El fútbol en occidente es fascismo puro..., vil entretenimiento con arrebatos idiotizantes y xenófobos…

  1. No olvidemos que muchos de los jugadores de la Vinotinto, llegaron a colocar la bandera de Venezuela al revés, en una de las épocas más cruentas para nuestro país, asediado, bloqueado, sometido a las torturas brutales de la guerra económica, y de las guarimbas. Hacían, y han hecho, muchos de sus jugadores, fiestas y chirigotas burlándose del presidente de la república y de los chavistas, con millones de seguidores venezolanos. No respetan sus valores ni proyectos. Eso es fascismo puro.

  2. Vi en el último juego contra Canadá, cómo unos fanáticos mostraban un inmenso cartel en el que decían: "Maduro coño de tu madre", y eso les parecía a muchos odiadores de oficio algo agudo, profundamente ingenioso. El jugador Juan Arango, francamente embanderado con los guarimberos, decía: "-Hay que pelear contra el gobierno". Por su parte Tomás Rincón clamaba "SOS por Venezuela". Me pregunto, ¿quién en ese equipo de la Vinotinto protestó cuando de manera reprobable, despreciable y ruin, ciertos jugadores mostraban nuestra bandera al revés y declaraban contra un gobierno legalmente elegido por millones de venezolanos? Yo no los perdono, y sé que les espera la quinta paila del infierno. Para mí son, y sin tapujos, lo digo con toda mi alma, unos verdaderas JUDAS, porque cuando más apoyo han tenido ha sido por parte del gobierno bolivariano. Por todo lo anterior, que significa alegrarse si ganan un partido: pues significa que utilizarán esa fama para ir contra nosotros, sencillamente. A MÍ ME REPRESENTARÍA UN VERDADERO EQUIPO PATRIOTA, NO GENTE FATÌDICAMENTE IGNORANTE, DEPENDIENTE A LA VEZ DE LOS OSCUROS NEGOCIOS DE LA FIFA, Y SOLIDARIA CON LO MÁS NEFASTO DE NUESTRO PAÍS…

  3. Yo he visto cómo los hinchas le gritan andanadas de expresiones racistas al futbolista negro Vinicius Júnior. Pero estos degradantes insultos en La liga, se considera de lo más normal. Qué juego es ese, en el que la fanaticada le inspira expresiones de odio, como gritarle a un futbolista "deja ya de danzar como un mono", "vete a recoger plátanos", "no eres más que un hijo de puta negro", "Si quieres bailar samba, te vas al sambódromo de Brasil", "Aquí lo que tienes que hacer es respetar y dejar de hacer el mono"…

  4. Algunos podrán molestar conmigo, pero mi deber es desnudar con crudeza esta realidad. Este equipo será motivo de regocijo para mucha gente, y en ella invierte pasión, rabias, sudores y pánicos y porque a la vez les da un poco de sentido a sus vidas. Es una manera para ellos de sentir que nos conocen en el mundo, aunque sea a las patadas. Sin embargo, no dejo de ser escéptico, en el sentido de llegar a considerar que eso sea algo bueno para nosotros. Ganar un mundial para ningún país ha representado un adelanto en la sensibilidad humana, en la elevación de la conciencia de los pueblos en pro de la paz y de la justicia social. Mejor dicho, me parece que, por lo general, logra todo lo contrario.

  5. España ganó un mundial y fue cuando la derecha apareció con su cara más demente con Santiago Abascal a la cabeza, avanzando con paso de gigantes en la construcción del partido VOX y haciendo a los españoles más estúpidos que nunca. Argentina está harta de ganar mundiales y su pueblo está cada vez más jodido, más acanallado ante los ingleses, y ahora tienen en el firmamento de los dioses a un miserable y desquiciado como Javier Milei. Yo creo más bien que ganar en el futbol hace más ricos a unos cuantos vivos y empava a los países con los mejores equipos.

  6. Yo respeto mucho al Maradona pensador, al Maradona político, al Maradona culto, porque lo era. Y a la vez el Maradona que criticaba ese nauseabundo mundo del fútbol que acabó él mismo despreciando. Maradona, acabó siendo víctima de su oficio, murió en su ley, lo padeció y en ese medio nunca hubo alguien que verdaderamente le comprendiera, le siguiera en sus sentimientos y en sus profundas y nobles ideas americanistas. Me gustaría que la gente, esa que se llama fanaticada, tuviera conciencia de lo que realmente es ese falso y funesto "deporte".

  7. El futbol, como "deporte", es de los que más violencia provoca. Es en el que sus fanaticadas desencadenan más muertes, más desastres y saqueos, más desquiciamientos entre distintos equipos. Así hemos visto cómo destrozan barrios enteros, enfrentamientos sangrientos con la policía en distintos puntos del mundo, tanto en Corea del Sur, como en Colombia, en Bolivia o Perú. En los partidos de fútbol se consumen licor y drogas a reventar, y mucha gente escoge embanderarse con algún partido para sólo dar escape a sus bajos instintos. El fútbol ha sido la causa de dos incruentas guerras en América Latina: una entre El Salvador y Honduras, otra entre Bolivia y Paraguay.

  8. No llega uno a tanto como la escritora Ana María Matute quien sostenía: "el futbol es horroroso: el peor azote de la humanidad". En todo caso sería como para pensarlo, el que un genio como esta novelista catalana dijera algo tan radicalmente contundente. Ana María Matute fue miembro de la Real Academia Española —donde ocupó el asiento «K»— que en 2010 obtuvo el Premio Cervantes. Considerada de las voces más personales de la literatura española del siglo veinte y de las mejores novelistas de la posguerra.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 938 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: