Recensión de un libro del Prof. Víctor J. Angulo G.

Historia del béisbol aficionado larense 1908-2000

Víctor J. Angulo G. (Barquisimeto, 1941) en el folleto "Historia del béisbol aficionado larense 1908-2000" (Gobierno del estado Lara. Fundela. Barquisimeto. 2003. 61 PP.), realiza la labor de historiar una disciplina deportiva de la que ha sido practicante buena parte de su vida. Más de 70 años en activo desde la selección juvenil (1958-60) a la máster y súper máster (1970-2000). En 61 páginas y diez capítulos reconstruye episodios fundamentales de los "gladiadores del diamante" en el marco de la transición urbano-industrial de la ciudad de Barquisimeto, capital del estado Lara, en un interregno de tiempo que va de 1908 a 2000. Esto es, más de 90 años del desempeño jadeante entre el bate y la pelota a la ofensiva y defensiva con las respectivas gorras de sol, guantes y demás aperos, sobre todo para el receptor.

El origen de sus fuentes documentales son el Centro de Documentación Interna del Diario El Impulso de Barquisimeto, la Hemeroteca de la Biblioteca Pública José Pío Tamayo de Barquisimeto, donde había colecciones de la prensa regional y también en equipos denominados microfilm; como fuentes secundarias recurrió a la obra "Génesis de nuestro béisbol" de don Raúl Azparren Jiménez, cronista oficial que fuera de Barquisimeto; en cuanto a sus fuentes orales y/o testimoniales destaca el agradecimientos a protagonistas y testigos como peloteros aficionados. ¿Recurrió también a la "¿Enciclopedia larense, tomo I y II" de J. R. Silva Uzcátegui (Gobierno del estado Lara, Barquisimeto, 1968) y a las publicaciones de Otto Alvarado "Barquisimeto tiene su historia deportiva"? (Fundela Barquisimeto, 2001). Los editores del libro del Prof. Angulo no tuvieron el cuidado citar las fuentes con precisión como piden los manuales académicos, lo cual es una lástima.

En el post-scriptum el investigador Otto Acosta señala que "Cuando me propuse escribir el libro "Barquisimeto tiene su historia deportiva" (Fundela, Barquisimeto, 2001), lo hice con la idea de sembrar para recoger cosecha a corto plazo; en otras palabras, para que también otros amigos de la escritura abrieran nuevos surcos con el propósito de cultivar el proceso histórico del deporte (…). Hoy, luego de un corto tiempo, veo complacido cómo un educador y otrora activista del béisbol, Víctor Angulo, con empeño se ha ocupado de hacer posible la publicación de un libro acerca del siempre apasionad deporte de las cuatro esquinas, luego de indagar en diversas fuentes de consulta" (en Angulo G., Víctor J. "Historia del béisbol aficionado larense, 1908-2000", obra citada, p. 59).

Sobre el autor citado el también profesor y publicista Otto Acosta destaca que "Víctor Angulo perteneció –defensor de la primera base y oportuno bateador- a los equipos juveniles de Lara, triple campeones nacionales durante los años de 1958 a 1960, hazaña todavía recordada como una de las más significativas del deporte larense. Después militó en novenas de categoría A y AA y ahora, en sus años de retiro, decidió acercarse al ayer del béisbol aficionado para transmitir esa evocación a otros, dándole la importancia que tiene esa disciplina en su dimensión local" (ídem).

Esta obra "Historia del béisbol aficionado larense, 1908-2000" presenta la doble condición de ofrecer un discurso escrito y otro gráfico del tema en cuestión. Así, destaca que "Según investigadores que me preceden, se tiene establecido que fue el día 16 –o3- 1908 cuando se jugó el primer partido de Béisbol en Barquisimeto. Este partido fue realizado por dos selecciones denominadas "Rojos" y "Azules", extraídas del equipo "San Simón", -primer equipo que funcionó en Barquisimeto-, por la carencia de rivales para realizar dicho encuentro y marcar el nacimiento del Béisbol en Lara" (ob cit., p. 5).

Por cierto, no se acompañan fotografías de dicho encuentro peloteril, pero sí consigna los nombres de aquellos pioneros: "Rafael Soteldo, Francisco Antonio Calderón, Francisco Agüero Rodríguez ("Mono Chico"), Pablo Jiménez Liscano, Francisco Jiménez Ocanto; Francisco Julián Martínez, Rafael Matheuz y Natalio Daza, estos integraban la junta Directiva, pero también eran jugadores; igualmente Eduardo Jiménez Ocanto, Rafael Lizcano Rodríguez, Rafael Olmos, José Dáger, José María Ramos, Roberto Ponce, Jacobo Calanche, Juan José Ponce, Juan Guillermo Mendoza y León Brandt Peña, lo que podemos llamar Primer Roster de un equipo de béisbol" (ob., p. 5).

De esa manera va tejiendo la historia de los inicios del juego de pelota en la tradición norteña de manera organizada en Barquisimeto el Prof. Víctor Angulo, ahora trocado en cronista de una actividad recreativa y deportiva de la que es especialista y ha generado mucho impacto en los elementos conformantes de los nuevos imaginarios entre los rasgos identitarios locales y regionales barquisimetanos y larenses en el marco de la modernidad tardía implantada en Venezuela desde las primeras décadas del siglo XX, a través de lo que Rodolfo Quintero diera llamar en su libro ya clásico "La antropología del petróleo".

Por eso esta obrita que se comenta como nos decía también el amigo librero don Francisco Suárez en la Plaza Pedro León Torres de Barquisimeto, donde lo compramos por un dólar, por cierto, constituye una referencia y vale la pena detenerse en sus páginas, además en sus crónicas no sólo hay datos sino emoción.







 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 504 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: