Con el pueblo organizado: derrotemos al paramilitarismo

Nota de Aporrea: Ver noticia sobre marcha zamorana en: http://aporrea.org/desalambrar/n79416.html
Las Organizaciones Político-Sociales: Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora (FNCEZ), Movimiento de Base Popular (MBP), Unión de Fuerzas Independientes (UFI), Frente Magisterial Samuel Robinsón (FMSR), Movimiento Estudiantil Juvenil José Félix Ribas ( MJFR); Alertamos al Pueblo Heroico de Venezuela:

La Revolución Bolivariana hoy enfrenta una grave amenaza, las conquistas históricas logradas por el pueblo junto a su líder vienen siendo seriamente amenazadas por la expresión más cruda del imperialismo como lo son, las fuerzas paramilitares (AUC) apoyadas por el gobierno de Bush y sus lacayos de la oligárquica ultraderecha colombo-venezolana.

En este sentido denunciamos que la penetración paramilitar en la frontera, en los demás Estados y la Capital de la Republica.

Este plan tiene varios componentes, busca con la penetración paramilitar a la cual llamaríamos PARAIMPÈRIALISMO, generar una zona de control o cabecera de playa en el eje fronterizo que va desde los Estados Zulia, Táchira, Barinas, Apure y Amazonas en una primera fase. De la misma manera buscan incidir en sectores vulnerables de la población Venezolana a través de grupos de colombianos que financian y “protegen” en parte a fracciones de la economía informal específicamente en sectores de los buhoneros y empresas de Taxis con el fin de construir un aparato de inteligencia hacia lo interno de la sociedad Venezolana.

Para este intento, están reclutando delincuentes comunes para la practica del secuestro y la extorsión, y al mismo tiempo son utilizados paramilitares desmovilizados de los bloques Catatumbo que comanda Mancuso y del Bloque Norte que comanda Jorge 40; con lo cual, desestabilizan al Gobierno del Presidente Chávez al acentuar deliberadamente el problema de la inseguridad en la frontera y a su vez propician posibles conflictos binacionales. Estos bloques, están oficialmente desmovilizados pero en la práctica, siguen operando para preservar el negocio de la droga de cada uno de estos jefes paramilitares. El bloque Catatumbo tiene el objetivo de posesionar paramilitares en los Estados Zulia y Falcón y el bloque Norte en los Estados Táchira Apure y Barinas. Para ello han conformado el Bloque Frontera que será la estructura permanente del Paramilitarismo en la Frontera Venezolana.

Desde allí con mercenarios colombianos “desmovilizados” de las AUC, sostendrían acciones permanentes de sabotaje a instalaciones estratégicas como: campos y refinerías petroleras; oleoductos, represas, puentes entre otros; así como también asesinatos contra dirigentes del movimiento popular; generando con esto, una imagen de desestabilización e ingobernabilidad hacia el mundo, dejando ver la supuesta “existencia de una resistencia armada al régimen” lo que podría legitimar una fuerza de intervención en nombre de la pasificación y la seguridad regional.
Recordemos que el Gobierno de los Estados Unidos ha estado promoviendo la conformación de una fuerza de rescate y paz, con el objetivo de intervenir en desastres y conflictos internos en países del hemisferio que puedan poner en riesgo la estabilidad de la región, y así defender sus intereses y garantizar su “Seguridad Nacional”.

Estos planes paramilitares están en continuo desarrollo desde hace tiempo; examinemos las declaraciones en el año 2000 de Carlos Castaño, en cuanto a que sectores venezolanos le habrían propuesto conformar unidades paramilitares en Venezuela para combatir a la guerrilla colombiana, luego el contingente de PARACOS, apresados en la finca DAKTARI de la ciudad de Caracas en el año 2004.

Inicialmente han venido buscando el control a través del paramilitarismo en la zona norte del Estado Táchira, específicamente en el eje San Antonio, la Fría, Colon, Coloncito y en la costa oriental del Estado Zulia, Santa Barbara del Zulia.

En estas zonas se vienen posicionando con una táctica de “limpieza social”; es decir, asesinando delincuentes y sospechosos de pertenecer a organizaciones armadas como FARC o ELN; para ganar apoyo, le brindan “seguridad” al sector ganadero y comerciante afectado por el flagelo del secuestro y la extorsión, construyendo así sus bases sociales.

Hay que recalcar que detrás de toda estructura paramilitar siempre existe un cartel del narcotráfico; en el caso que nos ocupa esto no es distinto.

Existen sectores del CICPC de la GN y las policías de los Estados Táchira y Zulia que protege y encubre las acciones del Paramilitarismo; específicamente en el Estado Táchira por ejemplo, la cadena de sicariatos se eleva a más de 300 asesinados y los mismos siempre son presentados por la policía, como ajustes de cuentas y guerra entre bandas, cuando en realidad, es parte de los planes antes descritos, del posicionamiento Paramilitarista.

Hay que enfatizar el riesgo que significa para la Seguridad del Estado, que los órganos a quienes les corresponde la tarea fundamental de preservar la integridad de la nación y la seguridad de las personas, se están dejando infiltrar por un enemigo que es estratégico; esto sucede en virtud de los niveles de descomposición ética y moral de muchos funcionarios que se dejan sobornar; a lo cual se suma también, la lentitud en la ejecución de la nueva Doctrina de Seguridad y Defensa, que se basa entre otras cosas en el papel protagónico del Pueblo en las tareas de defensa integral de la Nación al lado de nuestra Fuerza Armada Nacional; por lo que se hace necesario y urgente organizar y conformar en todos los espacios las Guardias Territoriales.

Ante esta delicada situación, parte del movimiento popular organizado como fundamento del Proceso Bolivariano hacemos un llamado a todo el País a que nos acompañen y asumamos juntos como un problema de Unidad Nacional y de compromiso con la historia, el impulso de la siguiente plataforma de lucha:

Apoyar toda acción e iniciativa que se genere en contra del paramilitarismo; entendiendo que el debate sobre este tema debe bajar a las bases del pueblo, en el marco de nuestra Constitución y donde no se vulnere los derechos de los venezolanos. Nos oponemos rotundamente a la posibilidad de un Estado de excepción y suspensión de las garantías en los ejes fronterizos; por cuanto esta medida no resuelve el problema de fondo y podría convertirse en un instrumento de los infiltrados en contra del Movimiento Popular.

Convocar al Pueblo y al Estado a declararnos en campaña permanente en la lucha contra del paramilitarismo.

Para esto planteamos:

Iniciar una cruzada de propaganda y difusión masiva de denuncia y rechazo al paramilitarismo por todos los medios al alcance de las bases populares.

Movilización nacional en la zona fronteriza entre el Estado Apure y el Departamento del Arauca Colombiano, específicamente en la ciudad de Guasdualito para el día sábado 17 de junio de 2006, esta marcha tiene como objetivo cohesionar y sensibilizar el movimiento popular de todo el país para la defensa firme de nuestra soberanía y su Revolución.

Realizar el I Foro Internacional en Defensa de la Soberanía de los Pueblos y contra el Paramilitarismo, con la presencia de compañeros Revolucionarios de Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Cuba, Haití, Panamá, Colombia, Perú, Ecuador, Bolivia, Brasil, Argentina y Venezuela.
Conformar un Frente Único del Movimiento Popular Latino Caribeño contra el Paramilitarismo el cual se Instalaría luego de finalizar el I Foro Internacional en Defensa de la Soberanía de los Pueblos y contra el Paramilitarismo.

Solicitar a los Órganos competentes darle prioridad de Estado a los Concejos Comunales (urbanos y rurales), como la instancia que dentro de su seno, conforme una inspectoría social que mantenga de forma permanente una Entidad de Inteligencia Popular.

En coherencia con la nueva Doctrina de Seguridad y Defensa Integral de la Nación, conformar de manera decidida e inmediata las Guardias Territoriales.

Hacer el llamado a combatir abiertamente al paramilitarismo; para ello convocamos al Pueblo de Venezuela, a la oposición democrática, a los sectores populares, al Compañero Presidente, a Gobernadores y Alcaldes, a los Legisladores en toda sus instancias, a los Ministros y Directores Regionales y Municipales, a los Cuerpos de Seguridad e Inteligencia del Estado, a la Fuerza Armada Nacional, al cuerpo diplomático del Gobierno Revolucionario a cerrar filas contra este enemigo estratégico de nuestro pueblo y Nuestra Revolución Bolivariana.

CONTRA EL IMPERIALISMO!
¡CONTRA EL PARAMILITARISMO!
¡¡VIVA LA REVOLUCIÓN AGRARIA!
¡VIVA LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA!
¡VIVAN LAS LUCHAS DE LOS PUEBLOS DEL MUNDO!
¡ZAMORA VIVE, VIVE. LA LUCHA SIGUE, SIGUE!

TIERRA Y HOMBRES LIBRES…
Contactos: 0414-7544730, 0414-5136326, 5703426
mail: frentecampesinoez@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3732 veces.



Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora


Visite el perfil de Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: