios.

Unido a ello hay que romper la falsa creencia o mito, que sostiene que la producción de alimentos del sector campesino, son experiencias fracasadas que en nada han contribuido a garantizar alimentos a la población venezolana . Este mito o creencia es fortalecida en la matriz colectiva, por los medios de comunicación y otros poderes facticos, interesados en promover y vender la idea de que la agricultura corporativa, la agricultura de las transnacionales, el agronegocio de los terratenientes, es la única vía para garantizar la alimentación a la población. Que tamaña mentira ¡

Estoy seguro que si hacemos un inventario y diagnostico real y sistematizamos las experiencias productivas agrícolas en todo el territorio nacional, nos sorprenderemos propios y extraños, de los alcances y niveles de producción de la agricultura campesina y/o familiar, en sus diversas modalidades (indígena, comunal, urbana, periurbana, etc.), capaces de alimentar a densos sectores de la población, mucho más que la agricultura corporativa

Por supuesto, consideramos que es necesario hacer un proceso de 3R (Revisión, Rectificación , Reimpulso) tanto en las organizaciones y colectivos campesinos como en las instituciones del Estado , para determinar logros, avances errores, fracasos, vividos por el sector campesino y /o Gobierno, en el proceso productivo durante todos estos años de Revolución , para adecuarnos a las luchas y retos presentes y por venir

En razón de ello, al campesinado se le debe visibilizar y reconocer las diferentes expresiones productivas existentes: conuqueros, cooperativistas, comuneros, etc. y sus diferentes organizaciones y colectivos, para emprender todo un accionar en función de enfrentar la actual guerra económica y producir y distribuir los alimentos que necesitamos

Esto también implica que el campesinado definitivamente se empodere de todas las fases del proceso productivo tales como producción (siembra -cosecha), distribución e intercambio-transformación y procesamiento-abastecimiento -consumo y dejar de ser solo un proveedor de materia prima (alimento) para la agroindustria privada, como sucede generalmente.

Al respecto se propone:

-Construir el Plan Nacional Campesino de Producción y Distribución e Intercambio de Alimentos 2018-2019, que permita vincular y articular a todas las organizaciones, colectivos del campesinado venezolano y sus expresiones territoriales de base, con el fin de alcanzar formas superiores de producción y distribución que derroten la actual guerra económica y garanticen la soberanía alimentaria de la nación.

Ahora bien, para la pertinencia y efectividad de este Plan, su consulta y elaboración debe ir más allá de escuchar solo planteamientos de algunos voceros o referentes del Mov campesino o Estado Mayor Agrícola, algunos de los cuales generalmente terminan por plantear solo intereses grupales o sectarios de tal o cual organización, incluso algunos "voceros" campesinos solo han degenerado en simples lobbystas en búsqueda de espacios particulares de poder o de interés económico. También se debe eliminar la insana práctica de instrumentalizar o tutelar, por parte de Instituciones del Gobierno, la dinámica y accionar del Movimiento Campesino; se debe respetar autonomía en la organización y decisiones del campesinado para lograr una estratégica alianza y acuerdos con el Gobierno y el Estado, sin tutelaje, ni instrumentalización, ni mediatización alguna.

En razón de ello, planteamos en lo inmediato:

-Inventario y Diagnostico situacional a nivel nacional, con sus especificidades regionales y locales, de todo espacio o experiencia productivo agrícola, sistematizando sus objetivos y metas productivas 2018-2019. Tomar en cuenta sus diferentes modalidades (agricultura campesina, agricultura comunal, agricultura familiar, agricultura indígena, agricultura urbana, periurbana, entre otros),

-Encuentros Nacionales, Regionales y Locales donde participen todas estas expresiones productivas agrícolas, para la discusión, debate, análisis y diseño del Plan Nacional Campesino de Producción y Distribución e Intercambio de Alimentos 2018-2019, incorporando Instituciones del Gobierno Revolucionario (Ministerios, Alcaldías, Gobernaciones) , eventos que permitirán realizar un balance de logros y avances, errores, desaciertos cometidos, reflexiones del camino recorrido y la planificación en conjunto de nuevas luchas.

Es allí con las bases campesinas, con todos sus factores y expresiones productivas , donde debe construirse las propuestas de este Plan contra la Guerra económica y por la Soberanía Alimentaria, seguro estamos que el Presidente Maduro las acogerá ¡

El Comandante Eterno nos convoca:

"tú que tienes media hectárea, una hectárea, conuquero contigo es, conuquera, tú, los pueblos indígenas, tú, pequeño productor, mediano productor (…) vente con nosotros, la unión nos hará libre, la unión es la fuerza, la fuerza Patria, la fuerza productiva para desatar todo el potencial productivo(…) entonces tenemos que levantar la producción, pero luego impedir, o crear los mecanismos para impedir la especulación, el acaparamiento, la desviación de producto, etc., la cadena larga de intermediarios, que lo encarece todo(… ) Esa espiritualidad socialista, concepto o idea socialista es imprescindible que tome cuerpo, que encarne, que construya su base material. Bueno como la carne pues, los músculos, los nervios, la estructura ósea, de allí la tierra, la producción, el modelo socialista de producción, de propiedad y distribución".

TIERRAS Y HOMBRES LIBRES

HORROR A LA OLIGARQUIA…OLIGARCAS TEMBLAD ¡

CHAVEZ VIVE…LA LUCHA SIGUE

:



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1066 veces.



Jesús Pérez Q


Visite el perfil de Jesús Pérez Q para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Pérez Q

Jesús Pérez Q

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /desalambrar/a261854.htmlCd0NV CAC = Y co = US